Psicología

Inicio Flores de Bach Flores de Bach para el Insomnio

Flores de Bach para el Insomnio

Publicado por Malena

Edward Bach (1886-1936), médico galés, fue el creador de la terapia alternativa a base de elementos florales, para equilibrar los estados emocionales, que él consideraba eran la causa de todo desequilibrio físico.

Este profesional pretendía mostrar que las enfermedades son señales que hay que interpretar para llegar a entender cuáles son sus raíces verdaderas.

flores-de-bach-para-el-insomnio

La acción de las flores llevan a un mayor conocimiento del si mismo y de esta manera a cometer menos errores, a corregir fallas de carácter y mejorar cualquier otro defecto que hacen que se pierdan las fuerzas, la serenidad y que las personas se mantengan bloqueados sin la posibilidad de crecer.

Esta técnica la introdujo en la Argentina, en la década del 80, el Dr. Florencio Escardó, afamado médico argentino y la Dra. María Luisa Pastorino.

El Dr. Edward Bach fue un hombre de gran sensibilidad humana y de profundo amor a la naturaleza.

Estaba convencido que la cura de las enfermedad debía ser incruenta y que no debía provocar sufrimientos.

Se especializó en bacteriología realizando investigaciones sobre toxinas intestinales, y luego se dedicó a la homeopatía, aunque también era muy respetado como médico alópata.

Sabía que en la naturaleza estaba la respuesta para todos los males y trataba de buscar un método de curación que fuera eficaz, fácil de tolerar y simple.

Al mismo tiempo, estaba perdiendo la salud, llegó a sufrir una severa hemorragia y se le detectó una enfermedad incurable con un pronóstico de sólo tres meses más de vida.

Frente a esta situación tomó la decisión de abandonar su laboratorio, destruir todos sus trabajos científicos, cerrar su consultorio, dejar a todos sus conocidos y radicarse definitivamente en Gales, la tierra donde habían nacido sus padres, para dedicarse por completo a investigar en la naturaleza y elaborar así un nuevo sistema de cura.

Construyó una casa de madera él mismo y con la base de sus conocimientos homeopáticos y de su capacidad para captar información de las flores, se dedicó de lleno a su tarea.

Probó en si mismo el resultado de sus descubrimientos y consiguió la curación total de su enfermedad.

Las flores permiten tomar conciencia de las emociones perturbadoras y su efecto negativo sobre la salud, produciendo un cambio positivo y la posibilidad de aprender de la experiencia, dejando atrás la depresión y la angustia.

El insomnio es un padecimiento que hoy en día sufren millones de personas y las razones son múltiples y complejas. La cantidad de fármacos que se venden para poder dormir son una muestra de la magnitud de este fenómeno.

Las preocupaciones, la ambición, el estrés, la ansiedad, el miedo, la angustia y la pérdida de la fe son algunos de los motivos que pueden provocar insomnio.

Existen algunas fórmulas combinadas de flores de Bach que son útiles para tratar distintas situaciones emocionales.

Para el tratamiento del insomnio la combinación de flores es la siguiente:

Verbain (verbena): Para los que se despiertan a la madrugada con muchos pensamientos.

White Chestnut (castaño blanco): Para los pensamientos reverberantes que impide conciliar el sueño.

Impatiens (Impaciencia): Para el sueño superficial, que hace que la persona se levante cansado.

Agrimony (Agrimonia): Para el que no se va a dormir porque teme no poder conciliar el sueño.

Se pueden incluir la combinación de las cuatro flores en un mismo frasco.

Lo ideal es conseguir una farmacia que venda el producto original que es importado del Reino Unido. Consta de una caja que contiene un set de 38 flores básicas, de las cuales, el farmacéutico sólo utilizará dos gotas de cada una para luego diluírla en agua con una pequeña porción de brandy, para su conservación, en un frasco gotero de 30 cm3.

La persona deberá realizar seis tomas diarias de cuatro gotas cada una hasta que terminen sus síntomas.

Las flores no actúan preventivamente, sólo en presencia del malestar o síntoma.

Se recomienda realizar una impregnación del producto cuando se toman por primera vez en la forma siguiente:

La primera hora tomar cuatro gotas cada diez minutos.

La segunda hora, cada veinte minutos y luego continuar cada hora
durante dos días, dentro de las posibilidades de cada uno.

Posteriormente se continuarán tomando cuatro gotas seis veces por día.

Categorías: Flores de Bach