Psicología

Inicio Aprendizaje, Educación Cómo afrontar los Miedos Infantiles

Cómo afrontar los Miedos Infantiles

Publicado por Israel Rios

Los miedos infantiles son uno de los problemas que muchos padres debes de afrontar con sus niños más pequeños. Se trata de un problema muy común en las edades más tempranas y al que os vamos a ayudar afrontar como padres.

En Psicología se le llaman miedos evolutivos porqué son considerados como una parte necesaria en el desarrollo del niño como persona. Son parte de un buen desarrollo emocional.

5b2f43c3dd33e371088ce003fc1231b3

Según los expertos que han podido estudiar estos miedos infantiles ya a los 6 meses de edad comienza el miedo a los desconocidos así como el miedo a la separación del padre y de la madre. Podemos considerar estos miedos como el comienzo del desarrollo de los instintos de supervivencia más básicos en los bebés.

El miedo a la separación de la figura paterna así como el miedo a los extraños lejos de desaparecer va empeorando con los años. Pueden llegar a mantenerse hasta los 6 años y a estos les tenemos que unir los miedos a los ruidos, algo bastante común desde temprana edad.

Al ir aumentando el desarrollo cognitivo y al aparecer la imaginación pueden hacer acto de presencia los miedos imaginarios, el típico miedo a los monstruos, a la oscuridad, etc.

Entre los 6 y los 11 años los miedos son algo ya más concreto desapareciendo los imaginarios. Miedo a cosas concretas como el daño físico, entrando aquí el miedo a los hospitales, a los análisis de sangre, etc. Otro aspecto del miedo que se da en estas edades es el que implica el rechazo al otro.

En cuanto a las herramientas más eficaces para poder superar estos miedos en sus diferentes fases son los juguetes.

Los juegos ayudan a los niños a ir superando los diferentes procesos evolutivos por los que deben de ir pasando para crear su personalidad. Es una forma de quitar importancia a aquello que está creando esa sensación de miedo al niño.

Uno de los consejos principales que podemos dar a los padres cuando se enfrenten a estas situaciones de miedo infantil por parte de sus hijos es tomarlo con calma y con naturalidad ya que en la mayor parte de los casos se trataría de estos miedos evolutivos que ayudan al niño a tener un desarrollo emocional normal.

Hay que tener en cuenta que el miedo es una sensación que así como otras, como el amor o el dolor, se deben de aprender para poder afrontar una vida sana y normal psicológicamente hablando más adelante.

Si todo funciona dentro de esta normalidad nuestro consejo para los padres es que lo afronten con serenidad, con naturalidad y sin darle más importancia, lo cual no quita que no estemos atentos a como van evolucionando esos miedos. Si todo va de forma natural veremos como cada uno de esos miedos se van pasando y aquello que provocaba un gran terror al niño con el tiempo pasa a ser totalmente inofensivo.

Los niños deben de aprender a tener miedo y los padres no deben de ser tan protectores que quiten a su hijo la oportunidad de poder aprender este sentimiento necesario para el desarrollo del mismo.

Categorías: Aprendizaje, Educación