Psicología

Inicio General Las Pérdidas

Las Pérdidas

Publicado por Malena

Estamos acostumbrados a atesorar cosas y personas, sabiendo de antemano que nada es nuestro porque todo es prestado.

Cuando se produce una pérdida humana significativa vivimos esa circunstancia como una amputación y nuestra identidad sufre un cambio. Además, moviliza nuestras ansiedades porque nos recuerda nuestra propia finitud.

madre.jpg

Esa condición nos hace verter muchas lágrimas en los funerales que lloran también la propia muerte.

La desaparición de una persona provoca un vacío existencial. Queda un hueco en nuestro espacio vital que nos hace tomar conciencia de la importancia de ese ser que ya no está.

Mientras la vida transcurre, ese sentimiento de intimidad con el otro como parte de uno no se registra comúnmente y muchas veces no les damos a nuestros seres queridos la importancia y el tiempo que se merecen. Recién lo notamos cuando ya no están.

La vida de la gente de una ciudad se ha convertido en un intrincado laberinto donde todos corren buscando la salida. Pero como decía Borges, la salida no es lo principal, lo importante es el centro.

Felizmente, las ceremonias funerarias se están reduciendo a una breve reunión informal antes de las exequias, donde se le brinda un homenaje al desaparecido y se despiden sus restos.

Pienso que más que la intención de eludir los momentos tristes de los antiguos velatorios, como algunos creen, es un avance hacia la aceptación de la muerte como parte de la vida y precisamente la que le da el sentido.

Independientemente de creer o no creer en otra realidad, esta vida es una oportunidad, una experiencia, y después de ella, desde el punto de vista lógico podríamos llegar a tener otras diferentes ya que en el Universo todo vuelve y nunca termina.

O tal vez, aún aunque nuestros ojos se cierren y no haya más nada para siempre, estaremos al fin como antes de nacer.

Un cuento para pensar

Un dolor en el alma

Todos los jueves visitaba a su madre internada en un geriátrico. Había llegado a los ochenta y nueve años con la mente reducida al punto de no lograr articular frases. Pero sin embargo todavía la reconocía, no por su nombre, tampoco por su relación de familia, sólo porque le resultaba una figura familiar.

Frente a ese intenso dolor de verla extinguirse poco a poco, ese día de la semana se convertía para ella en un calvario.

Había sido una bella mujer que nunca fue vieja, hasta el último con sus zapatos de tacos y su maquillaje; y aunque no tenía ningún título los últimos años había ganado en sabiduría hasta llegar a un nivel en que solía expresar frases que resultaban máximas.

Tenía un carácter caprichoso y dominante y una formación propia de la época que a veces la había hecho sufrir, pero mágicamente los recuerdos ingratos se le fueron borrando en el transcurso de la larga agonía, permaneciendo en su corazón sólo los momentos felices.

Ella sentía que su madre estaba realizando su proceso de reparación y su purgatorio postrada en esa cama y que este proceso les había servido a las dos para perdonarse todo.

Para huir un poco de la realidad y preparar su estado de ánimo, acostumbraba estacionar el auto en una estación de servicio cercana para tomar un café y leer el diario.

Ese breve ritual la equilibraba y misteriosamente le permitía encarar el triste momento con más fuerzas.

Todos queremos que la muerte nunca llegue, pero en estos casos parece que siempre está mirando para otro lado manteniendo a la víctima apenas respirando.

Dicen algunos que tienen fe, que muchos de nosotros decidimos estas cuestiones y elegimos sufrir mucho al final para renacer por fin en la gloria. Si es así, esta madre ya está en el cielo.

Categorías: General

10 comentarios para “Las Pérdidas”


  • gracias por contestarme los otros comentarios.

    Sobre las perdidas, por ahora no sufrí ninguna. Por eso es muy poco lo que entiendo de aquellas. Incluso tengo a mis cuatro abuelos vivos. Y tengo una tendencia a sentir curiosidad por lo que fueron sus vidas y lo que son. Igual algo qu eme llamo la atención hace un tiempo, es una amiga que hablaba de Harry Potter..y decia algo que si la autora hacia que más personajes murieran…sobretodo en la última entrega..esto podría causar un efecto devastador en los niños. Algo que en realidad no me pareció correcto. Bueno…creo q a mi no me hubiera afectado (je) Pero si esa idea fuera correcta…en realidad sería gente q no sería tan capaz de afrontar muchos obstaculos, no? Bueno, eso…me llamó la atención…
    Voy a tomar lo de disfrutar más a la gent que uno quiere :)

