Psicología

Inicio Psicoanálisis Ideal del yo, imagen y significante

Ideal del yo, imagen y significante

Publicado por Betina Ganim


Si volvemos al post anterior nos detenemos en el ejemplo del ideal «azafata» que les daba como ejemplo (para demostrar cómo se unen imagen y significante (imagen-significante). Y nos detenemos ahí para preguntarnos si con el tema del fetiche podemos ubicar lo mismo. Es decir, ¿cómo ubicar esa imagen y esa imagen significante en el fetiche? ¿Ahí estamos o no estamos en el ideal del yo?

amar y ser amado

Bien, podemos decir que que por un lado tenemos la noción de fetiche.
En el ideal del yo, lo que viene de allí es todo narcisístico. Es una cosa que explica cómo se sostiene el sujeto en sí.
En cambio en el fetiche es para explicar cómo se produce la sexualidad, otra libido, la libido sexual.

Pero de todos estos problemas sobre del concepto del «ideal del yo», ya Freud mismo decía que depende de una identificación a un rasgo. Y es como si Lacan dijera que esto no lo puede resolver sin la teoría del significante…

Eso lo tenemos de un lado; pero si lo llamo ideal del yo es porque Freud dice que gobierna otra cosa que es toda la pasión narcisística, o sea las imágenes que hacen funcionar todo ese cuerpo. El falo, ¿qué estamos discutiendo? Que lo puedo situar, o que nombra así un objeto imaginario libidinizado, pero resulta que funciona indicando la falta, la diferencia de los sexos: quién lo tiene y quién no lo tiene; se vende, se compra… Entonces es una imagen que ha sido «sellada» por algún significante.

Pongamos el ejemplo de una moneda. Una moneda de oro, una moneda de oro guapísima, brillante… ¡Mírala! Eso es difícil de explicar sin imaginario. Esto por supuesto que nada tiene que ver con un frío talón que diga lo mismo… Es que yo soy coleccionista de monedas. Pero la moneda de oro no es nada si no tiene un sello que se le inscribió, que es puramente simbólico. Si me das el sello solo, puedo incluso saber que tiene el mismo valor, pero no puedo hacer como el Tío Rico, hacerme una pileta y nadar en monedas de oro… Bueno, está bien, necesitas monedas de oro… pero a la vez tienen esas monedas tienen que tener una parte significante que les da su valor. Si le saco la marca significante, no me sirve.

Ahora bien, el significante puro o en su versión más simbólica, tampoco. Ese era el debate en la época que estamos del Seminario 5 de Jacques Lacan. Y todo el debate lo tenemos en torno a la noción de falo, a la noción de fetiche, de ideal del yo, y en todas las nociones que quieran…

Tenemos entonces en esas clase del Seminario 5 de Jacques Lacan, el ejemplo de la psicosis, que solamente nos va a proveer ejemplos de cómo una imagen le es significante y cómo el significante le es una imagen. Más bien va a dar más ejemplos vinculados a esto.

FUENTE: LACAN, JACQUES. EL SEMINARIO DE JACQUES LACAN, LIBRO 5, LAS FORMACIONES DEL INCONSICNETE

Categorías: Psicoanálisis