Psicología

Inicio Obesidad La Obesidad y la Comida Chatarra

La Obesidad y la Comida Chatarra

Publicado por Malena

Cuando mi ansiedad llega al colmo, pido un combo

El desarrollo de la industrialización provocó una verdadera transformación en los alimentos y en el arte de preparar la comida.

Este cambio revolucionario, trajo consigo ventajas y desventajas. Por un lado podemos hacer un almuerzo apetitoso en pocos minutos con sólo abrir la heladera; el hecho de poder conservar casi todo en frío facilita el trabajo en la cocina y nos da la suficiente seguridad de su perfecto estado de conservación.

La Obesidad y la Comida Chatarra

Hoy en día se pueden encontrar en los supermercados prácticamente toda clase de productos, ya sea enlatados, en envases de larga vida, en botellas plásticas, secos, en paquetes, congelados y hasta comidas hechas; pudiendo acceder a ellos la mayoría de las personas en casi todas partes, independientemente de la ubicación geográfica y de la estación.

El delivery se ha convertido últimamente en una buena opción debido al costo más accesible que el de un restaurante, y los locales de comidas rápidas compiten con gran ventaja captando al público joven.

Nunca la humanidad ha tenido a su disposición tanta variedad de alimentos para elegir y fáciles de cocinar, pero aunque los avances científicos lograron mejores tratamientos para las enfermedades crónicas, la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares o el cáncer, todavía siguen siendo estas mismas patologías las principales causas de muerte en el mundo occidental, debido en gran parte a la obesidad.

Por otra parte, el exceso de grasas y dulces se ha vuelto adictivo y el sedentarismo se ha incorporado en las grandes ciudades como modo de vida, debido al desarrollo de la tecnología.

A la mayoría le cuesta renunciar a las porciones dobles de papas fritas y a las hamburguesas gigantes para cambiarlas por un sándwich de queso y tomate sin mayonesa o bien por una ensalada con pollo; y además, luego del combo extra grande le resulta difícil realizar una diaria actividad física programada.

A pesar de todo actualmente la gente vive más años casi en todas partes, comparado con épocas anteriores a la revolución industrial, aunque seguramente no morían más jóvenes por alimentarse mejor sino debido a las hambrunas, los trabajos inhumanos, las enfermedades asociadas a la exposición al frío extremo, la falta de higiene, el riesgo de ser atacados por animales feroces, las infecciones, etc.

En cuanto a alimentación se refiere, no se trata de volver a la edad de piedra sino de ser más selectivo a la hora de comer y elegir lo más saludable que proporciona el mercado, teniendo en cuenta que se puede tener el placer de una buena comida sin abarrotarse de grasas y dulces.

Categorías: Obesidad

4 comentarios para “La Obesidad y la Comida Chatarra”


  • hola malena,soy carlitos tengo 66 años,estoy obeso,o gordito,peso 115 kilos,vengo subiendo hace 5 años! hace 10 años pesaba 86 kilos! pero tomaba pastillas para adelgazar! cada vez me es mas dificil adelgazar! no tengo problemas de complejidad! pero es que tengo un solo problema y es la comida! vivo pensando en ella todo el dia! se me alegra la cara cada vez que veo algo rico y si veo una ensalada me amargo!,actividad fisica……..nada,me engaño a mi mismo,que voy a ir al club a pileta,o que voy a salir a caminar,como tengo una 4×4,no camino ni media cuadra,es una enfermedad la comida,mi vida es la comida,tengo mi trabajo,tengo negocio,asi que mucho no hago,me voy de viaje y me como todo,y lo peor es que me puedo dar todos los gustos,por que si uno no tuviera para comprarse se pondria limites forsozamente.pero yo no,el año pasado me opere del corazon,tenia las arterias tapadas de grasa,todo salio bien,en 1 semana me repuse,pero segui comiendo,por sorpresa colesterol no tengo,pero de seguro se me estan tapando las arterias otra vez,pero la comida es mas fuerte!,que hago?,ahora probare de ir a cormillot ,por que no tengo fuerza de voluntad! tenes algun consejo para mi?.desde ya muchisimas gracias!.

  • Hola Carlos, comer en exceso es una adicción para calmar la ansiedad. Peor que el alcoholismo, porque no se puede dejar de comer pero si se puede dejar de beber alcohol. Como los alcohólicos tienes que concurrir a los grupos de autoayuda para obesos, que son muy eficaces. Una vez que llegues a tu peso continúas en mantenimiento un tiempo y luego sigues solo. Cuando aumentas dos kilos vuelves a ir a los grupos, nunca dejes los grupos si aumentas aunque sean dos kilos. Así adquirirás nuevos hábitos para comer rico y sin grasa. Es una cuestión de salud, tu puedes, un beso, malena

  • muchas gracias por la atencion de contestarme!.carlitos

  • pablo7.openid.es/ enero 6, 2012 a las 11:25 am

    ¡Hola, Malena! Tengo 37 años y me llamo Pablo.¡Yo estoy fijo comiendo! Llevo cinco años, por ahí, que como un montón. Mido 1′ 86 metros y peso 117 kg, o más, porque estoy comiendo montón en Navidades. El otro día hice pis dos veces en el zapato, porque ya no me veía la _____ del barrigón que tengo. :)
    (A mi madre le hace gracia esto, por eso se lo digo, con todo respeto).
    Como papas fritas(soy canario, y aquí, decimos «papas») :) , como también mucha bollería(palmeras, donuts, dulces varios…), ganchitos, chocolate, dulces… y si compro una botella de dos litros de refresco, me «pego» esa cantidad, menos dos vasos para mi madre y sobrinas.
    Sé que es de la ansiedad. Sé que…el corazón me duele, a veces, en un punto concreto de el, cuando cojo nervios de los pensamientos que tengo, padezco Esquizofrenia, Transtorno Obsesivo Compulsivo y creo que Doble Personalidad,(esto no me lo han diagnosticado, porque no se lo he comentado a la Psiquiatra), ansiedad,… todo lo que lleva todo esto junto.
    La gente que conozco que también sabe de Medicina, me dice que «eso es malo», pero yo…no sé.
    Y la gente del Barrio, mis vecinos, me dicen que también «es malo».
    Yo no lo tengo muy claro, es decir,…iba a poner que ¿para qué vivir?.
    También tengo depresión.
    Bueno, espero no haber molestado con la broma y gracias por su atención.
    Saludos,
    Pablo