    en cuanto a lo de asperger..lei en la version en ingles de wikipedia. Creo que también hay una pelicula llamada Mozart and Whale…Y es llamativo como pueden obsersionarse con algunos temas. No sé, el problema se presenta es que aveces son blanco de burlas. O de maltratos. Me acuerdo de un profesor de geografía, que sabía, realmente sabía. Pero no sabía defenderse. Y no creo que fuese timides.
    Viste alguna vez Boston Legal? Había un personaje también así…con una gran inteligencia además de mucho conocimiento sobre la tematica q le interesaba…pero también padecía eso de moverse compulsivamente..y aunq fuera mucho más apto que otro de los personajes…no lo era para poder ascender…bueno
    Pero también pueden ser iq más normales. Viste en Orgullos y prejuicio de Jane Austen, el personaje de María. Una de las hermanas menores de Lizzi. Aveces en ese aspecto puede hacerlas que metan temas a la fuerza en las conversaciones…y de alguna manera no sobresalir..porque no sabe cptar ni momentos ni nada.
    También leí lo de Einstein y Newton.
    Y tampoco lo veo como una enfermedad…como le ven algunos..lo mismo en el caso del autismo… Pero supongo que tiene que ver más con lo conocemos como normal y esperado…y como siempre lo que pasa a la gent econ lo distinto..en fin

    bueno, eso
    saludos :)

    PD: en cuanto al cuento, veo que le has agregado. (no comente en la nacion forum). Me pareció lindo :)

  • Querida Bisis, tu reflexión con respecto a la aceptación del tema de la muerte como algo natural me pareció muy madura y evolucionada.
    Hay muchos como vos que se sienten un poco como sapo de otro pozo pero enhorabuena, hay que ser lo suficientemente fuerte como para no caer en la mediocridad de pensar que hay que ser otro mediocre más para ser aceptado.
    No podemos pretender gustar a todos, pero estoy segura que cuando somos nosotros mismos atraemos a la mayoría y trascendemos nuestras propias limitaciones.
    Dentro de nosotros está nuestro ser perfecto, dejémoslo salir sin pensar en los resultados.
    un beso y gracias por tu comentario y estímulo, malena

  • Hola Bisis, referente a que los niños pueden ser afectados por el tema de la muerte, desde el punto de vista de la Psicología los niños deben tener oportunidad de observar muertes o cadáveres de personas que no conoce. El problema precisamente consiste en que cuando tienen que hacerlo siempre está ligado con el afecto, porque o son los abuelos o algún familiar y allí sí que puede afectarlos más de lo debito.
    un beso, malena

  • He surfridas muchas perdidas en la vida, de seres más queridos. La que no puedo asimilar aun, es la de la muerte de mi hijo que habia quedado con un discapacidad por un tema medico. Tuve 16 años gozo de tenerle conmigo. El niño mas dulce, bello y cariñoso entre mis 6 hijos. Tuve 16 años tiempo de familiarizarme, de que esta perdida puede producirse en cualquier momento. Pense estar preparada, pero no. Son cuatro años de vacio, que nunca se va a llenar. Siempre fue fuerte, pero esto supero todas mis fuerzas. Hasta en el vocabulario no hay expresion para la madre que pierdo un hijo/a. Existe la viuda, la huerfana…. pero ….
    Beso y fuerza a todos que tienen que vivir estas experiencias. Eli

