Psicología

Inicio Sexualidad Sexo Sano

Sexo Sano

Publicado por María Gómez

Aunque no siempre es evidente, una vida sexual positiva o apropiada es un factor determinante de salud mental. Aquellos afortunados que cuentan con un fructífero ámbito sexual gozan de un mejor estado de ánimo.  Además, la pareja suele estar más compenetrada y tienen un menor probabilidad de sufrir depresión o ansiedad.  El placer sentido por ambas partes les acerca emocionalmente y les motiva para seguir agradando al otro. Aunque siempre  ha predominado una visión reduccionista del sexo como un puro acto sexual,  la verdad es que se trata de mucho más.  Entre otras cosas, es amor y respeto mutuo.

couple-731890_1920

Sin embargo, no nos podemos olvidar de que es un acto que requiere responsabilidad puesto que de lo contrario podríamos estar corriendo unos riesgos que nos llevarán a sufrir consecuencias indeseadas. Habrá, pues, que ser cuidadosos con los cambios de pareja,  evitar que el sexo se convierta en una obsesión,  y sobre todo, nunca utilizarlo como mecanismo de coacción o de chantajes.

Proponemos unas sencillas indicaciones para  mejorar el aspecto sexual de la pareja. En primer lugar, a pesar de que pueda parecer incómodo en un principio,  es aconsejable que ambos miembros de la pareja comuniquen sus preferencias sexuales e intenten comprender las del otro y, en última instancia, satisfacerlas.  Habrá con que ser respetuoso con las diferencias en este sentido así como evitar prejuicios y emitir juicios hirientes.

Dedica tiempo al sexo.  Disfruta de las caricias y de los juegos amorosos, no dejando, así que el coito ocupe toda la esfera sexual en la pareja. Para ello, olvídate del reloj y de las obligaciones diarias cuando vayáis a tener intimidad.

Los niveles de autoestima influirán en las relaciones. Por tanto, será muy positivo el intercambio de halagos y las declaraciones de amor mutuas.

No dejes que la monotonía haga del sexo algo aburrido y predecible. Cambia de lugar, de posturas, incluye juegos eróticos o prendas que puedan sorprender a tu pareja.

Actualmente, debido al uso masivo de Internet es preciso alertar acerca de loas peligros de practicar sexo por internet. Según el informe Griffin-Shelley, es adictivo y compulsivo, puede resultar perjudicial de cara al bienestar laboral y, sin duda, deteriora las relaciones familiares.

Al final, se trata de buscar una sexualidad plena dentro de la pareja a través del mantenimiento de una relación abierta, directa, sincera. Es frecuente que una vez se introducen variaciones, la satisfacción a corto plazo dé paso a situaciones conflictivas. Además, han de asumirse los riesgos propios de la promiscuidad y protegerse de ellos.

De modo, que será importante disponer de información acerca de todo lo que rodea el mundo sexual. Si crees que no dispones de todo el conocimiento que debieras no dudes en acudir a personas de confianza con cierta formación  para preguntarle o a profesionales de las secciones de Planificación Familiar.

Por otro lado, en muy importante concienciar a los jóvenes sobre el mantenimiento de una sexualidad saludable y promover conductas responsables en este sentido. De manera que se tratará de una vía para poblar el mundo de adultos equilibrados sexualmente.

Categorías: Sexualidad