Psicología

Inicio General El Budismo y la Psicología

El Budismo y la Psicología

Publicado por Malena

El Budismo nació del Hinduismo o tradición védica de modo semejante a como nació el Cristianismo de la religión judaica. En ambos casos se trata del paso de una religión étnica (o sea restringido en el Hinduismo por las castas, y en el caso del judaísmo por la raza) a una religión universal.

El Budismo se diferencia del Hinduismo por la ausencia de textos revelados y de ritual externo, por lo que algunos no lo consideran una religión.

El Budismo y la Psicología

El autoconocimiento es la meta del budismo, que es la única forma de salir del condicionamiento o ignorancia que nos mantiene en los ciclos de nacimientos y muertes, para alcanzar el nirvana.

El nirvana es lo absoluto, de donde emana una realidad que se percibe ilusoria. Esta realidad relativa se desarrolla en ciclos que está regida por una Ley de causa y efecto: la Ley del karma, que vincula a cada acto con su consecuencia a través de los ciclos.

Lo que hace la realidad aparente no es sustancia, sino una envoltura de pensamiento. El fenómeno que nos parece real, es una apariencia que se agota en el presente, de modo que la continuidad es una percepción ilusoria.

Cada individuo y existencia individual representan la forma transitoria que asume una corriente vital continua, y la muerte de tal individualidad no es sino el paso de esa corriente vital a otra, que nace en otro estado de existencia determinado por el karma anterior. La Ley del karma determina la configuración de destino de una existencia, no los actos.

No se trata de reencarnación del yo, es la corriente vital la que se mantiene y asume la forma de individualidades sucesivas, cada una con su yo perecedero e irreal.

Los actos, aunque se extinguen al instante, dejan como un vestigio en la conciencia individual que genera la mente maculada o afligida por las acciones y ésta es la conciencia que perdura.

La liberación o nirvana consiste en limpiar las máculas, producto de la ignorancia y salir de los condicionamientos.

Se puede observar que varios de los términos que expresan las enseñanzas del Budismo forman parte del lenguaje de la psicología contemporánea.

En cuanto al concepto de pecado, en las religiones occidentales por ejemplo, está asociado con el pecado original y los errores actuales; y la liberación de la culpa y el castigo se logran por medio del Bautismo, que borra el pecado original y el perdón de los pecados, que borra las faltas de esta vida y hace posible la vida eterna.

El Budismo indaga por la causa fundamental del error y el sufrimiento y descubre que no están causados por un mal que heredamos de otros, sino por nuestros propios condicionamientos de vidas anteriores y de esta vida, por ignorancia de la verdadera naturaleza de la existencia, que aunque está en nuestro interior no la vemos.

Pero se puede reconocer que tanto casi todas las religiones orientales como las occidentales admiten que nacemos impuros y que la purificación pasa por la obediencia a un código ético.

Categorías: General

3 comentarios para “El Budismo y la Psicología”


  • Me gusto la nota me parece que lo mejor es la forma sencilla en que estan expuestas cosas que son difisiles de comprender para todos. Los temes religiosos son por lo gral. muy discutidos y la verdad me gustaria que ampliaran mas el tema.
    besos

  • hola Vanesa, muchas gracias por tu comentario, trataré de complacerte a la brevedad, te mando un beso, malena

  • Aunque hay muchas cosas correctas, hay otras que no lo son. Primero, ni el Budismo ni el Cristianismo nacieron de otras religiones, sus nombres denotan claramente quienes fueron sus fundadores, aunque hayan nacido dentro del Hinduísmo y del Judaísmo. Decir otra cosa no es hacer nada más que una lectura «personal» de lo que no es «personal».
    Muchos textos en el Budismo son revelados, de hecho contienen la enseñanza del Despierto, que por lo mismo no pertenece al estado humano ni a ningun estado de ser particular.
    Ciertas expresiones que se usan en el Budismo no forman parte de la Psicología occidental (inclusive la contemporánea), porque esta los entiende a su manera y el Budismo de otra. La Psicología occidental es profana, lo cual no es el caso del Budismo. Que la Psicología moderna comparta ciertas cosas, solo es un caso accidental, pues hasta los enemigos ideológicos comparten algo, pero eso no sirve para asimilarlos de ninguna forma.
    La «purificación» no pasa por cumplir ciertos valores éticos, pues estos son solo «upayas», es decir, soportes u ayudas para lograr concentrar la mente. La purificación consiste en tomar conciencia de la vacuidad de todos los fenómenos (lo cual no es entenderlo racionalmente), de tal manera que lo que reste, sea el Nirvana.
    Para tener una verdadera comprensión de la enseñanza del Budismo, o de cualquier religión verdadera, hay que dirigirse solo a ella misma, y no tratar de entenderla a través de cualquier otra cosa. El libro del budista Marco Pallis, «Espectro luminoso del Budismo», es una buena ayuda para ello, ya que se expresa en un lenguaje sencillo de entender para los occidentales en muchas cuestiones relativas al Budismo, e inclusive, relativas al Cristianismo, pues trata de mostrar la compatibilidad que hay entre ambas religiones en muchas cosas esenciales, aunque se vean diferentes desde sus puntos de vista.
    Saludos.