Psicología

Inicio Familia, Psicología de Niños Ayudar a comprender a los niños la separación de los padres

Ayudar a comprender a los niños la separación de los padres

Publicado por Israel Rios

El momento de la niñez, los primeros años de vida son fundamentales para que el niño tenga un desarrollo sano a nivel físico, psicológico y emocional y teniendo en cuenta que cada uno de estos aspectos puede afectar a los otros dos hay momentos importantes que como padres debemos de tener en cuenta para saber como evitar problemas mayores en estos procesos.

14044299

Un problema cada vez más recurrente y normal al que se deben de enfrentar los más pequeños en las familias de hoy en día es el de la separación de sus padres. Una separación que puede ser más o menos amistosa pero que en todo caso va a afectar al niño de forma fuerte a no ser que como padres responsables sepamos separar el tema de la separación del de la educación del hijo que tenemos en común.

Está claro que no siempre se da el clima más adecuado para evitar estos efectos colaterales en los más pequeños pero lo ideal es que esta separación se de de forma pacífica y que como padres juntos podáis explicar al niño o niña lo que está pasando para ayudarlo a comprender. Pero siempre dentro de un clima lo más pacífico posible.

Los padres a pesar de sus problemas deben de saber separar su separación de la educación del hijo o hijos que tienen en común. Para ello deben de llegar a acuerdos de mínima amistad por lo menos delante de los niños.

Tengamos en cuenta que para un niño el que sus padres se separen es algo incomprensible y lo pueden llegar a tomar como un abandono o incluso se pueden llegar a sentir culpables de esa separación. Esto hay que evitarlo a toda costa y que los dos padres refuercen en todo siempre a sus hijos en los momentos de la separación.

Deben de sentirse queridos por su padre y por su madre durante la separación y llegar a comprender que lo que pasa no es algo anormal sino que está dentro de las posibilidades en cualquier padre o madre del mundo.

Muy difícil sería el que uno de los dos culpase directamente a la llegada del niño del hecho de que se separen, que hubiera maltrato físico por parte de uno de los progenitores, que los familiares digan en presencia de los niños cosas negativas de sus padres, que los padres se peleen e insulten enfrente de sus hijos.

Todo esto podría generar problemas de adaptación, depresión, ansiedad, rabia, agresividad, fracaso escolar, baja autoestima, en definitiva, toda una catástrofe en el niño.

Algo que se puede evitar si los padres que se separan son consecuentes y ponen de un lado sus diferencias cuando se trata de los hijos que tienen en común llegando a acuerdos con los que no van a evitar la separación pero si muchos problemas en el desarrollo normal de sus hijos.

Los dos deben de comunicar al niño que se van a separar con palabras suaves y de común acuerdo y porqué lo van a hacer. En ese mismo momento los dos deben de dejar bien claro al niño que el no tiene la culpa de esta separación. Y dejar claro con quién se va a quedar y como van a ser las visitas del otro progenitor.

Categorías: Familia, Psicología de Niños