Psicología

Inicio Aprendizaje, Psicología de Niños Cómo ayudar a que tu niño vuelva al cole

Cómo ayudar a que tu niño vuelva al cole

Publicado por Israel Rios

Ahora estamos en plena temporada de vacaciones y todo es felicidad para los más pequeños. Pueden compartir a tiempo completo con sus padres, lo cual es muy importante para ellos, pueden jugar y descansar todo lo que quieras y además hacen actividades que no pueden realizar durante el resto del año, como ir a la playa, a la montaña o levantarse de la cama a la hora que quieran.

5b2f43c3dd33e371088ce003fc1231b3

Pero de repente, un día el niño deja de hacer todas estas actividades y entra de nuevo en  clase, con nuevos compañeros, nuevos profesores, en definitiva, la vuelta a la rutina pero con elementos desconocidos que la hacen todo un reto a nivel emocional y psicológico.

Otro factor que agrava esta vuelta al cole es que las vacaciones de los niños son muy largas. Prácticamente estamos hablando de una desconexión de todo lo que tiene que ver con al escuela de alrededor de tres meses.

Vamos a dar algunas claves para que los padres ayuden a que la vuelta al cole sea lo menos traumática posible para sus hijos.

El padre debe de resaltar al niño todos los aspectos positivos de volver a clase como por ejemplo, el reencuentro con sus amigos, el momento del recreo, las actividades deportivas o extraescolares que le gustan y va a volver a realizar, el poder contar a los demás su experiencia durante el verano, etc.

Los profesores también juegan un papel fundamental para que la transición sea lo menos traumática posible de tal forma que deberían evitar entrar de lleno desde el primer día en materia y ser más lúdicos en los primeros días de clase.

Por otro lado durante las vacaciones los padres deben de, entre el resto de actividades propias de las vacaciones, poner cierta disciplina a sus niños, unos pequeños horarios de repaso de materias del colegio e incluso tener un profesor particular que cada día le de una hora, por ejemplo, de la materia que más le cueste o incluso un pequeño adelanto de lo que va a estudiar el curso que viene.

El niño debe de seguir aprendiendo aunque sea en dosis mínimas para que el regreso sea menos traumático y no haya perdido sus herramientas de aprendizaje después de tanto tiempo sin usarlas.

El mes de septiembre sigue siendo un mes caluroso por lo que todavía se pueden seguir realizando actividades típicas del verano durante esa temporada en los días libres del niño. Si vives cerca de la playa puedes seguir visitándola, en caso contrario una piscina municipal por ejemplo.

Cuando se va acercando la fecha de vuelta al cole se pueden realizar algunas pautas como por ejemplo llevar en los días previos al niño a la escuela a reconocer el lugar de nuevo, ver algunos profesores con los padres, etc.

Visitar a lo compañeros antes del reencuentro en las aulas es otra estrategia para acolchar el trauma del regreso a clase.

Los padres deben de sacrificar su descanso cada día para poder llevar a los niños al parque, a pasear, jugar con ellos después de que ellos regresen de clase. De esta forma se crea una transición entre las vacaciones y la vuelta al cole.

Categorías: Aprendizaje, Psicología de Niños