Psicología

Inicio General Sincronicidad

Sincronicidad

Publicado por Malena

La experiencia humana tiene cuatro dimensiones: una física, otra mental, la emocional y la espiritual.

El silencio, que está en el espacio entre los pensamientos y que representa el fundamento de la evolución personal y universal, es donde nos encontramos con el espíritu y el campo de la conciencia sin límites.

La dimensión del espíritu nos permite crear el equilibrio físico para mantener la salud, para curarnos, para relacionarnos mejor, para corregir errores, para descubrir la divinidad y para atrevernos a ser libres.

sincronicidad

Sincronicidad significa sucesos altamente improbables que ocurren a la vez para lograr un resultado deseado, o sea, una serie de eventos inesperados que comienzan a suceder ni bien los pensamos para cumplir con nuestros propósitos.

Por ejemplo: tenemos un deseo y aparece lo que deseamos. Las estadísticas para que esto ocurra parecen remotas sin embargo, sucede.

Conocer el mecanismo para lograr que esto ocurra nos permitirá transformar este fenómeno en un hecho voluntario y así poder provocarlo conscientemente.

Si uno inicia un sendero espiritual pierde la amargura, las preocupaciones y las penas. La seriedad se convierte en alegría y el egoísmo en la necesidad de compartir.

Al experimentar estas sensaciones, al mismo tiempo se acelera la sincronicidad, es decir, entre la intención y el cumplimiento los tiempos se acortan.

Pensamos en alguna persona y nos llama por teléfono, necesitamos alguna cosa y alguien nos lo regala, queremos ver una película y descubrimos que la van a proyectar en el canal que estamos viendo.

Esto, que parece mágico, no es mágico es una propiedad del campo que está a nuestra disposición si estamos debidamente conectados.

Sobreviene el asombro ante algo que no se puede explicar, porque podemos mirar al mundo de una manera diferente y comprender nuestra relación con el campo de la conciencia que nos libera del diálogo interno y el conflicto.

Todo el Universo que percibimos es una proyección holográfica de la conciencia cósmica y el cuerpo físico también. Este campo está en constante transformación dinámica, es la fuente de energías opuestas. Cuando dejamos de juzgar y la mente se vuelve silenciosa, entramos en el campo de la conciencia pura.

La sincronicidad es un atributo del campo de energía consciente, una propiedad que puede estar a nuestro alcance si lo deseamos.

Un cuento para pensar

La Aguada

Cerca de la aguada, del otro lado del río Colorado, había una toldería. Era una tribu tehuelche que se había afincado no hacía mucho en esas tierras, provenientes del lejano sur patagónico. Buscaban agua abundante y ganado y huían de los rigores del frío y de la cruel violencia del viento que había curtido sus rostros del color de esa tierra húmeda.

Un ejército de soldados irrumpió una noche de sorpresa para recuperar la aguada y arrasó a la indiada destruyendo todo a su paso, dejando a la gente a la intemperie, sin caballos ni provisiones.

No quisieron gastar balas para borrarlos del mapa porque después del despojo suponían con razón que la naturaleza haría el resto.

Pero los indios conocían bien esos lugares y habían visto no muy lejos unas cuevas naturales cerca de un arroyo, debajo de un barranco.

Hasta allá se encaminó la caravana favorecida por un inusual clima templado y la singular ausencia de viento.

Una pequeña tropilla de animales se les cruzó en el camino como por arte de magia y hasta pudieron carnear un ternero.

Por fin llegaron sin contratiempos a la caverna, pudiendo comprobar que había provisiones dentro, seguramente abandonadas por otras tribus no hacía mucho tiempo.

No tardaron en estar todos instalados, mejor que en la toldería que habían abandonado por la fuerza.

Esa primera noche brillaba en el cielo la luna llena. El cacique reunió a su gente alrededor de la hoguera y se conectó con los espíritus para agradecerles por la incursión del ejército en su tribu y por haberlos guiado a un lugar mejor y más seguro.

Categorías: General

6 comentarios para “Sincronicidad”


  • :P interesante…
    ya te conte lo de los videos clips
    tambien te a pasado de que si pensas en determinada persona(me gustaba un chico en secundaria) es como que cada ves que se aparecía..uno sin querer dirigía la mirada..o cuando se iba?

    lo de la mente libre de pensamientos
    me parece tb interesante
    Bueno
    saludos

  • hola Bisis, gracias. Si, es cuestión de entrenamiento y de observación. Si lo atribuimos a la casualidad, perdemos la oportunidad de aprovechar lo milagroso de la realidad. un beso, malena

