Psicología

Inicio Deporte La concentración en la Psicología del deporte

La concentración en la Psicología del deporte

Publicado por Israel Rios

La Psicología del deporte es una de las facetas de esta ciencia que más nos fascinan y por esos de vez en cuando os escribimos algún tema interesante que además podemos extrapolar no solo al deporte de alta competición sino a la vida, pensando en ello como en un deporte de alta competición.

En esta ocasión nos vamos a centrar en lo importante que es aprender a concentrarse en el mundo del deporte para poder conseguir los máximos objetivos.

0202_FL-Galleria-Vittorio-Emmenuele_2000x1125-1940x1091

Hay muchos factores psicológicos que afectan al rendimiento del deportista y la concentración es uno de ellos así como la motivación de lo que os hemos hablado en otro artículo.

Los grandes deportistas que han conseguido los más grandes logros son aquellos que ha logrado maximizar su capacidad de concentración y focalización en un solo objetivo pudiendo obviar todo lo demás que pueda resultar una distracción de tal forma que todas sus capacidades, todo su entrenamiento no se dispersa ni se pierde absolutamente nada para poder llegar a tener los mejores resultados.

En este caso concentración es la capacidad de poder focalizar toda la atención en un solo objetivo dándole así importancia a la capacidad de obviar todos los elementos distractores.

Imaginemos un estadio lleno pendiente de tu rendimiento en una prueba, en un partido, etc, la presión es mucha y esta aumenta afectando al rendimiento si no somos capaces de obviarla y concentrarnos en nuestro objetivo.

Los psicólogos del deporte se han dedicado a estudiar profundamente todas las variables que influyen en la mejora de la concentración para poder ayudar a los deportistas a mejorar enormemente su rendimiento.

Tengamos en cuenta que a nivel de deporte de élite y profesional las diferencias entre los grandes las pueden marcar estos detalles que no tienen que ver con la preparación física sino con la psicológica que una vez que la física es la óptima se puede mejorar para optimizar al máximo el rendimiento.

Pensemos en nuestro día a día, realmente si mejoramos nuestra concentración seremos capaces de mejorar nuestro rendimiento en el trabajo y en otros aspectos de la vida.

Pensemos en un tenista al que le llega la bola para poder golpearla, si toda su atención está al completo destinada en desarrollar su mejor golpe, en como llega la bola, donde quiere devolverla, etc su rendimiento será mucho mayor que si en su mente está esto y además un problema que tuvo antes de entrar a jugar, alguien del público que le dijo algo que no le gustó, un punto que perdió hace cinco minutos, etc.

El psicólogo del deporte va a ayudar a ese tenista a que mantenga al concentración como en el caso primero que hemos querido reflejar de tal forma que verá como sus marcas irán mejorando enormemente.

Tengamos en cuenta que la concentración debe de ser algo natural y no forzado y para ello se necesita de mucha práctica, en el momento en el que estamos pensando que tenemos que concentrarnos ya no estamos en concentración.

Categorías: Deporte