Psicología

Inicio Familia Perdonar a los padres

Perdonar a los padres

Publicado por Malena

Ser padres es una tarea difícil de tiempo completo, una responsabilidad para toda la vida, de manera que si se tienen asignaturas pendientes no es conveniente tener hijos.

Los hijos exigen atención, cuidados y respeto, porque la relación con los padres les dejarán profundas huellas que condicionarán su conducta y su vida sexual.

perdonar a los padres

Los padres han tenido sus propias experiencias con sus progenitores, y pueden trasladarlas a sus hijos, porque no siempre los padres de nuestros padres supieron enfrentar con eficacia la responsabilidad de tener hijos.

¿Quién es por lo tanto el culpable último de los problemas de la infancia? No hay culpables, sino responsables. No podemos juzgar a nadie, porque no sabemos cuáles fueron sus circunstancias.

La mayor parte de la gente ama a sus hijos y se esfuerza en brindarles lo mejor, pero es común que esa relación se vea perturbada aún en el mejor de los casos, tal vez por un exceso de preocupación o por tener expectativas demasiado altas con respecto a ellos.

Lo más importante es y será siempre el amor, porque este sentimiento hace que todo lo demás se cumpla; siempre que no sea un amor posesivo que cree una relación simbiótica.

Cuando un niño es pequeño, sus padres son las personas más importantes para él. A medida que va creciendo se va identificando con ellos y aprende sus actitudes y sus valores.

En la adolescencia la relación cambia, y aquellos que antes fueron la razón de su existencia se pueden llegar a convertir en sus enemigos.

Es un momento difícil tanto para los hijos como para los padres, quienes tienen que aprender a poner límites sin llegar a convertirse en carceleros ni coartar su libertad individual.

Para muchos padres los hijos no son personas independientes sino la prolongación de ellos mismos, entonces no pueden aceptar que piensen diferente o que tenga actitudes de independencia.

Hay padres que se aferran a sus hijos sin importar la edad que tengan y entablan con ellos una lucha por el poder, intentando doblegarlos y manipulándolos con la culpa.

Sin embargo, la sobreprotección, aunque sea dañina para la salud mental del hijo, es una influencia que no resulta tan devastadora como el abandono.

No siempre los padres hablan con sus hijos adolescentes para enterarse de cómo se sienten y cómo viven su relación con el mundo, ya que casi siempre difiere del entorno familiar.

La preocupación de los jóvenes en esta etapa de su desarrollo hace que permanezcan ensimismados e incluso que se aíslen, en su búsqueda de la identidad, y no es raro que tengan una actitud hostil hacia sus padres.

Padres e hijos tienen que derribar la barrera generacional que los separa para comunicarse y para expresar mutuamente sus sentimientos, sus preocupaciones y sus miedos.

El silencio es el que deteriora la relación, cuando ambos se avergüenzan de sus afectos y no hacen nada para iniciar el diálogo que los vuelva a unir armónicamente, para cada uno en su rol, ayudarse mutuamente y comprenderse.

No todos han tenido los padres que hubieran querido tener y ese sentimiento los llena de culpa. Generalmente no pueden aceptar a esos dos seres que le han dado la vida porque no coinciden con su ideal.

Recién cuando los hijos son mayores y se convierten en padres, entonces los pueden valorar mejor y están más dispuestos a perdonar sus falencias, sus ambigüedades, sus faltas; porque se dan cuenta que han hecho lo que han podido con los recursos que tenían; y también ellos harán lo mismos con sus hijos.

Hay personas que no pueden superar el rencor y el resentimiento hacia sus padres y permanecen alejados de ellos sin intentar ningún contacto.

Creo que no importa lo que hayan hecho los padres, pueden haber sido cosas muy graves que afectaron seriamente a sus hijos, o tal vez algo menos significativo; y puede que incluso, como sucede la mayoría de las veces, las disputas sean sólo por dinero.

Pero aunque las faltas hayan sido terribles, el perdón hace bien a los padres y a los hijos; porque el odio se vuelve contra uno mismo y se transforma en culpa, un sentimiento que hace muy difícil la vida y no permite tener paz interior.

Categorías: Familia

3 comentarios para “Perdonar a los padres”


  • ¡Saludos! Claro que perdonar a los padres hace bien. Pero ¿Qué sucede cuando tu relación de madre e hija es lo más parecido a un mal matrimonio en el cual son más las peleas y criticas que los buenos ratos? ¿Qué sucede cuando das toda tu confianza a tu madre pero sin embargo ella no confia en ti?¿Qué sucede cuando tu madre no es solidaria contigo? ¿Qué sucede cuando te cansas de dar para que te acepte tu madre y solo recibes a cambio el mismo o peor trato que a un particular?

