Psicología

Inicio Personalidad Detectar y terminar con los manipuladores

Detectar y terminar con los manipuladores

Publicado por Israel Rios

Todos tenemos en nuestras vidas algunas personas que podemos catalogar como manipuladores. Les llamamos así porque de forma más o menos sucinta influyen en nuestras vidas de forma positiva o negativa. Lamentablemente la mayor parte de las veces esta influencia es negativa ya que se trata de conseguir de nosotros comportamientos que se alejan de nuestra propia voluntad.

La-Fuente-Mágica-de-Montjuïc-2-630x420

Como regla general estas personas parecen muy buenas pero esconden resortes secretos porque quieren conseguir algo de nosotros y realmente hacer daño. Se hace importante poder detectarlos y neutralizar sus intentos de manipulación para que definitivamente podamos tener control total sobre nuestras vidas sin que otros ejerzan una influencia negativa. Recalcamos lo de la influencia negativa porque la positiva es incluso necesaria para que podamos avanzar como personas en nuestra vida diaria.

Entre las características de los manipuladores podemos destacar que consiguen que pongas por delante sus necesidades antes que las tuyas, además lo hacen si dar ningún tipo de agradecimiento de tal forma que sientas que es tu deber hasta el punto de que te pueden hacer sentir culpable realmente si no cumples con sus expectativas.

El problema es acabar siendo una pieza más dentro de su propio juego.

Estas personas son expertas en distorsionar el pensamiento y explotar todo lo que tiene que ver con las emociones. Quieren literalmente tomar el control de nuestras personas para conseguir sus objetivos. Parece algo de película pero es raro que en nuestras vidas no haya alguien con estas características.

Cuando menos te vienes a dar cuenta estas a las órdenes de estas personas, haciendo lo que te dicen y lo peor de todo es que no te has dado cuenta.

Los manipuladores son capaces de detectar los puntos débiles de sus semejantes, algo que todos tenemos por muy fuerte que sea nuestra personalidad o por mucha autoestima que tengamos aunque evidentemente trabajarán sus estrategias con mucha más facilidad con aquellos que tengan autoestima baja o personalidades más débiles e influenciables.

Otra de las características de las personas manipuladoras es que no tienen muchos problemas a la hora de realizar estas manipulaciones ya que moralmente no tienen muchos escrúpulos. Son personas verdaderamente maquiavélicas que urden planes tremendos en los que necesitan a varias personas a las que influenciar para poder llegar a su objetivo.

Cuando un manipulador consigue alguien a quién influenciar no lo suelta, no lo deja libre hasta que la persona se da cuenta y le planta cara.

Además hay varios tipos de manipuladores, están los que se comportan como víctimas de tal forma que la persona manipulada se siente como el verdugo. Es a través de ese cambio de roles que ejercen su manipulación este tipo de manipuladores.

Otro tipo de manipulador es el dependiente, el que se presenta como débil y que depende de otras personas. Lo que estos manipuladores te hacen sentir es que no puedes defraudarlos.

El manipulador agresivo es el que directamente se hace sentir como el más fuerte y de esa forma ejercen su influencia.

Pero lo importante es saber como detener a estos manipuladores siendo primeramente detectados.

Lo primero es darnos cuenta de que estamos siendo manipulados ya que hay algunos derechos que tenemos por naturaleza que están siendo saltados a la torera por ellos. Si no nos tratan con respeto, si no puedes expresar tus opiniones, si no pueden tener tus prioridades propias, si no puedes decir NO es que estas ante un manipulador.

Mira el comportamiento de estas personas ya que suelen ser muy agradables con unas personas y agresivas con otras. Mantén las distancias con estas personas, no les des tu confianza ni les hables de tus problemas más íntimos.

Importante es dejar de sentirnos culpables y aprender a decir NO.

 

Categorías: Personalidad