Psicología

Inicio Psicopatología Avances en el Diagnóstico de Patologías Mentales

Avances en el Diagnóstico de Patologías Mentales

Publicado por Malena

La diferencia entre el tratamiento de una enfermedad física específica y el de una enfermedad mental severa que también tiene base orgánica, es la falta de conocimientos sobre esos fundamentos.

La comprensión del funcionamiento de los circuitos cerebrales, a la luz de la obtención de imágenes cerebrales e inclusive el descubrimiento de factores genéticos o proteicos que se detecten en sangre, será crucial en el diagnóstico y en el tratamiento de estas enfermedades en un futuro no demasiado lejano.

Avances en el diagnóstico de Enfermedades Mentales

Recién a partir del nuevo siglo se comenzaron a considerar leves indicios de antecedentes familiares o traumáticos como posibles factores de riesgo para llegar a sufrir una enfermedad mental grave.

Pero en los próximos años los adelantos tecnológicos y los estudios genéticos y de las proteínas revelarán indicadores sobre sus posibles bases orgánicas y su eventual tratamiento.

Hasta ahora, los trastornos mentales serios se clasifican por sus síntomas, los cuales no son excluyentes de una sola enfermedad sino que también pueden asociarse a otras enfermedades diferentes; debido a que ninguna evidenciaba signos biológicos específicos.

Los marcadores biológicos más profundos y precisos ayudarían a realizar un diagnóstico exacto y rápido de la patología y esto haría posible la implementación del tratamiento más adecuado y eficaz.

Actualmente, la esquizofrenia, por ejemplo, todavía se diagnostica con la aparición de un brote psicótico.

En el caso de otras patologías cerebrales se pueden presentar síntomas cognitivos y de conducta, posteriores al funcionamiento anormal de un circuito cerebral; por lo que un tratamiento basado en los síntomas sería inoperante.

Por ejemplo, en la enfermedad de Parkinson, los síntomas aparecen solamente cuando el 80% de las células que producen dopamina ya se han deteriorado.

El estudio de los circuitos cerebrales por medio de imágenes cerebrales, biomarcadores y entrevistas, pueden revelar cuáles son los tratamientos que resultan más eficaces y evaluar los cambios que producen dichos tratamientos.

El control de los trastornos mentales que se consideran de base biológica reportará una nueva percepción de dichas patologías, y en lugar de ser consideradas como personas poseídas por espíritus, endemoniadas, peligrosas e irracionales podrán ser aceptadas y tratadas como personas enfermas capaces de recuperarse.

La psiquiatría está dejando de ser una ciencia basada únicamente en procesos mentales subjetivos para transformarse en neurociencia; brindando esperanza a millones de seres que esperan impacientes un alivio verdadero y permanente para sus males.

Antiguamente, los tratamientos se reducían a entrevistas, internación, prácticas de terapia electroconvulsiva o coma insulínico, con magros resultados y la posibilidad elevada de recaídas o muerte.

Actualmente la psiquiatría basa sus tratamientos en entrevistas, psicofármacos y terapia cognitiva.

El 50% de los pacientes presenta mejoría a las doce semanas, pero todavía existe el riesgo elevado de recaídas y de muerte.

Los científicos dedicados a la neurociencia están convencidos que antes de 2020, el avance de la tecnología permitirá mejores diagnósticos de los trastornos cerebrales; y con la implementación de estimulación cerebral, mejores psicofármacos, vacunas y terapia cognitiva, se podrá mejorar al paciente en solo 24 horas sin riesgo mayor de recaídas y con reducidas posibilidades de mortalidad.

Fuente: “Investigación y Ciencia, junio 2010, “Circuitos Defectuosos” Thomas R. Insel, psiquiatra y neurólogo norteamericano, director del Instituto Nacional de Salud Mental.

