Psicología

Inicio Psicoanálisis Imagen especular y significante

Imagen especular y significante

Publicado por Betina Ganim


Hoy seguiremos con la clase III del Seminario 10 (La Angustia) de Jacques Lacan. Esta clase lleva el título «Del cosmos al unheimlichkeit». Bien, Lacan empieza haciendo referencia a esto de lo que ya venía hablando: la diferencia con Hegel respecto de la concepción del deseo. Parece que le han hecho esta pregunta e insisten en que articule algo de la relación de la imagen especular (tal como la había planteado en su Discurso de Roma) con el significante.La relación entre lo imaginario y lo simbólico.

los n del p

Comenta Lacan que parece que en este tema hay un hiato, un corte, una escición. Y es justamente ahí, dice, donde está la respuesta que se espera de él, y que pretende responder. Dice que lo hace de mejor gana aún ya que es ahí donde tenemos el camino de lo que nos va a describir este año, en ese seminario.(año 1962-1963): la angustia. Es justamente la angustia la que nos permitirá vlver a asar por esa articulación que se le requiere(entre imagen especular y significante) Y si dice «volver a pasar» es porque los que están presentes lo siguen ya de unos años y tienen una idea para llenar tal hiato, y hacer funcionar ese corte del que nos habla.

Se refiere Lacan, en este punto, as us «antecedentes», aquello que planteabva antes del famosos Discurso de Roma ene l que él plantea la cuestión d ela lógica significante, del inconsicnete estructurado como un lenguaje. Antes de ese axioma tenemos su tesis psiquiátrica, a la que nos recomienda leer si aun no lo hemos hecho. Por esa misma época tenemos su articulación del Estadio del Espejo (al que me he referido ya varias veces en este blog) y de lo imaginario. Ahora bien, él plantea que nos e tarta de dos tiempos de su enseñanza. Y la prueba está que en esos tiempos él ya había de alguna manera trenzado estos dos registros (imaginario-simbólico)

Laca justifica de alguna manera el silencio que se hizo luego de aquella publicación sobre la causalidad psíquica, ya que se necesitaba de un tiempo para que esas palabras que Lacan pronunció al respecto pudieran ser «digeridas» por esos oídos que costaba que se abrieran…Las reacciones que produjeron sus palabras fueron «ambivalentes», aunque, dice Lacan, esta palabra dice poco, ya que ene sos tiempos de post guerra, los comunistas, dieron muestras de reacciones del estilo del «farisaísmo». Este término Lacan lo utiliza advirtiendo que su uso para nada tiene que ver con algo despectivo, como s elo suele usar.

Ese farisaísmo comunista que reinaba en el mundo de la psiquiatría francesa de aquella época, tendía más bien a asegurar que ciertos hábitos y costumbres, ya sean buenas o malas, tuviera como orden establecido su confort y seguridada. Digamos que Lacan pronunció aqueelas palabras ante este tipo de oídos. Por lo que Lacan prefirío hacer cierto silencio y hacer penetrar su discurso en el medio analítico. En este punto, nos dice, prefiere ahorrase lo que pasó luego, pero si esto nos hace ir a este texto «Acerca d ela causalidad psíquica», es que veremos que eso de lo que nos hablára en esta clase, ya estaba allí articulado: lo imaginario y lo simbólico.

FUENTE: LACAN,J.EL SEMINARIO DE JACQUES LACAN, LIBRO 10, LA ANGUSTIA. ED. PAIDÓS.

Categorías: Psicoanálisis