Psicología

Inicio Psicología Social Dinámica del Grupo de Discusión

Dinámica del Grupo de Discusión

Publicado por Malena

La dinámica del grupo de discusión es el método básico para aprender a resolver problemas en grupo.

Cada vez más en el mundo se hace imperioso que los adultos adquieran la habilidad para enfrentar los problemas juntos.

Para conseguir este objetivo es necesario que se capaciten para adquirir el conocimiento, la comprensión, las actitudes y las habilidades que se requieren para participar con éxito en grupo.

Se trata de alcanzar un mayor grado de madurez y una mejor comprensión de la importancia de la discusión, del aprendizaje y de la decisión grupal; y de lograr una habilidad superior en el liderazgo, para poder trabajar de modo cooperativo e interdependiente.

Un líder de grupo tiene la responsabilidad de ayudar a definir los problemas, de organizarse con inteligencia para que el grupo sea productivo y de entrenar a los miembros para desempeñar cargos con responsabilidad.

El análisis de los hechos sociales muestra que las habilidades en las relaciones humanas son muy pobres y que se adquieren tardíamente.

La investigación de la dinámica de grupos de discusión, se centra en primer lugar en las actividades desarrolladas en el grupo; y en segundo lugar en su organización y en las interacciones entre los miembros durante el proceso de discusión.

Después del adiestramiento se puede observar que los miembros se transforman en personas más cooperativas, que están más dispuestas a aceptar responsabilidades relacionadas con su propia actividad y que han adquirido una mayor comprensión de los problemas de las relaciones humanas.

Al principio se puede observar resistencia general hacia el método propuesto de trabajo, pero esta etapa sirve para que los miembros se den cuenta de cómo su propia conducta obstaculiza el funcionamiento del grupo.

También se puede observar que muchos miembros que no suelen participar en los grupos, comienzan a intervenir en forma más cooperativa y menos competitiva.

En general, se observa que los que forman parte de una experiencia de esta naturaleza pueden lograr tomar conciencia de su propia conducta, comprender mejor a los grupos y adquirir mayor capacidad para ayudar a trabajar de una manera más productiva, eficaz e independiente.

La conducta de liderazgo resulta de la interrelación de factores ambientales, de la personalidad y de la percepción del ambiente del grupo y la auto observación y la auto valoración de los procesos del grupo son contenidos útiles que brindan la ocasión de practicar el adiestramiento.

La utilización de un observador para realimentar y auto evaluar el proceso, es una técnica muy valiosa para mejorar el funcionamiento de un grupo.

El estudio de la dinámica de un grupo de discusión muestra el crecimiento simultáneo del grupo y de sus miembros al analizar posteriormente la estructura del grupo y la pauta de fuerzas que determinaron las conductas; al analizar al individuo, la personalidad y las fuerzas internas que influyeron en la conducta, así como también el ambiente físico y social en que el grupo se desenvuelve.

Este análisis permite a los líderes comprender, predecir e influir en la conducta de los grupos.

La dinámica de los grupos de discusión posee un potencial de cambio social, democrático y de progreso.

Tanto el científico como el líder social deben cooperar con programas conjuntos de investigación y adiestramiento para mejorar los problemas de las relaciones humanas.

Fuente: “The Dynamics of Discussión Group, editado por The Society for the Psychological Study of Social Issues (SPSSI), Journal of Social Issues, Vol. IV, No.2, N. York, 1948. (Traducción de Elizabeth Jelin), “Dinámica del grupo de discusión”; Editorial Paidós, Buenos Aires, 1968.

Categorías: Psicología Social