Psicología

Inicio relaciones de pareja ¿Existe realmente la media naranja?

¿Existe realmente la media naranja?

Publicado por Israel Rios

Hay teorías sobre la frustración que se refieren especialmente a las expectativas de tal forma que cuando una persona forma expectativas demasiado altas frente a cualquier circunstancia de cualquier ámbito, acaba de frente contra el muro de la realidad causando la frustración.

Muchas parejas acaban rompiéndose porque acaban frustradas la una de la otra o una sola parte. Esto se puede deber a muchos motivos pero vamos a analizar un tema muy recurrente en el mundo de lo sentimental, de las parejas, se trata del tema de la Media naranja.

absolutmarbellapuertobanus

Cuando una persona pone las más altas expectativas en su nueva pareja pensando que es media naranja por su forma de ser, de sentir, de actuar, etc, es fácil que estas se desmoronen y acabe habiendo una tremenda frustración cuando empiecen a aparecer las diferencias entre ellos.

Muchas personas son incapaces de tolerar estas diferencias y aceptarlas y acaban con esa supuesta media naranja.

Esto nos lleva a la pregunta de si realmente existe la media naranja o es un mito que nunca se llega a alcanzar del todo.

La media naranja es esa persona que esperamos durante años y años y que se supone que nos complementa al cien por cien. Pensemos en la mitad de una naranja juntándose con la otra mitad de esa naranja. Todo encaja y eso es lo que esperamos de nuestra pareja.

Pero la realidad es que la complejidad de la mente y de las emociones humanas es tan grande que encontrar a otra persona que complemente perfectamente con la nuestra psicología es casi como ganar una lotería.

Hay otra parte que hace que desmitifiquemos todo esto de la media naranja y es el tema de que media naranja es algo incompleto y una persona se puede valer por sí misma a lo largo de la vida sea del sexo que sea. No se necesita de la otra parte realmente para poder realizarnos en la vida como queramos.

Se trata de un pensamiento que nos da un diagnóstico de lo vacíos que realmente nos sentimos. Un vacío que queremos llenar desde fuera con otra persona pero esto es un error bajo el punto de vista del equilibrio psicológico y emocional porque se depende demasiado de esa otra persona para nuestra supuesta felicidad y la desaparición de la misma de nuestras vidas supondría un revés inaguantable.

Por otro lado de forma más practica en el mundo de las relaciones de pareja el pensar en la existencia de la media naranja hace que la relación se encuentre siempre en jaque ya que en cualquier fallo o falta de consenso y de acuerdo se puede venir todo abajo. Todo por unas expectativas demasiado altas al respecto de lo que es una relación de pareja.

Abogamos por vivir las relaciones de forma más realista de acuerdo a lo que verdaderamente podemos esperar de la otra parte de la pareja y lo que la otra parte puede esperar de nosotros. De esta manera podréis ir buscando la adaptación entre los dos poco a poco hasta que con el paso de los años pueda parecer realmente que sois la media naranja del otro. Pero algo parecido requiere un trabajo entre ambas partes.

Categorías: relaciones de pareja