  • Hola Elizabeth, siento mucho tu pérdida que es una de las peores tragedias de la vida.
    Querida Eli, gracias a Dios tienes más hijos que te necesitan y que te aman, eso es un consuelo.
    Los duelos que continúan siendo perturbadores después de dos años son considerados patológicos, porque la naturaleza, que es sabia, nos brinda la capacidad de aceptación de cualquier desgracia que nos ocurra.
    Generalmente, cuando no se puede realizar el duelo puede haber quedado un sentimiento de culpa, por alguna razón.
    Es algo muy subjetivo, hasta puede ser absurda la razón y tener sentido sólo para vos, pero si tu personalidad tiene una tendencia depresiva puede significar el hábito de culparte por todo lo que acontece.
    Cuando alguien tiene que cuidar a una persona tantos años, esta condición suele generar dos emociones opuestas, por un lado amor y por otro lado una razonable hostilidad hacia el enfermo, cuya discapacidad obligó a sacrificar mucho de la vida de esa persona.
    Esa misma hostilidad que uno nunca quiere aceptar, es la que luego nos impide hacer el duelo. Por eso, cuando luego esa persona fallece tenemos que aceptar sentir dolor y también un sentimiento de liberación que a veces nos hace sentir culpables, como si lo hubiéramos matado nosotros con el pensamiento.
    Somos humanos y también somos personas que tienen una vida para vivir y un propósito.
    Hasta la Madre Teresa de Calcuta tenía sus propios intereses. Ella enfrentó al Vaticano para que reconociera la Orden que fundó en la India para la atención de los desamparados que vivían y morían en la calle, y luchó para lograrlo, además de atender a los moribundos.
    Hacer una terapia sería conveniente para salir de esta depresión reactiva patológica. un beso, malena

  • os agradeceria q me recomendarais algun libro,necesito leer cada dia mas para poder entender lo estoy pasando
    .gracias

  • Hola Pilar, te recomiendo el libro de Deepak Chopra «Conocer a Dios», que todos deberíamos tener en la mesita de luz para leerlo todas las noches.
    Lee el Kybalion, Tres Iniciados, sobre filosofía hermética de hace cincomil años. Es un pequeño libro que habla del poder del pensamiento.
    Piensa que todo lo que nos pasa es para aprender, es circunstancial y al fin termina. Porque la vida es así, una de cal y otra de arena. un beso, malena

  • hola a todos.
    La verdad es que ya es tarde pero nopuedo dormir,todas las noches me viene a la cabeza el mismo pensamiento recurrente desde que perdi a mi madre, hace unos meses.tengo 2o años y ahora estudio fuera de casa, en una ciudad , y estoy sola.Me siento como una chica de 3o años enfrentandose a la vida de frente, sola y sin tener ni idea,aunque siempre crei que era una chica con la cabeza bien puesta, ylo sé, pero estoy como volando.
    Ademas lo veo todo negativo, y hecho de menos los halagos y piropos de mi madre, y lobien que me hacia sentir cuando me decia : animo, que puedes.
    ahora me pasan cosas, cojo el movil y pienso, se lo voy a contar a mamá…pero ya no puedo.
    ademas me he dado cuenta que la gente de la que me rodeaba eran pura superficialidad, y aparte por mucho q me hayan apoyado en ese momento,ahora no lo hacen porq no saben loqes pasarlo mal, y porque toda su vida han vivido entre algodones.
    mi padre si, sigue ahi, pero no es lo mismo.
    me siento descolocada, qnose ni a donde voy ni que qiero ni porque.
    ademas ahora me he vuelto mucho mas seria, asocial
    subsceptible, e incluso inaguantable, cuando antes era una chica q arrastraba a la gente.
    la verdad que no se que hacer, porque cada vez sé menos, y cada vez me veo mas rara con respecto a la gente y me guardo todo.
    espero que alguien me pueda ayudar, aunq sea una frase.
    en fin, gracias

  • YO PERIDI A MI PAPA Y AUN NO SAE COMO SUPÈRARLO AYUDENME POR FAVOR

  • Hola Bisis, qué tal tanto tiempo, gracias por visitarme en el blog, hace mucho que no escribo cuentos en el foro porque no tengo tiempo, en este blog tengo que escribir dos artículos por día, uno de Filosofía y otro de Psicología, además de contestar los comentarios que puedo, y me cansa estar tanto tiempo frente a la computadora.
    No se si ves el programa del canal Infinito «Mentes brillantes» que precisamente se refiere a casos de personas con facultades extraordinarias pero que por otra parte no son capaces de vestirse. Parece que se trata de un problema orgánico, supuestamente tienen divididos los dos hemisferios cerebrales y no tienen las conexiones que tienen las demás personas y eso es lo que aparentemente les produce esas capacidades extraordinarias de memoria sorprendente y a su vez incapacidades para hacer cosas cotidianas.
    Este programa lo están emitiendo nuevamente porque yo ya lo había visto hace tiempo. Lo pasan los viernes a las 21 horas.
    Si quieres escribirme mi mail es myalede@ciudad.com.ar
    Los próximos quince días desde el lunes que viene, tomo vacaciones de invierno, probablemente no conteste el correo hasta la vuelta. un beso, malena