Psicología

Inicio Psicología y Medicina La Reproducción Asistida

La Reproducción Asistida

Publicado por Malena

Robert Edwards (1925), fisiólogo británico, fue el que comenzó a desarrollar la técnica de fecundación in vitro; y junto a Patrick Steptoc, ginecólogo, realizaron por primera vez una concepción mediante fecundación en un laboratorio, haciendo posible el primer nacimiento de un bebé de probeta en 1978, llamada Louise Brown.

Después de ella nacieron en el mundo cerca de cinco millones de niños con esa misma técnica.

Edwards recibió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 2010, por su trabajo, ayudando con su revolucionario descubrimiento a muchas personas con problemas de esterilidad, a tener hijos.

Comenzó su investigación en la década de los años cincuenta, del siglo pasado, extrayendo un óvulo de una mujer y fecundándolo in vitro con esperma de un donante, volviendo a implantárselo una vez fecundado.

La concepción de un ser humano fuera del cuerpo de una mujer suscitó muchas controversias, tanto en el mundo científico como en el profano y religioso, que pusieron de manifiesto muchos prejuicios e ideas fantasiosas.

La doctora Ester Polak, médica especialista en endocrinología y ginecología; y profesora de Ginecología de la Universidad de Buenos Aires, y amiga del Dr. Edwards, asistió a sus conferencias y desde 1986 dirige en Buenos Aires el Centro Especializado en Reproducción (CER), asociado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Después de largos años de investigación, en 1997, descubrió la manera de preservar la fertilidad de las mujeres mediante la preservación de sus óvulos congelados. Los óvulos podían permanecer vivos en estado latente a la espera de ser fecundados.

Desde hacía década se podían conservar el semen y también se congelaban pre embriones, pero los óvulos no sobrevivían.

Mientras trataba de lograr preservar los óvulos, en 1987 creó el primer banco de donación de óvulos frescos en Latinaoamérica, y aplicó por primera vez en Argentina la criopreservación de pre-embriones,

En 1992 logró el primer embarazo en el país con pre embriones donados; y en 1997 creó el primer banco de óvulos cripreservados del mundo y con ese procedimiento nació el primer bebé en Argentina, llamado Lucas.

Los embriones se guardan perfectamente identificados hasta el momento de ser transferidos al cuerpo de las madres en el momento oportuno que puede ser después de muchos años.

Para la doctora Polak, que es consejera permanente de la Cámara de Diputados y Senadores del Congreso de la Nación, el único límite de la ciencia debe ser la ética, sin embargo aún no existe una ley que abarque todos los sectores sociales y sin límites de edad, ya que la experiencia ha demostrado que para la ciencia, la edad ya no significa ninguna barrera.

En los últimos veinte años hubo muchos proyectos sobre esta ley, pero ninguno prosperó.

Con respecto a la medicina regenerativa mediante células madres, los tejidos que generan estas células se obtienen de pre embriones humanos, pero en algunos casos también del mismo individuo.

La doctora Polak piensa que aún existen temas pendientes que le gustaría resolver, como el problema del deterioro físico y del intelecto por causa de la edad.

Fuente: “Viva”; 07/2012; “El único límite debe ser la ética”.

Categorías: Psicología y Medicina