Psicología

Inicio Aprendizaje Aprender con el Método Doman

Aprender con el Método Doman

Publicado por María Gómez

Glenn Doman es el creador de este método de aprendizaje que persigue el desarrollo integral del niño. Ésto es, englobar todas las facetas necesarias para que los aprendizajes tengan lugar y sean permanentes en el tiempo: la intelectual, la física, la emocional y la social.

La idea principal es centrarse en el potencial de cada niño desde edades tempranas teniendo en cuenta la plasticidad cerebral que facilita las interconexiones neuronales, estimulando ciertas áreas con programas específicos: de lectura, inteligencia, musical, excelencia física, escritura, matemáticas y segunda lengua extranjera.

letter-1219547_1280 (1)

La metodología se basa en la presentación de bits de inteligencia que no son otra cosa que estímulos concretos que los niños podrán ver, escuchar, tocar, degustar y oler. Por tanto, utilizará los sentidos para adquirir el aprendizaje. Pero los bits tendrán unas determinadas características como que sean novedosos e innovadores con el fin de captar la atención del niño puesto que se tratará de algo desconocido para él hasta ese momento. Además, se tratará de un solo elemento simple para asegurar la focalización por parte del niño.

En este contexto, la actitud de la persona que aplique el método es primordial ya que es necesario transmitir al niño diversión, que la actividad tiene un carácter lúdico y que, en ningún caso, se trata de un examen o evaluación.

El método se basa en la repetición a lo largo de los días, incluyendo cada vez más bits, por lo que será necesario buscar formas atractivas de presentación para mantener la motivación del niño en niveles suficientes para mantener la atención durante un corto período de tiempo. Los bits tendrán que estar organizados por categorías, por ejemplo, la familia o partes del cuerpo, procurando que los contenidos fluctúen desde lo más conocido hasta lo abstracto.

Lo ideal es que la sesión acabe antes de que el niño pierda interés, asegurándonos así que la próxima sesión la empezará con ganas de participar por tanto su durabilidad no excederá los diez minutos.

Una de las grandes ventajas de este método es que se puede aplicar desde el nacimiento. Si bien, la elección de los bits dependerá de las características  y necesidades del niño por lo que habrá que adaptar el método a cada caso particular.

En realidad, el aprendizaje no es establecido aquí como un fin, sino como una consecuencia. Lo que realmente se persigue es estimular las conexiones neuronales desde edades tempranas, las cuales serán la base para un desarrollo óptimo de la inteligencia a lo largo de los años de formación futuros.

La práctica del método se puede llevar a cabo tanto en entornos escolares como en casa. En ambos casos, se requiere un control total de la metodología realizando un estudio previo de forma exhaustiva. Además, debido a que las rutinas son bastante estrictas, hay que ser constante y disciplinado. El método propone enseñar cinco tarjetas tres veces al día. En consecuencia, si eliges aplicar este método ten en cuenta que el nivel de compromiso es alto.

En general, los resultados son muy positivos y, bajo ninguna circunstancia, se pretende acelerar el ritmo natural de los aprendizajes ni generar conocimientos precozmente. Simplemente, no privarles de ellos.

 

Categorías: Aprendizaje