Psicología

Inicio Depresión La Distimia o Trastorno Distímico

La Distimia o Trastorno Distímico

Publicado por Israel Rios

Vamos a conocer un trastorno que por sus síntomas puede parecer una depresión pero con un carácter más leve pero que sin embargo influye mucho e igualmente en nuestro diario vivir. Se trata de la Distimia o trastorno Distímico.

Realmente se le conoce como una variable leve de la depresión a la cual se le atribuyen unos síntomas más graves y agudizados que a la Distimia. Si colocáramos un baremo de menos a más grave de a depresión podemos decir que la Distimia se colocaría en la zona más leve para que nos hagamos una idea pero igualmente se considera dentro de los trastornos depresivos.

distimia-D

Distimia significa Humor Alterado en griego antiguo. Es difícil de identificar a una persona con este trastorno afectivo con el cual puede pasar años y años y toda una vida sin necesidad de un tratamiento. En todo caso los tratamientos se han demostrado como muy eficaces a la hora de tratar este problema de tipo emocional por lo que es recomendable identificarlo ya que la calidad de vida será mucho mayor una vez que nos quitemos este problema de encima.

Tengamos en cuenta que estar triste en determinados momentos no lo debemos de considerar como un trastorno sino como algo humano a lo que estamos sometidos como tal y bajo las circunstancias que nos rodean. Este problema de la melancolía o tristeza lo debemos de considerar como Distimia cuando se repite todos los días durante al menos dos años. Esto si que es trastorno ante el que debemos de poner un freno, una terapia antes de que pueda recurrir en una depresión mucho más grave.

El dos por ciento de la población puede verse afectada por la Distimia y dentro de ese porcentaje al igual que pasa con la depresión la mayoría de los casos son de mujeres.

Cuando hablamos de síntomas de la Distimia nos tenemos que remitir a las sensaciones de tristeza y melancolía pero de forma constante y durante un gran periodo de tiempo de tal forma que se convierte en todo un problema para nuestra vida normal.

También puede ir acompañado de cansancio y una baja actividad unido al mismo. Esto puede afectar a nivel laboral principalmente por lo que la distimia no es un problema que debamos de dejar pasar ya que puede afectar a nuestra vida a muchos niveles a pesar de ser algo aparentemente leve.

También afecta a la concentración y a la memoria de tal forma que incluso a nivel de estudios puede perjudicar. Digamos que son síntomas también de la depresión pero siempre en niveles más bajos.

Las causas no están claras pero se barajan las posibilidades de la influencia hereditaria o la influencia ambiental (aislamiento, problemas, estrés…).

En cuanto al tratamiento de la Distimia dejando aparte el tema de los fármacos que lo dejamos para los médicos y psiquiatras estaría en manos de los expertos en terapia cognitivo conductual y en Psicoterapia. Desde aquí pensamos que aunque los fármacos son necesarios para evitar problemas mayores en determinadas situaciones no son la solución definitiva ni mucho menos por lo que debemos de indagar en la mente y emociones del sujeto para encontrar las causas y erradicarlas.

Categorías: Depresión