Psicología

Inicio Estrés Tratamiento del Estrés

Tratamiento del Estrés

Publicado por Malena

Es más fácil evitar el estrés que curar las consecuencias después

Cuando una persona se da cuenta que está haciendo dos cosas al mismo tiempo tiene estrés. Las agendas completas, el apuro, las corridas, los sustos, las emociones violentas reiteradas, las peleas familiares, los disgustos, los problemas económicos, el exceso de trabajo, y muchas cosas de la vida que se pueden evitar, producen estrés.

tratamiento-del-estres.jpg

Proponerse metas demasiado ambiciosas y no poder cumplirlas produce estrés, es necesario entonces reprogramar la vida para salir de ese círculo vicioso que puede llegar a matar.

El estrés puede ser normal y no causar ningún efecto nocivo, cuando se presenta un peligro o algo que amenaza la integridad física o pone en peligro la vida. En estos casos es saludable porque ayuda al cuerpo a prepararse para la lucha, para defenderse o huir.

El estrés no saludable es el estrés crónico. Generamos este tipo de estrés cuando el cuerpo y la mente se saturan de estímulos que se pretenden atender, principalmente por haber adoptado una forma de ser autoexigente, con expectativas demasiado ambiciosas, por ser perfeccionistas y competitivos.

Estas son las características de la personalidad de tipo A, cuando la persona es hiperactiva y se empeña en hacer y esperar mucho más de lo que puede hacer.

Antes situaciones de estrés continuas, el organismo comienza a emitir señales que se registran como trastornos funcionales, problemas emocionales y familiares, falta de atención, concentración y memoria, fobias, depresión e insomnio.

Una forma natural de disminuir el estrés es adoptar una nueva actitud hacia los problemas, porque no son los problemas los que matan sino la forma de vivir esos problemas.

Cuando una persona se compromete demasiado con las cosas, se identifica y se preocupa demasiado por ellas y está pendiente de los resultados de su acción, es la perfecta candidata para sufrir estrés.

Si analiza los hechos de su vida fríamente, es probable que pueda llegar a la conclusión de que el valor que le está adjudicando a las cosas que le pasan es demasiado alto y que se ha acostumbrado a un modo de vida intenso y se ha condicionado al efecto de la adrenalina.

Una personalidad tipo A es difícil que acepte vivir una vida apacible sin sobresaltos, porque necesita la acción y solamente así se siente vivo.

El estrés crónico es un hábito, un condicionamiento aprendido que hay que revertir cambiando los valores circunstanciales que dependen de las creencias y de la forma de ver el mundo.

En Hong Kong se jactan de tener la población más rápida que existe, que camina más rápido y que trabaja más y en forma más eficiente que en otros países. Es triste comprobar los valores relativos que prioriza esa cultura sin tener en cuenta el alto costo en salud que pagan los que ocupan el nivel más alto de eficiencia en las estadísticas.

Tener estrés es tener miedo, miedo a lo que puede pasar, miedo al futuro, a la pérdida de la seguridad y la poca confianza en si mismo, que es lo que lleva a una persona a amar los desafíos, para probarse a si mismo. Y el miedo se relaciona con la ansiedad, con la angustia y con las adicciones.

La relajación psicofísica disminuye el estrés, permite conectarse con la interioridad, tomar conciencia del verdadero propósito de la vida, conocerse más, sentir la relación con el mundo, liberarse del aislamiento, mejorando el estado general y la calidad de vida.

Realizar los ejercicios de relajación psicofísica de cabeza a pies, dos veces por día, permite salir del condicionamiento y aprender a estar relajado todo el día.

Para liberarse del estrés es necesario abandonar el control, dejarse llevar, no luchar ni resistirse, rendirse, no para perder, sino para ganar; y dejar de creer ser dioses, porque cada uno tiene que hacer lo que puede, lo mejor posible, tratando de disfrutar el proceso sin comprometerse con los resultados.

Cuando una persona está transitando por su propio camino, hace lo que le gusta, y pierde la noción del tiempo cuando lo hace, disfruta del proceso y de la vida y los resultados que obtiene son óptimos.

Categorías: Estrés

2 comentarios para “Tratamiento del Estrés”


  • No puedo dejar de admirar tu pagina, pero or mas q miro y aunque me iteresan casi todos los temas q tienes no veo ninguno sobre la menopusia, y aunque la tengo muy asumida estoy deseando pasarla totalmente pues me resulta un poco molesta y aparte de esto se me junta con el diannostico de hace un año d mi marido q tiene corea hungtinton mas los problemas economicos q esto me conlleva y creo q tengo ansiedad, trato de luchar con ella y aveces l consigo pero este mes pasado tuve q tomar alprazolan por prescricion de mi medico de cavecera ya hace unos dias que lo deje pues no me quiero enganchar a las pastillas, espero q con la ayuda de tu guia de psicologuia la pueda superar mejor. un saludo con cariño y admiracion hacia tu capacidad de trabajo y dedicacion de una española del bierzo que es la comarca mas bonita de la provincia de leon

  • Hola Pilar, voy a escribir un artículo en breve sobre la Menopausia, etapa que todas las mujeres imaginan que es signo de vejez y que sin embargo puede significar una liberación.
    Lamento que estés pasando por algunos problemas, nunca faltan, pero no olvides que no se trata de no tener problemas sino de vivir bien y disfrutar de la vida igual, CON los problemas.
    No hay duda que a veces las cosas que nos pasan nos producen dolor, pero al sufrimiento lo elegimos, podemos enfrentar el dolor sin sufrir, o sea aceptándolo sin regodearnos en él y sin dejar que nos contamine toda la vida.
    Empieza cosas nuevas, sin gastar, porque las mejores cosas de la vida son gratis, la menopausia no es el fin, es el principio de la mejor etapa de la vida, es la edad de la verdadera madurez, la edad de la cultura, un beso, malena