Psicología

Inicio Aprendizaje Terapia a través del juego: ludoterapia

Terapia a través del juego: ludoterapia

Publicado por María Gómez

A veces, es muy complicado practicar una terapia convencional. Ya sea por el tipo de trastorno  o por el tipo de paciente, con frecuencia, acudimos a otras formas de llegar a la persona, tanto para la aplicación del tratamiento como para llegar a un diagnóstico claro.

man-798989_1920

En este contexto, nos referimos hoy a la ludoterapia.  Se trata de un tipo de terapia que utiliza el juego como recurso principal. Aunque a priori el público diana al que va dirigido son los niños, también resulta muy efectivo en terapia de adultos y en el ámbito geriátrico.

La terapia por el juego ayuda a que el paciente exprese lo que lleva en su interior . Es una técnica muy eficaz de desahogo, tremendamente útil para promover un espacio de comunicación donde el paciente se sienta más libre y seguro.

La estimulación sensorial que produce el juego favorece la creatividad y la proyección del interior emocional que podrá ser expresado mediante el lenguaje mientras se realiza el juego. En numerosas ocasiones, es más fácil expresarse en un ambiente lúdico que en una sesión de terapia usual.

Se procurará disponer de un espacio confortable, donde se creará un ambiente de confianza que favorecerá la apertura emocional del paciente.

El sistema nervioso central también será estimulado con esta técnica lo cual originará una disminución del estrés por la descarga emocional.

No se necesitan juguetes especiales.  Están al alcance de todos productos como la plastilina, muñecos de trapo o de plástico, piezas de construcción, cubos, palas, etc. Del mismo modo, podremos siempre echar mano de utensilios cotidianos a los que podamos darles un uso lúdico como palas de madera de cocinar, tupper ware, botellas de plástico vacías o pajitas.

El tipo de juego dependerá de la edad del paciente y el objetivo que pretendemos conseguir. Si buscamos estimulación sensorial de algún tipo, podremos hacer ruido poniendo en contacto dos objetos o poniéndolo sin contraste de colores,etc. Si buscamos la expresión de una emoción latente, entonces será más adecuado entablar una especie de diálogo entre dos muñecos de manera que el paciente no tenga que exponer sus miedos en primera persona sino a través de un personaje creado por el muñeco.

Se trata pues de un ámbito muy dinámico y personalizado por lo que el terapeuta deberá formarse adecuadamente para poder adecuar la terapia a cada paciente y poder sacarle el máximo partido. Tendrá que dominar el uso de los juguetes teniendo en cuenta las propiedades de cada uno para la adecuada aplicación de la terapia.

El juego por definición produce diversión, y la diversión produce mejoras a nivel psico-emocional y físico. Por tanto, no debemos despreciar el poder del juego como elemento principal en cuanto a participar en el bienestar de una persona ya sea como causa misma o como componente que desencadene otro proceso. Se ha comprobado que el aprendizaje mediante el juego es más significativo. Cuidemos de nunca perder el niño que llevamos dentro. Hagamos que sea una experiencia transversal que nos acompaña a lo largo de la vida.

Categorías: Aprendizaje