  • Hola Malena y Bisis, yo creo en este maravilloso don que tenemos innato…lo descubri, en un viaje, en el primer viaje, que realizaba solo,direccion a tierras Escocesas, en el verano de 1999
    Me dirigia a un gran Festival de teatro que como cada año desde hace mas de veinte años, se realiza en Edimburgo.
    Por cierto es una ciudad realmente preciosa, que en los meses de verano se realza su belleza con el multicolor ambiente teatral, y sus calles se llenan de Improvisados performance, al son de gaitas celtas, y de calles colmadas de malabares viajeros, y aventureros entusiastas, un lugar que te ofrece toda la magia, acaparada en cualquier rincon, en un escenario asi, la sincronicidad era cada momento.
    Recuerdo que el deseo de llegar era tan fuerte como la mano invisible que me, arrastraba, sin saber porque, a ese destino.
    Mi ingles no era muy bueno, y mi equipaje alforjado en una bici, me acompañaron alla a cualquier lugar que fuera.
    En ningun momento se me paso por la cabeza hacer una reserva en ningun sitio para instalarme, lo cual nunca fue un problema.
    La primera noche la pase en un Hostel, donde por el momento encontre una unica cama, para un unico dia, de alli me traslade al dia siguiente a otro, y estube dos noches, todo estaba lleno, al tercer dia me dirigi a un camping donde pude alquilar la ultima tienda de campaña, donde dormi una semana, pues despues, Maria alguien a quien conoci me ofrecio una habitacion en una casa, donde pude estar mas de un mes, hasta el termino del Festival.
    Recuerdo que por entonces, me gustaba fumar, cigarros prohibidos.
    Habiamos alquilado un coche entre Antonio, un mimo a quien conoci y le ofreci compartir la habitacion que maria me ofrecio a mi, otro viajero y yo.
    En la primera noche que pasamos direccion al norte, dormimos bajo el techado de una parada de autobus, metidos en sacos de dormir, y donde yo disfrute del ultimo cigarro prohibido que me quedaba; desee tener mas aunque me limite a disfrutar de las ultimas caladas del humo verde, y ha aceptar su final, y el mio feliz.
    Al dia siguiente de nuevo en una de las pintorescas rutas hacia la costa del mar del norte, en un lugar donde, tan bonito como increible, y donde solo llega la imaginacion y ahora el recuerdo, encontramos a un autoestopista, al cual recogimos.Al rato de charlar con el a mi modo y con mi ingles, se me ocurrio preguntarle por los cigarros prohibidos, y el cual con una sonrisa me dijo que el era la unica persona de toda esa inmensa zona que vendia, y acto seguido me enseño el muestrario con variedad,y de nuevo llene mi pitillera vacia, y al rato nos despedimos.
    Continuamos viaje, por reconditos parajes, donde en un alto en el camino, en Black Falls, decidimos hechar los sacos sobre un puente colgante de madera, y con la esperanza dever la luna llena.
    La magia del lugar se hacia presente, en aquel paraje, y la vista se perdia donde se perdia el rio, entre el congosto.Fue una noche cubierta de nubes, más no fue impedimento, para que éstas se abrieran ante nosotros y dejara pasar la brillante luz de la luna llena que con asombro me hizo despertar.
    Las sincronicidades no paraban de ocurrirme, aunque no fui consciente hasta mucho tiempo despues del viaje.
    En aquel viaje, tan imprivisado, se que encontre las claves para entender o al menos conocer la existencia de la sincronicidad, estas eran el no enjuiciamiento, pues al ser todo desconocido, y no poder tener una imagen preconcebida del lugar y las personas, todo era bueno en cada momento, el deseo se hacia realidad, y el no miedo, hacia cualquier sentimiento de incertidumbre la cual hoy en dia me hace sentir seguro, hacian que no se interrumpiera el prodceso de sincronismo.

  • Nando, yo creo debe haber una diferencia entre la casual y la sincronia….presentas tu viaje de forma muy poetica.

  • Amigos, me alegra encontrar personas que debaten sobre el fenómeno de las sincronías. Es este tema el que me lleva de cabeza desde hace casi un año. A raíz de una sincronía sucedida en mi vida tuve una idea novedosa. Quise crear la primera base de datos referente a coincidencias y sincronías del mundo. Un almacén de sincronías anónima. Gracias a la inspiración de Deepak Chopra e creado http://senaar.com , mi intención es que aquel que experimente una sincronía pueda registrarla para no olvidarla y poder meditar sobre ella. A modo de experimento quiero ver hasta donde puede llegar a conectarnos este tipo de proyecto. Es innegable que aveces suceden experiencias sincrónicas que no se pueden atribuir a una simple casualidad.

  • Por cierto NANDO, te invito a que cuentes tu experiencia en Senaar.com para que nunca se olvide y más gente la conozca.