Psicología

Inicio Técnicas de Estudio Monografías – Cómo se Hacen

Monografías – Cómo se Hacen

Publicado por Malena

Como todo trabajo de precisión, necesita para su ejecución, una técnica de base para saber cómo se hacen.

Los niveles académicos terciarios exigen la elaboración de monografías para describir todo proceso de investigación científica que se realice en forma personal sobre un tema específico, generalmente para cumplir los requisitos de una determinada cátedra.

Las Monografías y Cómo se Hacen

Consiste en la descripción o tratado especial y detallado de determinada parte de una ciencia o de un tema en particular que se desee comprobar científicamente.

Por lo general trata sobre un área muy circunscripta de una materia, estudiada con extrema minuciosidad y rigor científico.

Un trabajo de investigación científico consta de una hipótesis, la demostración de esa hipótesis y la tesis, o conclusión, o sea, la confirmación o refutación de la hipótesis.

La comprobación de una hipótesis se realiza a partir de una profunda investigación bibliográfica teórica y estadística; y de experiencias o experimentos realizados en un laboratorio en condiciones controladas.

En los niveles de educación secundaria se realizan trabajos prácticos, que es una investigación más simple, de menor extensión, que se refiere también a la descripción de una investigación y sus resultados.

Los temas para realizar una monografía son infinitos. Cada capítulo de un libro que esté relacionado puede ser en si mismo un título y el motivo de la elaboración de una monografía, que puede ser editada como un libro, ya que su estructura es la misma, en cuyo caso se denominaría Ensayo.

Toda investigación emerge de una pregunta inicial, a partir de la cual surgen posibles hipótesis que son las que deberán ser comprobadas cumpliendo las exigencias del método científico para llegar a un conocimiento objetivo, confiable y válido.

La tesis o confirmación de la hipótesis, es el resultado de este trabajo de investigación científica original, y es la denominación de los trabajos que se exigen en los ámbitos académicos como requisito para aspirar a un doctorado, y que se elabora con el mismo procedimiento.

Una monografía comienza con la hipótesis, que es el que se tratará de demostrar utilizando la lógica, a través del desarrollo de la investigación, en forma tanto teórica como práctica y estadística.

La hipótesis es una afirmación que debe ser demostrada, un supuesto, una proposición que surge a partir de una pregunta inteligente.

De esta hipótesis se infiere entonces una consecuencia, o sea, que si logramos obtener determinados razonamientos y datos que la confirmen se debería obtener como resultado su confirmación y una conclusión científicamente comprobada, la cual puede ser el fundamento de nuevas preguntas.

Desde el punto de vista formal, la estructura de una monografía consta de un título, un índice, un prólogo y una introducción.

El título debe destacar el tema específico; y el índice es la descripción de cada uno de los temas y subtemas que se traten durante el desarrollo y la ubicación de su posición en las páginas.

El prólogo puede ser optativo y estar escrito por el autor o por otra persona representativa; y puede incluir una estimación valorativa del trabajo en caso de ser escrito por otro, y si es realizado por el mismo autor, puede consistir en un resumen de sus motivaciones, en algunas reflexiones subjetivas, en agradecimientos a los colaboradores y en breves comentarios adicionales sobre la investigación.

La introducción de la monografía describe los objetivos del trabajo, una síntesis del contenido total y las conclusiones a las que se ha arribado.

El cuerpo del contenido de la monografía consta de tres partes básicas: el inicio, el desarrollo y el final.

El inicio consta de la descripción de los objetivos y de la presentación de la hipótesis; y puede contener también un anticipo breve de los pasos subsiguientes.

El desarrollo o demostración de la hipótesis, contiene el detalle y análisis de todos los datos, las relaciones entre ellos, el relato de las experiencias, los ejemplos y los resultados estadísticos.

Y el final es la parte donde se consignarán los resultados obtenidos y la comprobación de la hipótesis o tesis.

Todas las afirmaciones deberán estar debidamente documentadas y la bibliografía consultada deberá figurar en forma detallada, al final, citando el nombre del libro, el autor, la editorial, el lugar de la edición y el año de la publicación.

También es importante incluir un glosario con la definición de términos específicos de cada ciencia que no figuran en el diccionario común.

Categorías: Técnicas de Estudio