Psicología

Inicio Adicciones Dejar de Fumar

Dejar de Fumar

Publicado por Malena

Un mal hábito expresa un estado de ánimo.

El tabaco es una hierba perenne de hojas grandes, de origen americano, que actualmente se cultiva también en zonas tropicales del Sur de Europa y Oriente.

Esta especie es tan antigua que no se conoce su forma silvestre; existiendo distintas variedades que son características de cada zona de producción.

Dejar de Fumar

La parte de la planta valiosa son las hojas que deben ser sometidas a un proceso de fermentación y secado para obtener su característico aroma.

El tabaco contiene principalmente un alcaloide llamado nicotina en proporciones variables. El que se utiliza para fumar contiene generalmente del 1 al 3% de esta droga; y de ella derivan sus efectos sedantes.

Las hojas de esta planta debidamente curadas y preparadas, pueden adecuarse para distintas formas de consumo.

Con el molido de las hojas secas se produce el polvo para inhalar y con las hojas curadas, según las distintas especies y cualidades de la planta, se elaboran cigarro de hebras, de hoja, de mascar, habanos y tabaco para pipa.

Para los cigarrillos de papel se utiliza la picadura que se obtiene de las venas y tallos de la planta; y para su aprovechamiento como componente en la elaboración de fertilizantes e insecticidas se usan los deshechos.

Desde tiempos remotos los indios americanos cultivaron el tabaco como planta medicinal y como tóxico, utilizándolo en ceremonias religiosas con significado mágico.

Los conquistadores españoles llevaron el tabaco a Europa desde donde se difundió a todo el mundo..

Esta sustancia produce efectos en el sistema nervioso, la actividad cardiaca y las vías respiratorias. Hoy en día se ha comprobado que existe una relación significativa entre el consumo de tabaco y el infarto de miocardio y el cáncer de pulmón.

Antiguamente se consumía el tabaco en forma de cigarros o mediante el uso de una pipa; como una práctica placentera para disfrutar en reuniones sociales o en el hogar como forma de esparcimiento. La vida moderna acelerada incrementó el uso de cigarrillos como una adicción.

La adicción es un hábito adquirido que calma la ansiedad producida por trastornos emocionales difíciles de enfrentar. Cada situación en la vida que afecta emocionalmente produce un desequilibrio psíquico que muchos intentan aliviar con el cigarrillo. La asociación que se produce entre el consumo de tabaco y el alivio de la ansiedad crea la adicción.

Todas las adicciones relacionadas con la boca tienen su raíz en una etapa del desarrollo muy temprana, la etapa oral, durante la lactancia. Las fijaciones a esa etapa, por exceso de gratificación o por exceso de frustración, producen traumas que se calman en ese momento, con el pecho materno. Se aprende así una forma de satisfacción que posteriormente se puede transformar en adicciones orales, al cigarrillo, al alcohol, a la comida o a las pastillas.

Cuanto más arcaica en el desarrollo sea la fijación más difícil es el tratamiento.

Todas las adicciones reflejan distintos grados de depresión, encubierta por el hábito.

Lo más indicado para la erradicación de este hábito es concurrir a un grupo de autoayuda para dejar de fumar. Existen distintas entidades sin fines de lucro que organizan el funcionamiento de estos grupos con resultados óptimos.

Es necesario llegar a darse cuenta de cuál es el problema emocional que no se puede lograr resolver y que los obliga a fumar.

Categorías: Adicciones

3 comentarios para “Dejar de Fumar”