Psicología

Inicio Técnicas de Estudio Estudia con el método Leitner

Estudia con el método Leitner

Publicado por María Gómez

A la hora de estudiar, cualquier técnica o consejo que nos llegue será seguramente de gran ayuda, a pesar de ser un tema que, en general, no entusiasme demasiado. Así que, invitamos al lector a que abra su mente a nuevos métodos que, sin duda, facilitarán la ardua tarea de fijar conocimientos.
Queremos promover, además, un aprendizaje a largo plazo y no la simple acumulación de conceptos con el único objetivo de aprobar un examen. La vida no merece esa pérdida de tiempo.

En vista de lo cual, hoy vamos a conocer un método cuyo objetivo es lograr que la información se mueva de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Éste es el gran desafío del aprendizaje.
El método Leitner funciona de un modo interactivo y correctamente utilizado, suele ser bastante eficaz. Debido a su dinamismo puede resultar hasta divertido y podrás convocar pequeñas competiciones con tus compañeros.
El funcionamiento es sencillo pero para empezar agénciate cinco cajas de tamaño suficiente para que puedas introducir fácilmente los documentos, y numéralas.
Fracciona el contenido a estudiar en temas, conceptos, fichas de aprendizaje o cualquier otra categoría que se adapte a tu situación de aprendizaje. Una vez que disponemos de los documentos, los introducimos en la caja 1. Los vamos sacando uno a uno y exponiendo de algún modo los conocimientos que tenemos acerca de él (realizando una lectura profunda, subrayado, exponiéndolos a nosotros mismos o redactándolos, etc). Después, comprobamos si los hemos interiorizado o no. En el primer caso, el documento pasa a la caja 2 pero si la situación es la segunda entonces continuará en la caja 1. Este proceso se irá realizando sucesivamente hasta que todos los documentos acaben en la caja 5.
Disponemos de cierta flexibilidad a la hora de temporalizar el paso de una caja a otra, es decir, que por ejemplo, en caso de tener una prueba al cabo de dos semanas, nos podemos dar un par de días de plazo para pasar de la caja 1 a la 2, tres días del paso de la 2 a la 3, nos daremos cuatro días de la 3 a la 4 y seis días de la 4 a 5. Estos intervalos marcan los días de repaso de los documentos que están en cada caja.
Por otro lado, en caso de organizar el estudio a largo plazo podemos espaciar más los repasos de cada caja. Por tanto, según las circunstancias, cada estudiante será libre de adaptar este paso.
Ahora bien, tendrás que tener en cuenta que deberás disponer de algunos días de margen para repasar todo lo que haya en la caja 5. Cualquier documento será susceptible de volver a una caja anterior en caso de no haber interiorizado los conocimientos plasmados en él. Obligamos de esta manera a que nuestra memoria trabaje bajo un impulso extra.
Es un método muy potente y muy maleable que podrás adaptar a distintas situaciones dependiendo del objetivo que quieras alcanzar.
Sin duda, es interesante como reto personal al menos hacer la prueba una vez. Aunque lo más divertido como en la vida es lograr el éxito después de haber fracasado.

Categorías: Técnicas de Estudio