Psicología

Inicio Personalidad La resiliencia para afrontar las adversidades

La resiliencia para afrontar las adversidades

Publicado por Israel Rios

Según podemos ver en el diccionario de la Real Academia española, este término que nos puede sonar un poco raro, resiliencia, tiene el siguiente significado: capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente, etc.

Como podemos imaginar es un arma que bien podemos aprender a utilizar para poder tener una mayor calidad de vida pues las circunstancias desagradables son inevitables de tal forma que lo único que podemos controlar a duras penas es la forma de reaccionar antes las mismas y como hemos visto en su definición, la resiliencia es una capacidad mas que atrayente para poder superar todas las dificultades que nos aparecen en la vida.

grand-residences-002-1024x683

Una persona resiliente no solo sabe afrontar las dificultades sino que las vence y sale de ellas completamente fortalecido y preparado con nuevas armas para afrontar nuevas adversidades.

Son personas con una tenacidad tan grande que son capaces de sacar provecho y lo mejor de las peores circunstancias ante las cuales, una persona sin dicha capacidad de resiliencia caería en depresión, ansiedad, estrés, etc.

Por lo tanto es una capacidad que nos ayuda a superar tantas situaciones desagradables en la vida ayudándonos a ser más felices y a ser personas con las que otros quieren estar por su capacidad resolutiva, positivismo, etc.

Para poder aprender a ser personas con esa resiliencia y que no exploten con ataques de ira y ansiedad cada vez que se encuentran ante una dificultad más o menos grave podemos empezar por no guardar los problemas en un lugar inaccesible y afrontarlo de una vez y para siempre. El resiliente no huye de las adversidades, más bien las afronta inteligentemente aprendiendo de ellas y sacando todo el provecho posible.

Lo que debemos de dejar claro es que la resiliencia no es una capacidad innata sino que es una capacidad aprendida. Estos es fundamental dejarlo claro para poder dejar sentadas las bases para aprender a ser resiliente. Las personas con esta capacidad se debe a que la han aprendido de los modelos que lo rodean desde pequeños, padres, profesores, etc.

Para desarrollar esta capacidad es fundamental cuidar a las amistades ya que en los momentos más duros van a ser las personas en cuyos hombros descansaremos de tanto dolor sin lugar a duda. Por eso, lucha por conservar a todos tus amigos como un tesoro que te ayudará en tus peores momentos.

Céntrate en las soluciones sin lamentarte por la situación actual siendo una persona positiva.

Una persona resiliente es alguien que tiene los objetivos claros y que lucha por ellos sin desviarse a pesar de las dificultades que se puedan presentar.

También son personas realistas y que se amoldan a las situaciones conforme vienen.

Se caracterizan también por ser personas activas. Si necesitamos algo para encontrar una solución no podemos esperar que nos lo traigan a nuestra casa en donde estaremos en plena depresión o ataque de ansiedad porque las personas resilientes se lanzan a la acción a encontrar las soluciones al problema planteado.

También son personas que se dejan ayudar y saben cuando llegó el momento de buscarla.

Categorías: Personalidad