Psicología

Inicio Educación Consejos definitivos para no malcriar a tu hijo

Consejos definitivos para no malcriar a tu hijo

Publicado por Israel Rios

Hay una frase que es una verdad de esas que no se pueden negar y es que un niño maleducado no nace sino que se hace y esto es responsabilidad de los padres.

Actualmente en nuestra sociedad moderna es muy normal ver a niños que someten a sus padres, que los tienen a su merced y capricho. Eso es lo que hemos querido expresar con la foto de arriba, pero esto no es algo ni mucho menos que debemos de tolerar.

Torino

Los que somos de mas de 40 años sabemos bien que en la mayoría de los casos nuestros padres y en general cualquier figura adulta era para respetar completamente si es que no queríamos meternos en un lío tremendo. Nuestros padres sabían imponer su autoridad y así los niños sabíamos cual era el rol de cada uno.

En todo caso vamos a hablar de algunos de los más típicos errores que como padres se han cometido y se siguen cometiendo influyendo negativamente en la educación de nuestros hijos de tal manera que en un futuro se convierten en personas con problemas de adaptación a la sociedad a la que pertenecen de tal forma que como padres tenemos una gran responsabilidad para que esto no suceda.

Tengamos bien claro que la conducta de los padres y la forma en la que educan a sus hijos va a ser la responsable en un ciento por ciento de la personalidad que desarrolle el niño en esos primeros años de vida.

Un niño malcriado es aquel que consigue todo lo que quiere sea como sea y sus padres se lo consienten, a veces para no escucharlo más pero en realidad están cometiendo un flaco favor para su hijo.

Te vamos a dar un pequeño catálogo de errores comunes que los padres suelen cometer y que lleva a la malcrianza de sus hijos.

Lo primero de todo es hacer sentir en todo momento a tu hijo que es el centro de toda tu vida y que todo gira alrededor de él. De esta forma no va a tolerar bajo ningún concepto que la atención de ellos se derive hacia otra parte.

Otro problema muy común es que los padres suelen prestar atención a los niños cuando se comportan mal, gritan, lloran etc pero cuando están tranquilos y portándose bien no suelen recibir un refuerzo positivo que les ayude a entender que ese es el comportamiento correcto. Lo mejor es retirar el refuerzo negativo, o sea, no hacer caso cuando llora y patalea e introducir en todo momento que lo merezca el refuerzo positivo.

Es importante poner normas a tu hijo, hablarlas con él, que las comprenda e incluso que conozca cuales son las penas o castigos por inclumplirlas así como los premios por cumplirlas.

De esta forma aprende que en la sociedad a la que pertenece hay reglas que cumplir y que si no se hace así puede haber represalias.

Hacer regalos a tu hijo cuando no procede puede ser negativo, mejor hacerlo como refuerzo positivo en los momentos adecuados.

Categorías: Educación