Psicología

Inicio General, Psicología Cognitiva Lucha contra el envejecimiento cerebral

Lucha contra el envejecimiento cerebral

Publicado por María Gómez

Pasan los años y nuestro cuerpo va perdiendo facultades: se ralentiza el metabolismo, disminuye la flexibilidad, los huesos se van resintiendo, entre otros desgastes. Igualmente, nuestro cerebro va sucumbiendo al paso del tiempo. La buena noticia es que tenemos el poder de desacelerar el proceso de envejecimiento. Mantenernos activos a todos los niveles impide que se oxiden las células y que dejen de funcionar correctamente.

brain-951847_1280

Cuidar de nuestra salud también es prevenir. Para ello, hoy ofrecemos algunas pautas para mantener nuestro cerebro en alerta, abierto siempre a nuevos aprendizajes, dispuesto a ejercitarse a cualquier hora y en cualquier lugar. Por supuesto, esto también es aplicable al funcionamiento corporal. Hablamos del cuerpo humano como un todo cuyas partes se suman.

Es importante mantenernos atentos a lo que estamos haciendo en este momento. Si nos concentramos en la tarea que tenemos entre manos, estamos activando nuestro cerebro promoviendo las interconexiones neuronales.

No dejemos nunca de aprender. Estar sedientos de aprendizajes nos convierte en seres más curiosos, interesados en ampliar competencias. Para ello, se pueden analizar las noticias del periódico, leer revistas, libros, artículos de divulgación. También es aconsejable aprender a manejar nuevos utensilios, incluidos los tecnológicos, o adquirir capacidades relacionadas con trabajos manuales y artesanos como pintar, coser, hacer punto, etc. Los ejercicios mentales como pasatiempos, jugar a las cartas o juegos de estrategia como sudokus o , son muy útiles para este menester, aunque el máximo rendimiento vendrá marcado por la variedad. Se comienza a animar a adultos a colorear como estrategia antiestrés y de entrenamiento para favorecer la concentración.

Meditar es otra práctica que aporta mucha energía cerebral. Intentar controlar el pensamiento o repetir de manera consciente mantras son actividades que permiten conservar la materia gris por más tiempo. Además, esta tarea se encuentra en el polo opuesto del estrés y de la ansiedad, lo cual redundará un estado mental más saludable.

Intenta llevar una alimentación equilibrada y una vida libre de sustancias nocivas como el alcohol o las drogas ya que precipitan el deterioro cognitivo. No escatimes en el consumo de frutas y verduras.

Prueba diferentes caminos cuando salgas de paseo o a hacer recados. No te conviertas en un autómata que hace siempre lo mismo porque entonces tu cerebro dejará de trabajar para buscar referencias u orientarse. Además, yendo por otro lado descubrirás nuevos rincones, nuevos entornos. Sorprenderse no tiene edad y despeja la mente.

Intenta conservar cierta actividad social de calidad. Quedar con amigos, conocer gente nueva, pasar tiempo con la familia o colaborar como voluntario con alguna organización son acciones relativamente fáciles de llevar a cabo y que tu cerebro agradecerá sin lugar a dudas.

Obviamente, la clave radica en ser activo, en no dejarnos envolver por actividades pasivas que aletargan nuestra mente. Marcarse objetivos diarios nos empuja a actuar para alcanzarlos. La diversidad en lo que hagamos obliga a nuestro cerebro a reorganizar información, rescatar datos, recordar conocimientos previos. No caigas en el ostracismo mental, aléjate de la apatía y tu cuerpo y tu mente seguirán manteniendo el pulso firme contra la sombra del envejecimiento.

Categorías: General, Psicología Cognitiva