Psicología

Inicio Familia, General, Psicología de Niños 5 actividades para compartir entre Padres e Hijos.

5 actividades para compartir entre Padres e Hijos.

Publicado por Lic. Maria V.

En la actualidad, en muchas familias se pone en juego una gran dificultad para encontrar momentos de interacción entre padres, madres e hijo/as.

Más allá de las rutinas diarias establecidas o de algún evento puntual, ya sea por cuestiones laborales, tiempo y cansancio, muchas veces no se realizan actividades en conjunto.

Suele ocurrir que los padres, en el mejor de los casos,  les facilitan a los hijos alguna actividad lúdica o creativa, pero sin participar en ellas, «aprovechando» el tiempo para hacer quehaceres y ocupaciones.

La recomendación es que se compartan actividades en familia. Elegir al menos un día del fin de semana para hacer un plan juntos, donde el tiempo se invierta y se dedique a esa actividad en particular.

Los efectos beneficiosos  del compartir este tipo de actividades, dejando de lado otras labores, para poder interactuar e involucrarse en el juego o la creación artística, son realmente incomparables:

  • Se afianza el vínculo. Otorgando una mayor comunicación y contacto afectivo.
  • Se incrementa la confianza. Porque el niño percibe que el adulto se involucra con seriedad y energía en actividades recreativas generadas para el.
  • Aumenta la autoestima y las capacidades creativas del niño.
  • Aumenta las capacidades creativas de los adultos. Generando un impacto sumamente positivo en todas las otras áreas de la vida. Mayor autoestima, capacidad lúdica, flexibilidad, posibilidad de llevar a cabo cambios, y de resolver problemas, entre otros.
  • Incrementa la capacidad atencional y ayuda a disminuir la ansiedad de todos los participantes.

El afianzamiento de los vínculos es fundamental porque si no hay un vínculo de confianza, seguridad y afectividad de base, todo límite que se quiera marcar, por ejemplo, tendrá dificultades para establecerse o implementarse.

Por estos beneficios, entre otros, es que se recomiendan este tipos de actividades creativas y vinculares en el seno familiar. Propondremos aquí, cinco de ellas, que posibilitan desplegarse en muchas más.

  • Pintar. Hacer actividades plásticas en familia, es una de las propuestas más enriquecedoras, porque permite habilitar el aspecto lúdico de crear algo propio, en un espacio compartido. Es importante no censurar, ni pretender que el niño/a sea prolijo o cumpla con algún parámetro en particular. Sino respetar ese espacio como lugar de expresión auténtica, donde los padres se ocuparán de alentar a los hijos pero también de poder hacerlo en sus propias hojas, tarea esta mucho más compleja para ellos que para los niños.

  • Leer o contar historias. El espacio de lectura, lamentablemente ha sufrido y lo sigue haciendo una disminucion en el ultimo tiempo, con la masividad de los aparatos tecnológicos. Pero es sumamente importante recuperarlo en actividades con los niños. Favorece el desarrollo del lenguaje, la comunicación, la concentración y la capacidad imaginativa.

 

  • Juegos Simbólicos. Inventar alguna historia y representarla, con cada uno desempeñando un papel determinado. Los niños pueden iniciar el armado de las historias, ya que suelen desarrollar ideas más fácilmente y los adultos prestarse para formar la historia o sugerir formas de llevarla a cabo.

 

  • Juegos Reglados. Jugar juegos de mesa, o juegos al aire libre basados en reglas suele ser el pasatiempo más frecuente. Dependiendo de la edad de los niños, elegir un juego acorde y participar entre todos. Es importante que estas actividades se intercalen con alguna más creativa y no reglada, como las mencionadas anteriormente.

 

  • Relatos familiares. Según la edad de los niños, es una buena actividad ver fotos juntos. Hacer preguntas, responder a la curiosidad de los hijos, contarles anécdotas acerca de cuando eran más chicos. Pueden armar un álbum de fotos donde todos intervengan ubicando las fotos y decorándolo.

 

 

 

Categorías: Familia, General, Psicología de Niños