Psicología

Inicio General El instinto maternal

El instinto maternal

Publicado por Malena

Si nos detuviéramos a observar cómo se comportan los animales en sus nidos, cómo cuidan a su prole y a qué extremos llega el instinto materno y paterno, podríamos comprobar qué grande puede ser la satisfacción y la alegría de sentirse padre o hijo en el mundo animal.

Al contrario de lo que sucede entre los seres humanos donde la familia atraviesa una profunda crisis, el lazo natural entre la madre y el hijo pareciera no existir, predomina la frialdad y la indiferencia, produciendo en los jóvenes una angustia que sólo pueden expresar con depresión y agresividad.

El instinto maternal

No son pocos los padres que dejan de seguir sus impulsos naturales, se inclinan a identificarse con imágenes falsas y se alejan de sus hijos.

La clave de un mundo mejor comienza con en el amor de la madre por su hijo. El que no tuvo de niño la felicidad de sentirse amado no podrá nunca amar ni ofrecer a sus hijos el amor que no tuvo.

De esa manera el desamor y la indiferencia se disemina por el mundo produciendo tragedias y guerras.

En una hembra que acaba de tener cría, se agita una fuerza extraordinaria que la impulsa a cuidar y alimentar aquello que salió de su cuerpo y a darle su afecto, transformando su egoísmo en amor a su propio hijo; y desde ese momento estará dispuesta a sacrificarse por él.

Los acontecimientos más importantes que establecerán una relación firme de una madre con su hijo se producen a la hora del nacimiento.

Si una yegua, una vaca, una cabra o una oveja son separadas de sus crías inmediatamente después de su alumbramiento y no se las devuelve hasta transcurridas una o dos horas, esos animales nunca llegan a sentir sentimientos maternales hacia sus crías.

Cuando una hembra mamífera tiene a su cría a su lado los primeros cuatro días, la amamanta, la lame y le da calor, su instinto se despierta por completo.

Existen hormonas que se liberan en los momentos próximos al parto, que despiertan los sentimientos y cualidades maternales necesarios para mantener y proteger la vida de la criatura que acaba de nacer, que un día después del alumbramiento desaparecen del organismo materno, pero antes esas hormonas ya han puesto en marcha el motor del instinto maternal, que continuará funcionando aún sin ellas.

Grandes cambios físicos se producen en la madre en muy corto tiempo y junto a esos cambios corporales se verifican también decisivas transformaciones psíquicas.

La hembra cuidará maternalmente a sus hijos y si éstos se extravían o mueren adoptará a las crías de otra hembra, aunque ni siquiera sean de su propia especie.

En seres humanos, está demostrado que el contacto íntimo con el niño durante los primeros días que siguen al nacimiento cambia los sentimientos de las madres que pretenden darlos en adopción. Esas madres, que sólo albergaban rechazo hacia sus hijos pasaron a sentir un amor ilimitado al tener la oportunidad de contactarse con él.

En los Estados Unidos, no menos del 39% de los hijos prematuros, que han sido colocados en incubadoras, son cruelmente maltratados por sus padres o criados con frialdad e indiferencia. Con pocas excepciones, los bebés de incubadora están predestinados a no encontrar en su vida alguien que los ame de todo corazón. Tampoco tienen razones para reír cuando son mayores.

En cambio, si la madre piensa amorosamente en su hijo que está en la incubadora, este amor es capaz de atravesar muros y cristales y tener un efecto reparador en el hijo, el cual no va a registrar posteriormente signos de privación afectiva.

Muchas de las necesidades psíquicas de nuestro tiempo podrían ser satisfechas si los padres volviesen a ofrecer a sus hijos el calor de hogar que tanto necesitan.

Categorías: General

14 comentarios para “El instinto maternal”


  • Malena…es cierto…Nunca tuve lazo con mi madre…ella no pudo estar conmigo…y cuando pudo…ya de grande…una religion la aparto de mi..porque yo no era como ella y su nueva familia…creo que esto lo voy a superar pero demandara tiempo…mientras tanto el dolor es tremendo…pero nada es imposible…lo se
    Un abrazo!
    Alexces.

  • Hola Cesar, los seres humanos podemos trascender todos los condicionamientos y carencias afectivas. Sólo los más débiles no pueden hacerlo, los fuertes se levantan de sus cenizas.
    Muy pocos han tenido la madre que hubieran deseado.
    Un beso, malena

  • HOLA :TE HE ENVIADO ALGUNUNOS MENSAJES ESPERANDO QUE CUANDO TENGAS TIEMPO ME LOS CONTESTES POR FAVOR, PUES TUS ARTICULOS ME SON DE DE MUCHO INTERES. GRACIAS.

    YO CREO QUE LA DECILUSIO MAS GRANDE QUE ESPERIMNERIA CUALQUIER INDIVIDO ES SENTIR EL DESAMOR ESPECIALMENTE DE SUS PADRE, YO NO TUBE UN HOGAR AUNQUE VIVI CON MI MADRE Y EVENTUALMENTE CON MI PADRE, Y A MIS 37A. ES DURO, Y NADIE SABE PORQUE? ELLOS NO SABEN FORMULARCE LA PREGUNTA SIQUIERA, YO DEDUSCO QUE SU FALTA DE AMOR PROPIO, SUS CIRCUSTANCIAS,EL NIVEL EDUCATIVO, CULTURAL ECT.. ASY PODRE DISFRUTAR EL RESTO DE MIS DIAS AQUII EN EL PLANETA. PERO LO SUPERARE.
    GRACIAS POR SUS ARTICULOS TAN ENRIQUECEDORES.

