Psicología

Inicio Familia Hijos de Probeta

Hijos de Probeta

Publicado por Malena

Los adelantos tecnológicos de la ciencia moderna han transformado la estructura tradicional de la familia.

Hasta no hace mucho tiempo la familia nuclear en su gran mayoría, se componía de un padre, una madre y sus hijos conviviendo juntos o no, según su circunstancia.

Esta característica de la organización familiar está cambiando.

hijos de probeta

En la actualidad, algunas mujeres, por distintos motivos, prefieren no casarse ni tener pareja y tampoco están dispuestas a renunciar a la maternidad.

Hoy en día esto es posible gracias a la inseminación artificial, utilizando espermatozoides de donantes que permanecen en el anonimato.

Esta posibilidad le ofrece una oportunidad a esas mujeres, dando lugar a una nueva estructura familiar: la madre con sus hijos sin figura paterna.

Cuando estos niños crecen, y ya hay muchos casos de niños en esta situación, seguramente les preguntarán a sus madres dónde está su padre y ésta es una situación nueva que exige una respuesta diferente desde un punto de vista más alto.

En primer lugar es indispensable, antes de realizar el proceso de inseminación artificial, que la mujer que se somete a este método para concebir, piense en el futuro de los niños que desea engendrar y en las preguntas que inevitablemente algún día le harán.

Lo mejor será siempre contestarles con naturalidad, sin apartarse de la estricta verdad de las razones y sin culpa.

Estos niños tendrán que aceptar las circunstancias de su nacimiento; la elección que hizo su madre por amor y la razón que la impulsó a ello.

Deberán saber que no son los únicos niños en esa condición, y que la posibilidad de darles la vida, necesariamente modifica la estructura tradicional familiar, y que esto no significa que ellos sean diferentes al resto, porque ellos también tienen un padre, sólo que no lo conocen.

Los niños comienzan a preguntar desde muy chicos a sus padres sobre su origen; en estos casos, son preguntas que surgen generalmente cuando ven a otros niños con sus padres.

Es importante contestar todo lo que los chicos pregunten, pero sin profundizar demasiado, es decir, reduciéndose concretamente a lo que quieren saber, proporcionándole una explicación sencilla en sus propias palabras, sin demasiados detalles, que por otro lado un niño chico no podría comprender.

Estas preguntas se irán repitiendo durante toda la infancia y también en la adolescencia; pero si la intención es que ese niño acepte su condición, siempre será muy importante aclarar sus dudas sobre lo que pregunta, sin sentirse incómoda ni transmitirle a su hijo sus propios miedos y dudas.

Las mujeres que son inseminadas artificialmente con espermatozoides donados, en general, suelen tener la posibilidad de elegir al donante, según sus características físicas y cualidades personales que constan en los legajos, pero no pueden acceder a sus nombres o direcciones.

De manera que viéndolo desde una perspectiva más alta, la madre también ha elegido al padre de su hijo, sólo que no en forma convencional.

En cuanto a la donación de esperma, es un acto de generosidad, porque puede hacer posible la felicidad de muchas parejas estériles, deseosas de tener hijos y de muchas mujeres que están solas.

La convicción de la madre de que ha hecho lo correcto, hará que su hijo acepte sus circunstancias y no permitirá que ese niño se sienta diferente.

Categorías: Familia