Psicología

Inicio Psicología Cognitiva Lucha contra tu fijación funcional

Lucha contra tu fijación funcional

Publicado por María Gómez

Presentamos, hoy, un concepto conocido y experimentado por la mayoría de las personas. ¿Para qué sirve un tenedor? Inmediatamente, viene a cabeza que un tenedor sirve para comer. Una verdad innegable, pero ¿alguna vez lo has utilizado para realizar otra actividad? Probablemente,no. Cuando termines de leer este artículo, esperamos que comiences a mirar todas las cosas que te rodean con una visión más amplia y original.

fork-977505_1280

El hecho de que nos cueste trabajo dar un uso a objetos distinto al convencional, se conoce como «fijación funcional» y es la gran enemiga de la creatividad, pero afortunadamente, tiene remedio, siempre que estés dispuesto a producir el cambio necesario. Además, pronto notarás los beneficios de desterrar esta costumbre porque tu manera de abordar las soluciones a los problemas será más provechosa y eficaz.

Desde que nacemos, nuestro cerebro se va maleando a medida que se incorporan experiencias. Si cada referente sólo está relacionado con una función el cerebro se acostumbrará a pensar de este modo. Igualmente, cada idea, creencia o pensamiento se incorpora a nuestros conocimientos previos, lo que favorece más todavía el anclaje. Por tanto, le resultará difícil crear pensamientos frescos. Por consiguiente, para contrarrestar este efecto, tendremos que esforzarnos en practicar la creatividad y modificar la percepción de los objetos como algo abierto e infinito. Empieza por incorporar a tu rutina diaria juegos que te obliguen a buscar usos de objetos diferentes para los que fueron inventados.

Además de producir diferentes conexiones en tu cerebro, la diversión está prácticamente asegurada. En breve periodo de tiempo, tu potencial innovador se disparará derivando en nuevas contingencias a todos los niveles de la persona.

Procura entrenar el pensamiento divergente, aquel que se aleje a de la normalidad. Experimenta, prueba, plantea analogías o juega a decir palabras al revés. Quizá introducir algún cambio mañana en el trayecto que repites día tras día hacia el trabajo o la universidad, logre producir en ti nuevas sensaciones. Existen multitud de maneras de funcionar en las actividades del día a día, sólo tienes que elegir alguna sobre la que actuar diferente e intentarlo a diario. Este hábito acaba convirtiéndose en una costumbre, y esta costumbre termina por ser parte de ti.

Abandona el mundo de los ciegos y súmate a los visionarios que reformulan antes de tirar la toalla ante cualquier adversidad. A veces, huir del sentido común nos conduce hacia nuevos caminos inexplorados anteriormente por esa barrera impuesta inconscientemente. Estás a un paso de ser tú quien aporte el punto diferente.

A nivel social, muchos de los problemas que surgen en las sociedades actuales se verían solucionados, al menos en parte, si se eliminara la fijación funcional de ciertos aspectos y se miraran las situaciones desde otro ángulo, incluso desde otro plano. Se llegarían a conclusiones y soluciones muy interesantes. Sin embargo, curiosamente, si se incentivan estas soluciones se contaminan los modos de proceder y se reducen las ideas innovadoras. Cuanto menos, es paradójico. Ésto nos sugiere que la esencia misma de la creatividad ha de ser pura, incorruptible.

 

 

 

Categorías: Psicología Cognitiva