Psicología

Inicio General En la punta de la lengua

En la punta de la lengua

Publicado por María Gómez

Cuántas veces nos hemos encontrado diciendo que tenemos una palabra,  el nombre de un actor o de un libro en la punta de la lengua (PDL).

Los adultos cuentan con un extenso léxico al que acceden con normalidad.  Sin embargo, en ocasiones se presentan dificultades a la hora de seleccionar la palabra adecuada, como puede ser el caso de este fenómeno. Es bastante frecuente y cotidiano y  es considerado normal  pero no por eso carece de interés.

woman-thinking-835371_1920

En este estado, se produce una intensa percepción de que se sabe la palabra incluso de que está al borde de la conciencia pero por algún motivo no traspasar el umbral.  Es frecuente recordar el contexto de la palabra información relacionada con ella. Estrategias frecuentes para promover la aparición del término buscado son buscar sinónimos o alternativas que nos ayuden a realizar inferencias que permitan la emisión de la palabra. El individuo sabe que es cuestión de tiempo que aparezca como un flash fotográfico.

En realidad se trata de un fallo fonologico que no se activa tras la movilización semántica. Por otro lado, tenemos claras las características de la palabra, el número de sílabas o la letra inicial de la palabra.

Además  estamos ante  una experiencia de carácter subjetivo que nos produce una alta frustración al igual que una sensación  de incomodidad. Tengamos en cuenta además cuando esto nos suceda, que cuánto más empeño pongamos en recordar el ítem, más dificultades encontraremos para recordarlo.

Otro rasgo a destacar es aquel que considera las palabras que utilizamos con más frecuencia son menos susceptibles de  sucumbir a este fenómeno.

Neurológicamente, ubicamos el FPL  en la corteza prefrontal, la parte del cerebro relacionada con nuestra memoria.  Aunque  se da en personas de todas las edades, es muy frecuente que en mayores su aparición sea más habitual.  Una vez más, apelamos a los beneficios de mantener el cerebro activo realizando actividades de tipo intelectual para mantenerlo en forma.

Es curioso el hecho de que también se ve más en personas que hablan más de un idioma. Concretamente, en el idioma que menos domina o que menos se utiliza se encuentran muchas veces con que al querer expresar cualquier idea les falla una palabra que tienen en la punta de la lengua.

Aunque provoque cierta ansiedad, lo mejor es dejar de pensar en ello durante un tiempo, y dejar que, de manera espontánea, emerja la palabra escondida en algún lugar de nuestro cerebro. En resumen, cuanto más nos empeñemos en buscar la palabra y en emplear energía en ello, más dificultades encontrará tu cerebro para hacértela llegar. Pensarás que ha brotado a tu memoria como por arte de magia.

Últimamente, ha aparecido otra teoría acerca de que el fenómeno de PDL acontezca. Se trata de que la palaba sea accesible a la memoria. Para ello, el cerebro busca el concepto, después le asocia una palabra y , finalmente, pone en marcha el engranaje para que los sonidos correspondientes sean activados. El paso tres es el que suele estar comprometido en este proceso.

Ahora ya sabrás un poco más de ésto cuando te vuelva a suceder,  pueder ser hoy mismo.

Categorías: General