Psicología

Inicio Depresión, Personalidad La versión light del trastorno bipolar o ciclotimia

La versión light del trastorno bipolar o ciclotimia

Publicado por Israel Rios

Ya hemos hablado en otro momento de uno de los trastornos de personalidad más estudiados, la bipolaridad. Pero hoy vamos a centrar nuestra atención en un trastorno muy parecido que puede llevarnos a engaño creyendo que estamos ante un problema de bipolaridad cuando en realidad estamos ante un problema de ciclotimia.

tlmd_tlmd_012712_ciclotimia

La ciclotimia es un trastorno que tenemos que enmarcar dentro de los llamados trastornos de la personalidad y podemos decir que es un poco menos severo o grave que la bipolaridad pero con síntomas bastante parecidos.

Pero vamos a estudiar un poco más a fondo lo que es este problema para poder tener más conocimiento del mismo.

Siendo más concretos se trata de un trastorno del estado de ánimo que afecta a nuestra personalidad enormemente. Su característica principal es que el sujeto pasa por fases de depresión leve y de hipomanía leve, o sea, dos extremos del estado de ánimo bastante acusados que hacen que se parezca mucho a la bipolaridad tal y como te hemos estado explicando.

Según los libros de diagnóstico de esta enfermedad se dice que un adulto presenta ciclotimia cuando tiene los síntomas de forma continuada al menos durante dos años, y en caso de personas de menos edad, al menos durante un año.

Se trata de una inestabilidad bastante discernible del estado del ánimo pasando de estados leves de tristeza o depresión a estados leves de euforia. Hablamos de estados leves porque es en esto en lo que se diferencia básicamente de la bipolaridad ya que en lo demás es practicamente idéntica.

Es difícil que una persona con ciclotimia llegue a un diagnóstico y tratamiento del mismo sobre todo porque los periodos de estado de ánimo eufóricos son tan leves que podrían catalogarse como una mejoría de la ligera depresión estando en ese momento en un periodo de normalidad.

Pero lo que nos tiene que hacer sospechar es la inestabilidad en sí misma, el pasar de un estado a otro con relativa frecuencia. Esto es lo que debe de encender las luces de alarma.

Se da sobre todo en la fase adulta y de igual manera en hombres y en mujeres. Además hay un porcentaje de personas con ciclotimia que pueden avanzar en su estado hacia una más evidente bipolaridad de tipo II y en algunos casos a la de tipo I.

La hipomanía es mucho menos destructiva que la manía que son las fases de alteración, excitación e hiperactividad de la ciclotimia y de la bipolaridad respectivamente. Es por eso que no se toma tan en cuenta el cambio de la depresión a la hipomania en el caso de la ciclotimia.

El caso es que una persona con este trastorno tiene muchos problemas en su vida diaria por lo que un tratamiento se hace más que necesario para poder llegar a tener una vida normal.

Tengamos en cuenta que la ciclotimia no solo no va a mejorar espontáneamente sino que nos puede llevar a un problema mucho mayor con el paso del tiempo, o sea, a un problema de bipolaridad.

Categorías: Depresión, Personalidad