Psicología

Inicio Motivación, Psicología Cognitiva Activa tu creatividad con el Método Scamper

Activa tu creatividad con el Método Scamper

Publicado por María Gómez

Cuando la creatividad no aparece por sí sola, podemos invocarla. No se necesitan ritos extraños sólo conocer algunas técnicas que nos darán soporte para que se nos ocurran ideas cuando parece que no hay manera de que surjan. Existe una gran variedad de técnicas destinadas a fomentar la creatividad. Hoy vamos a presentar método  para generar ideas y puntos de vista novedosos De una manera dirigida Y estructurada.

idea-1296140_1280

El método Scamper toma su nombre de las iniciales de las acciones que se irán realizando en torno a la generación de ideas con respecto a un objeto, un servicio o un proceso concreto. Así, Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Buscar otros usos, Eliminar y Cambiar la forma se convierten en las operaciones a realizar siguiendo el orden marcado. Para desarrollar el método se tendrán que plantear preguntas relativas a cada concepto para que el grupo las responda fomentando así la creatividad y estimulando la imaginación. Eso sí, el pensamiento es dirigido hacia un campo específico en cada operador.

Su objetivo principal no es crear algo nuevo sino modificar algo ya existente en mayor o menor medida u orientarlo hacia un destino diferente.

Es recomendable, pues, que una vez que hemos decidido emplear este método, nos tomemos un tiempo para elaborar una batería de preguntas de cada categoría basándonos en el producto o la situación dada. Por tanto, la planificación optimizará los resultados.

Obliga a tratar el producto bajo varias perspectivas diferentes obligando a la mente a trabajar desde diferentes enfoques, lo cual redundará en ideas curiosas y sugerencias originales cuya aparición habría sido más complicada espontáneamente.

Su aplicación es sencilla y no requiere de elementos externos. Además, se puede aplicar tanto individual como grupalmente y en ámbitos tan diversos como el empresarial, el educativo o lo cual la convierte en una herramienta tremendamente útil y poderosa. Asimismo, el carácter dinámico de su aplicación favorece que el ambiente en el que aplica esté distendido, sea lúdico y divertido, condiciones que favorecen la activación de la creatividad por si mismas. Pronto surgen ideas disparatadas, absurdas o extravagantes que suelen ser la base de la gran idea.

El proceso se iniciaría con la definición de la situación a tratar. Es importante que todo el mundo tenga claro alrededor de qué va a girar el encuentro creativo. En segundo lugar, se procede a formular las preguntas de cada categoría y a responderlas, llevando un registro minucioso de las respuestas seleccionadas. Para finalizar, se efectuará un filtrado y evaluación de las respuestas en base a unos criterios concretos establecidos normalmente con anterioridad.

No obstante, al tratarse de una metodología basada en el pensamiento dirigido, impide que otras habilidades o estrategias se activen, como el pensamiento lateral, lo cual puede dejar varias cuestiones novedosas en el aire. Por tanto, cuanto más conozcamos la técnica y el ámbito en el cual se va a aplicar y el objetivo perseguido más efectiva será. Igualmente, siempre podremos combinar varias técnicas que abarquen todos los aspectos relacionados con la creatividad que queramos.

 

 

Categorías: Motivación, Psicología Cognitiva