Psicología

Inicio Psicoanálisis Sexuación e Ideal del Yo

Sexuación e Ideal del Yo

Publicado por Betina Ganim


En el Seminario 5, Las formaciones del inconsciente, Lacan destaca, respecto del complejo de Edipo y la genitalización, dos cuestiones:


a) La cuestión de la maduración genital;


b) La asunción del sexo, por parte del sujeto. Esto es: que el varón asuma un tipo viril y la mujer asuma un tipo femenino. Dos posiciones asociadas al Edipo y al Ideal del yo.

lo real

En este último polo destacó lo que para Freud era el tema del ideal del yo, después puede haber muchos tipos de ideales, muchas formas de ideales, pero la relación decisiva de la constitución del yo en el Edipo es el ideal del yo sexual. La identificación al tipo viril o al tipo femenino.

Es un tema crucial porque es sólo hasta ahí que podemos hablar de eficacia en la sexuación del Edipo, en la constitución de una sexuación por identificación.

Les insisto con este punto porque después se habla mucho del ideal, el ideal político, del ideal futbolístico que sea -especialmente en clima de Mundial de futbol- , ideales profesionales, ideales familiares, etc., pero el núcleo del ideal en psicoanálisis es la constitución de la sexuación por el Ideal, cosa que para Freud se adjudica al resultado del Edipo.

Así que lo estudiaremos en la fase final del Edipo. Es decir, que si atraviesa el Edipo, el logro del Edipo, se sale castrado, se sale «quebrado», con las represiones que se les ocurran; pero si se sale, se sale con una identificación sexual. Eso está puesto, entonces, en el ideal del yo.

Por supuesto que también se decía, y se dice, aunque menos, que si el Edipo no anda, uno empieza a oír voces o a fijarse en un objeto fetiche, por ejemplo. Por eso ha tenido que ver también con el papel que cumple en la constitución de la realidad, en lo que llamamos «la realidad normal.»

Otro polo tenía que ver con los enigmas del superyó. En Freud, en su teoría del Edipo, el superyó es el heredero del Complejo de Edipo, viene vía paterna.

Pero la clínica hizo surgir el tema del superyó materno. ¿Es edípico el superyó materno? ¿No es edípico? ¿Puede provenir realmente de la madre? ¿Cómo conciliar eso con la idea de Freud?

Bien, lo que Lacan hace al revisar todo esto es que él tiene la pretensión de resolver todos estos embrollos, ajustando las cuerdas de la «metáfora paterna»

En el punto 2 d ella clase IX de dicho Seminario, Lacan que ahora comenzará a desarrollar el tercer polo al que se refirió antes: la función del Edipo y la sexuación.

EPodemos en este punto situarnos en el año 2014 y reconocer que esa era la orientación, la pregunta y el enfoque de cualquier psicoterapeuta, psicoanalista de la época. Y por esto que nos quedó de Freud, atender, preguntar y ubicar la clave fundamental: el Padre.

Hay que reconocer que se toman los datos de los relatos que se refieren al padre de la realidad. Y eso rige hasta hoy en día. Toda una desviación del psicoanálisis al ambientalismo, de lo que ya les he hablado varias veces en este mismo blog, pero que sin embargo se sigue verificando, cada vez.

FUENTE: LACAN, J. Seminario 5, Las Formaciones del Inconsciente. Ed. Paidós.

Categorías: Psicoanálisis