Psicología

Inicio General Naturopatía, Psicología y Quiromasaje, Parte II

Naturopatía, Psicología y Quiromasaje, Parte II

Publicado por Malena

Tabla de contenidos de Naturopatía, Psicología y Quiromasaje

  1. Naturopatía, Psicología y Quiromasaje-Parte I
  2. Naturopatía, Psicología y Quiromasaje, Parte II

Naturopatia Psicologia y Quiromasaje-Parte-II

La Naturopatía y el Quiromasaje son terapias complementarias y alternativas, también de la Psicología.

La Homeopatía es un sistema complementario y alternativo de la Medicina Tradicional basado en la similitud o sea en el principio que sostiene que cantidades muy pequeñas altamente diluidas de sustancias, que provocarían el síntoma en dosis más elevadas, curarían esos mismos síntomas.

La Medicina China es el antiguo sistema tradicional de salud de los chinos aún vigente en ese país.

Según este sistema la persona se enferma cuando se altera el flujo de la energía vital o chi, produciéndose de esa manera un desequilibrio del Ying y Yang que representan los opuestos.

Comprende terapia de hierbas, dieta alimenticia, ejercicios, meditación, acupuntura y masajes.

El Quiromasaje, que significa masaje con las manos, es una técnica que tiene más de cuatro mil años de antigüedad y que se basa en la respuesta natural y espontánea que tiene toda persona de frotarse con las manos una zona del cuerpo dolorida.

A través del tiempo ha adoptado distintas modalidades y se considera tanto un arte, por contar con una técnica, como una ciencia en permanente cambio, ya que se va modificando según la característica de cada época; siendo la tendencia actual complementar el tratamiento manual con el empleo de sustancias naturales o emulsiones vigorizantes y reparadoras.

El objetivo primitivo de los masajes era favorecer la relajación e inducir al reposo pero actualmente su uso se ha extendido hacia el desarrollo de nuevas técnicas para aliviar o elimianar dolencias.

El Quiromasaje es un tratamiento manual mecánico que se aplica sobre el cuerpo y que tiene efectos reguladores del estado de ánimo, del cansancio y de las tensiones de la vida moderna.

La acción mecánica sobre los tejidos ejerce una influencia benéfica sobre ellos, relajando la musculatura y provocando una sensación de bienestar; y asociándolos con ejercicios moderados se logra un efecto más duradero.

Se considera terapéutico tanto desde el punto de vista físico como mental, en el sentido de cuidar, prevenir, mantener y promover el equilibrio y la salud.

Además de mejorar la circulación y recuperar la movilidad de tejidos dañados, aumenta la sensibilidad del cuerpo que se encuentra disminuida.

El tacto, junto con el olfato y el gusto, son los sentidos que el hombre moderno está perdiendo, dado que debido al incremento de los medios audiovisuales, la vista y el oído son los sentidos más desarrollados en detrimento de los otros.

El acercamiento a otra persona es una expresión de deseo que cada día más se dilata en el tiempo, por la tendencia del hombre actual al individualismo y al solipsismo, que lo mantiene indeciso frente al debate entre su anhelo de compañía y su hedonismo de ser para si mismo.

El Quiromasaje también produce un efecto depurativo, ya que favorece la eliminación de células muertas y depósitos de grasa, devolviendo tonicidad a los músculos y relajando todo el cuerpo.

En el campo del deporte el Quiromasaje se utiliza tanto para preparar el cuerpo para la competición como para después de la práctica, para aflojar tensiones y reparar lesiones.

Desde el punto de vista psicológico, el contacto con las manos proporciona un estado de equilibrio y una sensación de tranquilidad.

Para realizar los masajes se utilizan cremas o aceites esenciales, o en su defecto talco o magnesia; y si la piel lo permite se practica sin ningún aditivo.

En general es un procedimiento seguro pero si su aplicación no es profesional puede causar daños.

Por ejemplo, no es apropiado aplicar masajes en caso de la presencia de un edema importante; así como tampoco durante los primeros tres meses de embarazo, cuando hay infecciones, quemaduras, alergias o enfermedades vasculares, inflamación de ganglios, debilidad capilar, estados febriles, gota, enfermedades reumáticas agudas, tumores, problemas renales, traumatismos o cirugías recientes o enfermedades del sistema nervioso.

El masaje nunca debe causar dolor, ya que la idea es aliviarlos; y si el paciente reporta alguna molestia en su cuerpo que puede ser atribuida a esta práctica se deberá suspender el tratamiento en forma inmediata.

Sin embargo, son más los beneficios que los inconvenientes los que hacen que el Quiromasaje represente una forma más de estimular naturalmente el poder autocurativo del cuerpo.

Categorías: General