Psicología

Inicio General Héroes Cotidianos

Héroes Cotidianos

Publicado por Malena

Todos alguna vez hemos leído sobre las hazañas de antiguos héroes mitológicos o históricos y hemos quedado admirados de sus grandes proezas. Sin embargo apenas nos conmueve el heroísmo de los habitantes de las grandes ciudades.

Todos los días, una pareja común, con dos hijos, que viva en el conurbano y que trabaje en el centro, puede convertirse también en la protagonista de una gran hazaña.

Héroes cotidianos

Por lo general, ambos se levantan bien temprano, despiertan a los chicos y los ayudan a vestirse si aún son pequeños, revisan sus útiles escolares para ver si llevan todo lo necesario, preparan el desayuno y luego alguno de los dos los lleva al colegio mientras el otro se queda acomodando el desorden, lavando tazas, tal vez poniendo el lavarropas a funcionar mientras al mismo tiempo hace la lista de compras para pasar a la noche por el Supermercado, si tienen tiempo, al salir del trabajo.

Ella apenas alcanza a bañarse, vestirse, arreglarse un poco antes de salir y correr hasta el auto justo cuando ya el marido está de vuelta en la puerta esperándola para ir al centro; es una carrera contra el reloj, pero por fin está lista a tiempo.

Todos alguna vez trabajamos o sabemos lo que es trabajar en una oficina. Si uno no tiene la suerte de ser personal estatal, en las empresas privadas las exigencias son cada día mayores; porque aunque las ventas hayan aumentado y ganen más, tener otro empleado les significa cargas sociales que incrementan los haberes a casi el doble si están en blanco.

Por lo tanto, en sus respectivas oficinas, a este matrimonio que trabaja en empresas privadas pequeñas, los papeles los tapan día a día.

Por suerte tienen un rato libre para almorzar que aprovechan para hacer algún que otro trámite, pagar facturas, etc. dejando los diez últimos minutos para el sándwich y la gaseosa, cuando pueden, porque a veces tienen que volver con apenas unas galletas en el estómago.

La tarde parece más larga, será porque tienen sueño atrasado; es que anoche se quedaron viendo una película hasta las doce. Sus movimientos son más lentos, más pausados, es que es la hora de la siesta, sin embargo es inevitable que el teléfono siga llamando.

Por fin son las seis, llega la hora de la salida y se van los dos juntos en el auto con la intención de pasar por el Supermercado, tal como lo habían planeado, porque en la heladera ya no queda más nada.

El tráfico en la calle es alienante, se forma una galleta en la Panamericana porque parece que hubo un accidente. Sí, es un camión de gaseosas que volcó y provocó un atolladero. Pero tuvieron suerte porque sólo tardó una hora el auxilio para sacarlo del medio y otra hora más les llevó a los damnificados, levantar todas las gaseosas que estaban en el suelo.

Resolvieron cancelar el supermercado porque ya era tarde y la señora que atiende a los chicos después del colegio, se va si no llegan según lo convenido, por lo cual tendrán que llamar al delivery para comer algo.

Ya son las diez de la noche y la cocina está reluciente, porque los de la casa de comidas mandaron toda la vajilla descartable. Fue una suerte después de tanto contratiempo, pero cuando miraron hacia el techo para relajarse vieron una mancha de agua que se filtraba desde el piso de arriba.

Comenzó a gotear primero, pero poco después siguió cayendo agua como si saliera de una canilla. Llamaron al encargado pero ya era tarde, se había ido a ver el partido en frente, a la casa de un vecino. Casi les da un ataque, pero por suerte lo pudieron localizar para que cerrara la llave de paso.

La intervención del portero solucionó el problema pero ya eran las once y los dos estaban tan cansados que sólo pensaron en irse a la cama de inmediato.

Pero se dieron cuenta que el nene más chico tenía fiebre y broncoespasmo, menos mal que tenían el nebulizador que lo fue calmando y se pudo dormir tranquilo después de un rato.

Se hicieron así las doce y media, igual que ayer, por una cosa o por otra nunca se pueden acostar antes, será mejor apurarse antes que otra vez pase algo.

Categorías: General

4 comentarios para “Héroes Cotidianos”


  • U_U ni hablar que la gente en esta prov termina siendo más acelerada por el tipo de vida que les toca vivir.
    Y todavía no entendi de donde proviene la riqueza, aveces pensando que en antigua grecia determinada época determinada ciudad polis (sin lugar a dudas no atenas) era una vida más austera más tranquila, viviendo con lo necesario(porque aunque habían ricos, eran pocos) y con ese tipo de interes de la vida y la vida pública.
    En cuanto a la información se que sucede en todos lados. Parte del «nacionalismo» patriotismo, tiende a eso, a mantener fuertemente arraigado en el corazon los momentos más tormentosos de su historia. Y no es lejano decir que los arabes hoy en día hablan de las cruzadas como si hubieran ocurrido ayer.
    A los japos no los veo enojados por lo de hiroshima y nagasaki, ellos decidieron no olvidar sino prosperar en sus terminos. Como forma de vida distinta, pero con sus propios problemas. Como en varios lugares.
    Más como del orgullo francés no hablaré…
    Te digo que está bueno de que muestres en este articulo que toda esa gente que vive aquella vida tan agitada es de alguna forma heroica.
    Bueno, eso saludos

  • hola Bisis, gracias por leer.
    Si, es el héroe anónimo, el que sobrelleva la pesada carga de la rutina sin inmutarse, conservando la alegría de vivir, viendo las pequeñas grandes cosas de la vida y sin perder el entusiasmo de trascender de alguna manera algún día.
    La religión de los japoneses los ayuda a superar el pasado, vivir el presente y no preocuparse por el porvenir. Porque ellos creen en el karma, o destino, o condicionamientos de otras vidas pasadas y las cosas que les ocurren las aceptan, no como castigos sino como una posibilidad de superación. De esa manera nadie tiene culpa de nada.
    En las religiones occidentales la culpa es la principal protagonista, no es casual que estemos siempre echándole la culpa a alguien o buscar algún chivo expiatorio. un beso, malena

  • El heroismo es un acto tan pasional…que a veces parece hasta estupido…pero que necesario es jugarse por lo que uno cree..en lo cotidiano hay miles y miles que ni se quejan de nada…y se la bancan y le dan y le dan…hasta el cansancio…y al otro dia …otra vez…dale y dale..Aguante el Heroe de la clase trabajadora!!!

  • Hola César, un héroe es aquel que puede reflexionar antes de reaccionar, el que comprende las razones y las motivaciones de los otros, el que acepta la realidad tal cual es y no está siempre deseando lo que no es.
    El cambio no empieza afuera, el único cambio posible es el que comienza desde adentro. El cambio individual cambiará al mundo. Un beso, malena