  • Hola Janetth,
    Tienes que aprender a aceptar a tus padres como son. Nadie tiene el padre o la madre que hubiera deseado, porque los ideales no existen, sólo existen seres humanos con problemas que hacen lo que pueden. No olvides que ellos también han tenido experiencias con sus padres que tal vez no fueron las mejores.
    Intenta trascender ese condicionamiento y elévate. Perdónalos y trata de construir tu propia vida con amor. un beso, malena

  • Hola Malena,

    Siento decirte que para ser psicóloga me parece que utilizas el lenguaje con poca responsabilidad. En una linea y de un plumazo nos has condenado a todos aquellos que tuvimos un hogar frío y sin afecto a no conocer el Amor:

    «…El que no tuvo de niño la felicidad de sentirse amado no podrá nunca amar ni ofrecer a sus hijos el amor que no tuvo»

    Tengo 37 años y llevo casi 7 de psicoanálisis tratando de resurgir de mis cenizas y te aseguro que no pierdo la esperanza de encontrar el Amor en mi corazón (enfriado y asustado) y dárselo a mi pareja y los hijos que no tengo cuando llegue el momento. Sé amable conmigo, con los que luchamos y no nos digas que nuestra lucha es en vano y nuestro destino inalterable. Eso tú no lo sabes.

  • hola: quisiera saber todo sobre el gen de la maternidad, me hablaron un poco de eso en el colegio explicandome que hay conductas que se heredan de los padres, me explico dijieron que si uno tenia padres «malos» esos hijos tienen altos grados de `probabilidad de ser tambien «malos» padres.
    por favor necesito toda la informacion que me puedas entregar sobre esto
    gracias
    PD: OJALA ME LLEGUE AL CORREO ELECTRÓNICO
    ADIOS

  • Hola Karla, esa teoría se basa en estudios con animales. Se comprobó que los monos que no recibían la atención que las madres dan a sus crías, luego no cuidaban a sus propios hijos, porque no pudieron aprender esa conducta que es instintiva pero que requiere también de un aprendizaje.
    Se puede observar también en humanos con gran carencia afectiva. Aunque un humano es más probable que tenga figuras sustitutas que hayan cumplido con ese rol. un beso, malena

  • «La clave de un mundo mejor comienza con en el amor de la madre por su hijo. El que no tuvo de niño la felicidad de sentirse amado no podrá nunca amar ni ofrecer a sus hijos el amor que no tuvo»

    ¿Y que hay del padre? También puede y debería dar amor y cuidado a sus hijos, la madre no es la única responsable.

    Otro de tantos textos sexistas ¬¬

  • Hola Ariadna, no se trata de sexismo, sino de las reglas de la naturaleza. Si le sacas los cachorros a una cría antes de los 45 días, tendrá posteriormente conductas aberrantes.
    La relación de la madre no se puede comparar con la del padre, nunca, porque son dos roles diferentes. Es una ley natural. un beso, malena

  • Hola me parese que tu articulo es muy interesante y que toca un tema para muchos algo complejo ya que surgen muchas preguntas con respecto ha este.
    La vida del ser humano es tan maravillosa que solo los hechos y realidades pueden explicar lo inesplicable no crees.

  • hola Pablo, casi todos los niños que no han tenido madres a su lado por distintas cuestiones, han tenido sustitutas. Una buena sustituta puede reemplazar el rol de madre y el niño no necesariamente quedar afectado. Si tu le sacas el niño a una madre y tampoco tiene sustituta, el niño se deprime, deja de comer y muere por marasmo. Lee a Sapitz en su libro «El primer año del vida», donde relata sus experiencias en un horfanato.
    A raíz de estas experiencias actualmente en esas instituciones los niños son levantados de sus cunas, alimentados y acunados por alguien en particular y no diferentes personas, para brindarle la experiencia emocional que necesitan para poder luego crear vínculos. un beso, malena

  • Me gustaría confirmar, en el caso de las mamas que trabajamos, tenemos que dejar a nuestros bebés al cuidado de alguién (sustituta), tanto en el hogar como en un nido, al conocer que en alguno de estos lugares, se descuida al bebé por motivos humanos, toda vez que nada es perfecto o ideal, las madres sufrimos y nuestro instinto maternal nos consterna por la situación pasada, se compara este sentimiento con los que tienen los animales y sienten por sus crías, de protegerlos utilizando todos los medios, y si descubrimos que alguién intenta hacerles algún daño, podemos perder la cordura, por el sentimiento que nos embarga.

  • Hola Jessica Masaya, Lo siento, pero si yo fuera periodista nunca se me ocurriría recurrir a un página de Internet para buscar información. Para eso están los libros, que no muerden.
    un beso, malena

  • Hola Jessica sino te gusto el articulo, al menos no ofendas simplemente sal de la web y ya.. y si vete a leer libros suerte con tu articulo espero te haya salido bien y cuando lo lea alguien no diga.. que perdio su tiempo..