Psicología

Inicio Adicciones Cómo eliminar el hábito de morderse las uñas

Cómo eliminar el hábito de morderse las uñas

Publicado por Israel Rios

La onicofagia es el nombre que se le da al hábito de morderse las uñas, un hábito que es más común de lo que parece. Casi un 50% de los niños lo tienen así como un 10% de los adultos.

Es en la niñez donde se pueden realizar algunos actos preventivos para poder acabar cuanto antes con este problema.

La realidad con estos datos es que la mayoría de los casos con solo un poco de autocontrol es posible eliminar este feo hábito sin necesidad de otras ayudas.

03-tren

Sin embargo hay otras veces en que el problema de onicofagia no es tan fácil de eliminar de nuestras vidas. Se necesitan de algunas técnicas como las que te vamos a enseñar en este artículo, métodos sencillos pero muy prácticos que sirven para conseguir nuestro objetivo.

Hay que tener en cuenta que el hábito de morderse las uñas es debido a otros problemas escondidos tal y como se ha demostrado en algunos estudios. No es solo un problema estético a la hora de querer resolverlo pues unos dedos sin uñas no son muy agradables de ver sino una manifestación de otros tipos de problemas.

Por ejemplo, la mayoría de los niños con onicofagia tienes problemas para desarrollar habilidades sociales. Como adultos este problema afecta a la propia autoestima ya que la persona percibe que no es capaz controlar sus impulsos. Y es asi en los casos más graves, un impulso incontrolable que requiere de ayudas específicas para poder eliminarlo.

Se trata de un hábito adquirido bien por imitación bien como válvula de escape a alguna situación de estrés buscando algo para tranquilizarse.

El problema puede llegar a ser tan grave como para afectar terriblemente a la vida de quien lo padece pero si no has llegado a ese extremo puedes aplicar estos sencillos pasos.

En primer lugar es muy importante llegar a sentir el querer quitarse el hábito y realizar un firme compromiso consigo mismo para hacelo.

En segundo lugar no se trata de reprimir el deseo de querer comerse las uñas se trata de eliminar ese deseo por eso no te reprimas cuando sientas ganas de querer comerte las uñas ya que eso simplemente no sirve.

En tercer lugar te proponemos crear un nuevo hábito, por supuesto más saludable, para sustituir el hábito de morderse las uñas. Por ejemplo, si identificas que en ciertas horas del día y ante ciertas circunstancias se repite el hábito de morderse las uñas comete una manzana por poner un ejemplo.

En cuarto lugar se ha demostrado cómo un sistema muy eficaz en un alto porcentaje de personas con este hábito el de las señales visuales. Muchas de estas personas no se dan cuenta de que se han llevado la mano a la boca y están mordiéndose las uñas por eso con una simple señal visual que les recuerde ya es suficiente para que en poco tiempo se quiten este mal hábito. Una uña pintada, un brazalete, etc. pueden servir por si mismas para acabar con este problema.

En quinto lugar la psicología inversa nos da una idea, se trata de dar rienda suelta al poder mordernos las uñas pero hacerlo de una forma ordenada, de tal forma que nos parezca raro y desagradable.

En sexto lugar tenemos las técnicas de relajación que debemos de aplicar sobre todo en los contextos que previamente hemos identificado como los detonantes del hábito.

Categorías: Adicciones