Categorías: Psicopatología

4 comentarios para “Avances en el Diagnóstico de Patologías Mentales”


  • catati.openid.es/ febrero 1, 2011 a las 7:44 am

    Mi hija en el mes de Junio de 2009 tuvo un Cuadro Psicótico grave. Se fue a estudiar a la Universidad a 500 kms. de casa y a los 3 meses comenzó a perderse, no dormir, no bañarse, no podía retener lo que estudiaba.
    Volvió y cayó en un cuadro psicótico grave, la tuve internada en un neuro siquiátrico un mes hasta que le dieron el Alta. Continuó con tratamiento psicológico y psiquiatrico, con medicación.
    En Octubre del 2009 hizo un curso acelerado de inglés.-
    En el Año 2010 comenzó otra carrera universitaria, en el lugar donde vivimos. Terminó el año bien y desde hace más de un mes está trabajando de cajera en un Supermercado.
    Dejó de tomar medicación hacen 9 meses.
    Hizo cambios muy grandes en su personalidad. Está rebelde, dice lo que piensa (y no le importa delante de quién), se puso mentirosa, comenzó a salir con amistades de todo tipo (hoy está más estabilizada y mejor relacionada), manifestó que es lesbiana.-
    Antes era todo lo contrario.-
    Nunca me dieron un diagnóstico de lo que tenía, porque me manifestaban que era muy apresurado dar un diagnóstico.

    Si bien estoy feliz que hace una vida normal y no tiene malas amistades, me preocupa las cosas que dice con total desparpajo, porque pasa a ser insolente, maleducada. Se ha vuelto díscola.-
    El psiquiatra y la psicóloga le dieron el Alta

  • Es común en la adolescencia que se produzcan estos brotes psicóticos ya que en esta etapa de la vida se produce una crisis de identidad. En ese momento la anormalidad es normal y no todos se pueden dar el lujo de hacer una crisis, la mayoría se traga todo y se aliena como persona. Pero en alguna otra etapa se atreven. Son esos que hacen cosas de adolescentes cuando ya son adultos.
    Lo único que puedes hacer es señalar cómo se comporta, no darle consejos. Por ejemplo: te estás portando en forma insolente, me estás faltando al respeto, estás hablando en forma vulgar, etc. Señalar no es lo mismo que aconsejar. Sirve para que se de cuenta, para que tome conciencia, un beso, malena

  • catati.openid.es/ febrero 14, 2011 a las 7:27 am

    Gracias Malena. Me pasan todas las emociones por ella. Charlamos, le señalo, la aconsejo, le grito y hasta he llegado a pegarle cuando me ha insultado.
    Me cuesta muchísimo ver que se comporta tan insolente y que agrede con su insolencia. Se ha ido de la casa a vivir con su padre, con unas amigas, y ahora está conmigo.
    La semana pasada, renunció al trabajo que tenía, porque se va a probar suerte a Mar del Plata. Se va a la casa de una amiga que vive con su madre. Conozco esa amistad y tengo teléfono y todo. Si bien no me gusta mucho, ella está decidida a irse y probar suerte de trabajo y seguir estudiando allá. Está preparando todos sus estudios realizados, para quedarse allá si le pinta.-
    El tema es que yo veo que ella no tiene continuidad en nada. Un mes una cosa y pasa a otra. Amistades un tiempo y pasa a otras. Todo así, y eso me preocupa. Cuando lo charlamos me dice que ella sabe lo que hace, que no me haga problemas que ella no está en nada raro. La veo muy ansiosa y sensíble.-
    Yo tengo ganas de llevarla a otro psiquiatra o psicólogo.-
    Ud. que me recomienda.-

  • catati.openid.es/ febrero 14, 2011 a las 7:29 am

    Otra cosa, ella me dice siempre que lo mejor que le pudo pasar fue ese cuadro psicótico.
    Para mí fue lo peor que me pasó, porque ella era una niña dócil, respetuosa, atenta, bien hablada, reservada y después de esto, todo lo contrario