Psicología

Inicio trastornos de la alimentación Los principales trastornos de la alimentación

Los principales trastornos de la alimentación

Publicado por Israel Rios

Actualmente tenemos trastornos y desórdenes para todas las facetas de la vida y, por supuesto, para una de las más importantes como es la alimentación no podían faltar algunos de estos trastornos.

Teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad en donde el aspecto físico es muy importante para poder triunfar a diferentes niveles como por ejemplo el laboral, en las relaciones, en las amistades, en la escuela, etc es fácil pensar que se pueda caer en este tipo de trastornos relacionados con la nutrición.

cinta

La imagen perfecta de la mujer y del hombre que se nos presenta en las pasarelas y en la publicidad por todas partes hace que el primer problema lo encontremos en la dieta, en lo que comemos, ya que son cuerpos estilizados sin un ápice de grasa.

Esta preocupación excesiva por nuestra apariencia mezclado con otros factores como la baja autoestima provoca una gran cantidad de diferentes trastornos de la alimentación que, como queremos dar a entender, no tienen que ver la mayor parte de los casos con lo que comemos sino con la imagen con la que nos queremos presentar ante los demás condicionada por lo que vemos por todas partes.

Estos trastornos que se han relacionado siempre mucho más con el sexo femenino, cada vez es más común encontrarlo en el sexo masculino, en donde cada vez es más tenida en cuenta la apariencia física al nivel que las mujeres lo han tenido siempre.

En definitiva, como cualquier obsesión, la obsesión por el aspecto físico se puede convertir en un problema de tipo psicológico y emocional con un peligro añadido porque afecta al sustento de nuestra existencia que es la alimentación.

La más conocida es la anorexia nerviosa en la que la paciente pierde peso de forma exagerada incluso hasta llegar al borde de la muerte por inanición. La obsesión por bajar peso se une a una evidente distorsión de la imagen que perciben de si mismas en el espejo. Su a todo esto le unimos una baja autoestima tenemos la coctelera perfecta para encontrarnos con una persona con tendencia a la anorexia nerviosa.

La Bulimia nerviosa es otro de los trastornos de la alimentación más conocidos y que se caracteriza por darse unos tremendos atracones de comida de forma frecuente que suelen acabar en sentimiento de culpa y no querer aumentar peso realizando deporte en exceso, provocando vómitos o entrando en dietas superextrictas.

La Ortorexia es un trastorno más o menos nuevo en el que la persona afectada se caracteriza por estar obsesionada por ingerir únicamente la comida más saludable. Salir a comer con estas personas se puede convertir en una verdadera pesadilla para las dos partes. Necesitan controlar absolutamente todos los ingredientes de cualquier alimento, al forma de cocinarlo, etc.

La Vigorexia es otra obsesión reciente que tiene que ver con el mundo de los Gimnasios y la obsesión por lucir los músculos más grandes. Para ello pasan horas en el gimnasio y toman muchos suplementos no siempre los más saludables.

Categorías: trastornos de la alimentación