Psicología

Inicio Psicología Educacional Celos infantiles

Celos infantiles

Publicado por Israel Rios

Hoy nos vamos a adentrar de nuevo en la psicología infantil que es una disciplina que sabemos que os interesa mucho como padres.

En esta ocasión vamos a tratar un tema muy común en las familias que tienen un hijo y van a esperar otro, se trata de los celos que se despiertan en el hermano mayor ante la llegada de un nuevo hermano.

11947621_1102082409819473_1101287117359991354_n

Comenzaremos diciendo que los celos son algo normal en los niños de muy temprana edad e incluso hasta llegar a la adolescencia. El papel de los padres, sin embargo es fundamental para poder atenuar los efectos de estos celos de tal forma que el niño pueda aprender mucho de esta situación nueva y aprenda a verlo de otra forma que no sea una amenaza.

La actitud de los padres ante esta situación debe de ser de completa tolerancia y comprensión de tal forma que sea percibida así por el niño pero sin quitar la parte de disciplina que debe de haber en todo hogar. El niño también debe de percibir la firmeza de los dos padres a la hora de no permitir ciertos comportamientos en este caso derivados de los celos hacia el hermano.

Ante la venida de un segundo hijo debemos como padres de estar prevenidos ante cualquier tipo de reacción por parte del primogénito. Con esto queremos decir que nos podemos llevar una sorpresa y encontrarnos con toda la colaboración del niño o de la niña, lo cual sería el mejor de los escenarios posibles.

Pero también está el otro extremo en el que nos encontramos con niños que no quieren saber nada de sus nuevos hermanos y manifiestan claros signos de violencia contra él y contra la madre. Evidentemente debemos de trabajar para poder parar todo esto a tiempo.

Hay otras formas menos evidentes de mostrar los celos ante lo cual los padres deben de prestar atención ya que se trata de niños que se vuelven apáticos y pierden interés por todo de tal forma que incluso pueden tener problemas en la escuela entre otros.

La solución en este caso es mucho más sencilla pues solo con un darle un poco más de amor, atención y cariño quedaría resuelto. El problema es que esta actitud puede quedar completamente eclipsada por la alegría ante el nuevo bebé de tal forma que los padres no se den cuenta del problema.

Las primeras fases del problema de los celos en los niños se manifiestan con falta de sueño y pesadillas e incluso con una actitud mucho más infantil buscando la atención que recibe el nuevo bebé.

Los padres deben de hacer de colchón ante la posibilidad de estos celos. Hablar con los niños, mantenerlos informados en todo momento e involucrados en el proceso antes del nacimiento.

Los padres deben de tener cuidado y no dejar de prestar atención al niño que hasta ese momento tenía la atención exclusiva. El niño debe de sentirse querido, comprendido, atendido e involucrado en el nacimiento y desarrollo del nuevo bebé.

Categorías: Psicología Educacional