Psicología

Inicio General, Psicoanálisis Obra de Freud

Obra de Freud

Publicado por Betina Ganim

El 6 de mayo pasado la comunidad psicoanalítica ha conmemorado el 157 aniversario del nacimiento de Sigmund Freud, el creador del psicoanálisis, el descubridor del inconsciente, por lo que muchos lo llaman «el padre del psicoanálisis».

En la red he encontrado unos tomos de la obra de Freud, en una versión que me gusta mucho, son tres tomos que abarcan la obra freudiana; una edición de 1973 de la mano de Biblioteca Nueva.

Freud-06

Esta es la versión traducida al castellano de Luis López Ballesteros. Si bien
-al menos los que estudiamos a Freud en la Universidad Nacional de La Plata, Argentina- la versión «preferida» era la de Amorrortu, la primer versión traducida del alemán fue la de López Ballesteros, que Freud halaga sobremanera en una carta que enviara a este traductor en 1923.

El motivo de esta «preferencia» por la traducción de Amorrortu, se debe esencialmente a uno de los conceptos fundamentales del psicoanálisis: la pulsión. En la versión de López Ballesteros dice «instinto», error de traducción que supongo justamente alude a la novedad del concepto.

Y sabemos que lo que nos diferencia de los animales es que «no existe relación sexual», como dice Lacan; sino que en los seres humanos, por el hecho de haber sido atravesados por el lenguaje, el instinto no funciona.

Que no haya relación sexual quiere decir que no hay relación sexual programada, genéticamente determinada. Y es por eso que uno de los motivos de consulta más frecuente es el desencuentro amoroso, el desencuentro entre los sexos.

Bien, pero siguiendo con el tema de las traducciones de la obra de Freud, en la de López Ballesteros me he encontrado con el prólogo a la primera edición de Biblioteca Nueva, que hiciera en 1922 el ensayista y filósofo madrileño José Ortega y Gasset.

Ortega y Gasset alaba de alguna manera la labor editorial del Biblioteca Nueva, adjudicándole el acierto de semejante empresa, en el sentido de acercarle al público la posibilidad de acercarse al pensamiento psicoanalítico de la mano de su fundador vienés.

El filósofo español rescata la elegancia en el etilo de escritura de Sigmund Freud, que no implica que su lectura sea ininteligible. Su obra es de una claridad que permite que no solo los médicos y psicólogos se acerquen a ella, sino que llegue también al público en general.

Dice Ortega y Gasset que Freud osó querer curar trastornos que carecían de causalidad orgánica, planteando que había otro tipo de causa en juego, y se dispuso a trabajar en ello. Así, creo su método: el psicoanálisis.

En esta empresa, Freud tuvo que superar grandes obstáculos, fundamentalmente las resistencias que ponían los médicos respecto de sus tesis.

Aún así, él dedicó su vida a investigar y transmitir no solo su método, sino cómo éste iba tomando forma a partir de los síntomas que los enfermos padecían y le llevaban a su consulta. Y no solo se sirvió de ese material para dar cuenta de los descubrimientos que iba haciendo respecto de la psique, sino que también él mismo dio testimonio de sueños y síntomas propios que le permitían verificar sus teorías.

Hoy, siglo XXI, las herramientas que nos brindó y nos sigue brindando, nos siguen orientando en nuestra práctica.

Categorías: General, Psicoanálisis