Psicología

Inicio Ansiedad, Estrés Aprende a reducir el estrés en el trabajo

Aprende a reducir el estrés en el trabajo

Publicado por Israel Rios

Trabajar es algo completamente necesario en nuestros días pero no siempre conseguimos tener ni el trabajo deseado, ni el horario que nos permita tener el tiempo libre para realizar otras actividades, etc.

El trabajo es una actividad que por la responsabilidad que trae consigo nos puede producir una gran cantidad de estrés, estrés al que todos estamos sometidos en mayor o en menor medida dependiendo externamente de esa cantidad de responsabilidad que hemos hablado, del acumulamiento de al carga de trabajo y también interiormente depende de la personalidad de cada uno y de las herramientas de que disponga para poder afrontar ese estrés.

32075_stamarianaranco

De eso es precisamente de lo que vamos a tratar en estas lineas. Os vamos a dar algunas armas que puedan ayudaros a afrontar ese estrés que puede producir en vosotros la actividad laboral. Como siempre decimos hay cosas que no podemos cambiar pero como las recibimos y gestionamos psicológicamente y emocionalmente si podemos cambiarlo para poder tener una vida más feliz y plena. Además realizaremos nuestro trabajo de una forma mucho más adecuada si la hacemos si estrés o por lo menos con un estrés mucho más suave gracias a la puesta en práctica de estos pequeños pero efectivos trucos.

La primera regla para calmar la ansiedad y el estrés es aprender a controlar la respiración. En unos artículos pasados os hablamos de la importancia de la respiración a la hora de controlar nuestro nivel de tensión. Por eso, aprender a realizar una respiración pausada nos ayudará a controlar el nivel de estrés o de ansiedad en las horas de trabajo más intenso.

Como ya os contamos, la respiración diafragmática es la más efectiva para todo esto, se trata de una respiración profunda y completa que llena nuestros pulmones llevando más oxígeno a cada rincón de nuestro organismo.

Miremos nuestros pensamientos y cambiemos todos los pensamientos negativos del tipo, no voy a poder, esto es demasiado para mi, me van a despedir, etc por pensamientos positivos y motivadores como voy a estar bien, ahora es momento de relajarme y sentirme bien, todo esto es pasajero y pronto va a pasar, etc.

Otra opción es la de salir del escenario en donde estamos sufriendo esa ansiedad para dar un paseo de 10 o 15 minutos en donde despejaremos nuestra mente para poder retomar con fuerza y una nueva perspectiva el problema que habíamos dejado atrás y poder así resolverlo o por lo menos eliminar esos niveles de estrés tan impactantes para nuestro organismo. No olvidemos que el estrés provoca infartos a ciertas edades y el infarto es la mayor causa de muertes en todo el mundo.

La organización de nuestro trabajo a través de una agenda, dividiendo lo que tenemos que hacer en pequeñas tareas puede hacer alcanzable lo que por estrés nos parece inalcanzable. Aprender a ir paso a paso alcanzando pequeñas metas que en ascenso nos llevarán hasta el objetivo final.

Hablar con otras personas nos ayudará también a controlar los niveles de estrés. También es importante aprender a delegar en otros para quitarnos carga de trabajo innecesaria.

Categorías: Ansiedad, Estrés