Psicología

Inicio Psicología Clínica Ciclotimia, la hermana pequeña del trastorno bipolar

Ciclotimia, la hermana pequeña del trastorno bipolar

Publicado por María Gómez

Por todos es más o menos conocido el concepto de trastorno bipolar que alterna períodos de tristeza con períodos de euforia.  Sin embargo, existe una variante menos conocida pero más crónica cuya sintomatología se manifiesta de una manera más leve. El concepto en cuestión se conoce como ciclotimia.

friends-536896_1920

Su diagnóstico puede ser fácilmente confundido con otros trastornos o, incluso pasar desapercibido ya que las fases de manía y depresión suelen ser suaves, sin que presente una alteración importante en la vida cotidiana del individuo a simple vista.

No obstante, puesto que se trata de un estado de ánimo alterado, se caracteriza por el desarrollo de un desequilibrio emocional. Estamos ante un trastorno poco conocido pero que seguramente muchas personas se puedan ver reflejadas en su cuadro sintomático. Además, estas manifestaciones suelen ser consideradas por la población como normales, convencionales, que están dentro de la norma, por lo que no se les atribuye connotación patológica alguna.

Si bien no es un trastorno muy frecuente, la persona que lo sufre necesitara ayuda psicológica para lidiar con el mismo, porque, aunque no en todos los casos,cabe la posibilidad de que deriven en un trastorno bipolar.

Si conoces a alguien que pueda presentar este trastorno, no dudes en recomendarle que solicite información, que busque ayuda de un profesional que pueda ofrecer terapia cognitivo-conductual, y orientaciones sobre habilidades sociales; que mantenga un estilo de vida saludable, incluyendo el mantenimiento de ciertas rutinas, en aras de favorecer la mayor regularidad posible de ciertos hábitos de sueño, de alimentación, etcétera. Por supuesto, la persona con ciclotimia se puede tratar de manera holística combinando diferentes tipos de tratamiento que favorezcan una intervención adecuada.

Si no se presta la atención necesaria es muy posible que la persona ciclotímica presente problemas sociales, familiares, laborales y personales debido a sus inestabilidades emocionales, lo cual le podría empujar a consumir ciertas sustancias para evadirse de los problemas, o bien, sumergirse en un estado de ansiedad importante. Todo esto, dificulta enormemente el desarrollo personal del individuo.

Con frecuencia, suelen ser personas consideradas raras o extravagantes debido a sus cambios de humor pero no suelen ser percibidos como sujetos que necesiten psicoterapia.  Este es uno de los motivos por los que se considera un trastorno poco frecuente no tanto por su poca emersión sino por su difícil diagnóstico.

Un indicador de que alguien puede estar padeciendo este trastorno sería el tiempo. Es decir, para que se considere una persona ciclotímica los síntomas deben de estar presentes, al menos, 2 años  en adultos y un año en niños y adolescentes para que no sean confundidos con las fluctuaciones normales propias de el devenir de la vida.

Además, existen diferencias interpersonales en cuanto a el desarrollo del trastorno. Hay personas que necesitan tratamiento de por vida, mientras que otras, tras un periodo de psicoterapia en el que aprender a gestionar  sus comportamientos y sus pensamientos, consiguen normalizar su situación.

Puesto que se suele iniciar en la adolescencia tardía, será conveniente aplicar estrategias de educación adecuada desde niño como táctica preventiva, sobre todo si somos conocedores de antecedentes familiares de trastorno bipolar noticia o cualquier otra enfermedad mental.

Categorías: Psicología Clínica