    Tengo 40 años y desde que tengo memoria he tratado de ganarme el cariño de mi madre de muchas formas. Sin embargo, nunca lo logré. Hace dos meses decidí cerrar el círculo porque me cansé de recibir solo criticas. Veo a mi madre solamente cuando es necesario, ya no la veo a diario. Hablo con ella solo lo necesario y no le comento nada de mi vida. Lo mejor de todo y aunque paresca increible es que me siento mucho mejor y no me siento nada de culpable porque sé que di el máximo. Entendí que mi madre no sabe dar amor, que me quiere a su manera aunque no lo demueste. Aprendí que su manera de amar es diferente a la mía y que en la distancia no hay tiempo para criticas que el poco tiempo compartido es de mayor calidad.

  • Hola Lydia,
    Los padres no los podemos elegir y no por ser nuestros padres no pueden tener defectos. Creo que fuiste muy tolerante con tu madre y diste un paso muy importante en tu vida, renunciar a tu madre ideal y aceptar la que tienes pero sin creer que es necesario estar en continuo contacto con ella.
    Eres un ser libre para hacer tu propia vida como quieras, y no tienes que contarle nada a ella, porque no necesitas que te de consejos ni su parecer. Aprende a confiar en ti misma, toma distancia y no dudes de su amor, un beso, malena

  • hola..me encontré su pagina con algo de desesperación…o mejor dicho un mucho…mi situación es la siguiente: yo al lado de mi mamá estuve hasta el año y medio de edad, me dejó con mis abuelos (a quienes les agradezco su cariño y protección), pero muy niña recibí agresión sexual por parte de un tío hermano de mi mamá al cual mi mamá nunca le dejó de hablar, fue un escándalo en el momento pero después ella como si nada con su hermano, tal vez no lo tomé en cuenta porque ella nunca vivió conmigo o yo con ella. Se fue a trabajar y a la edad de 6 años llegó diciéndome que ella era los reyes magos pero como yo quería un hermanito y ya me lo iba a dar entonces se acababan los reyes…tampoco le di importancia…mi hermanita nació con retraso porque se le pasó el parto…después pasó el tiempo y un dia me dijo: me voy a casar..le pedí que no lo hiciera que se quedara conmigo que vivieramos juntas y me respondió que lo hacia por mi, para darme un hogar y que no me avergonzara de ella, le dije que no me avergonzaba y que si mis abuelos me seguían queriendo en su casa yo no me iba con ella…me dijo que de todos modos se iba a casar y que me iba a presentar a su futuro esposo le dije que no lo hiciera…tampoco me hizo caso me lo llevó a presentar….el señor se hizo mas viejo (cuando se casó ella tenía 37 años el 67) y ya no quiso vivir con el, lo fue a dejar con una sobrina…se juntó con un señor a los 53 años….y tambien terminó esa relación…ahora está enferma tiene 68 años con diabetes e hipertensa y ahora vive conmigo…ha presentado cuadros severos de descontrol del azucar dese el mes de agosto…3 veces en el hospital y ahora ya con dieta parece que va mejor….cuando se ha puesto mal es porque no quiere seguir su dieta y se sale a comer cosas a la calle…no quiere lavar su ropa ni un vaso o plato..sino estoy detras de ella se hace que se le olvida la hora de su comida (cada 3 horas) sino lwe digo que tome agua no lo hace…es muy dificil para mi esta situacion….me vienen a la mente todos los malos momentos que pasé porque ella nunca estuvo a mi lado…siempre fue distante no hubo cariño y cuando un tiempo estuvo cerca de mi (estaba conmigo 1 mes cuando tuve a mis hijos pero le apoyaba con un dinero como si me trabajara) le daba besos y abrazos y me escribió una vez que el amor no se demostraba asi, que ella me podia decir como lo hiciera pero me lo dejaba a mi criterio…Si yo sufrí toda mi vida por abrazos y besos..sobre todo de mi madre!!….En fin ahora la cuido en la medida de mis posibilidades..soy madre soltera con 4 hijos (viví en un unión libre 20 años) pero aunado a todo el desamor que me pueda inspirar me agüita mas la respuesta que da cuando alguien le pregunta que como está..ella siempre contesta que muy mal…nunca la oigo decir a la gente lo contrario.. después de que ha estado hospitalizada varias veces y ahora se encuentra estable y comiendo a sus horas…si yo le llego a decir algunos casos triste que pasé en mi vida por estar sola ella siempre tiene uno igual o peor..jamás una frase de consuelo o de disculpa porque los sinssbores fueron por su despego como madre…Mil gracias por la ayuda que me pueda brindar….