Psicología

Inicio Psicología Laboral El Feng Shui en el Trabajo

El Feng Shui en el Trabajo

Publicado por Malena

Tiempo atrás no se solía relacionar la productividad con las condiciones ambientales del lugar del trabajo, pero actualmente las empresas están tomando seriamente en cuenta tanto la eficacia de la iluminación como la disposición de cada escritorio para mejorar el rendimiento de su personal.

El ámbito laboral es un factor importante a la hora de cuidar los recursos humanos, porque es un elemento que ayudará al bienestar del personal y favorecerá su rendimiento.

el-feng-shui-y-el-trabajo

Luego de una investigación realizada en 2008 por una consultora española, se llegó a la conclusión, que la productividad puede aumentar un 20% si se optimizan las condiciones ambientales de los trabajadores

Actualmente las empresas están propiciando los espacios abiertos para fomentar la comunicación y favorecer el trabajo en equipo, de manera de hacer sentir tan cómodos a sus empleados, como si estuvieran en su casa.

Los arquitectos están utilizando elementos decorativos de distinto tipo para separar las oficinas, tratando de evitar los tabiques divisorios que aíslan al sujeto y le exige tener que levantarse o utilizar el teléfono o la computadora para conectarse con los demás.

Los expertos se han dado cuenta, contrariamente a lo que se supone, que favoreciendo las relaciones interpersonales mejora también la calidad del trabajo.

Nicolás Pierry, psicólogo ambiental y maestro en Feng Shui, recomienda que es mejor que la pared esté detrás del escritorio, el cual deberá tener también un buen respaldo, para proporcionar una sensación de seguridad al empleado, y que luego, todo lo demás esté dispuesto al frente.

La disposición de las ventanas también es importante, debiendo encontrarse en lugares donde sea posible verlas con facilidad, permitan gozar de la luz natural y poder ver espacios abiertos, brindando la oportunidad de un descanso visual y reparador, lo cual mejorará la eficiencia en el trabajo y diminuirá los niveles de ansiedad.

El Feng Shui propone que el ambiente cuente con los cuatro elementos, el agua, el aire, el fuego y la tierra, dispuestos armoniosamente, ya sea en forma natural o simbólica, como por ejemplo los espejos que representan el agua.

Confirman los expertos, que elementos como el orden, los detalles naturales, la armonía y los colores son factores importantes que inciden para que la gente rinda al máximo en su trabajo.

Si la vista desde los ventanales sólo permite ver paredes o el alocado tránsito urbano, es conveniente colocar láminas de paisajes en las paredes para el descanso y el goce visual.

La buena luz aumenta la secreción de cortisol y mantiene a la persona en estado de alerta.

Hay que evitar el amontonamiento de papeles y carpetas apiladas y desordenadas a la vista porque entorpece no solamente la libre circulación y los movimientos sino que también atrasa la consolidación de los proyectos.

Se recomienda mantener ordenada las oficinas y guardados los elementos que no se necesitan para poder disfrutar de un espacio libre de estorbos que agobian y obstaculizan el trabajo.

Pierry sugiere los colores blancos y grises que son los que simbolizan el metal y que favorecen la agudeza a la hora de pensar.

En Europa estos cambios ya forman parte de la organización de las empresas, porque reconocen la importancia de la relación entre el diseño ambiental y la productividad, aunque este requerimiento demande una mayor inversión.

En los países altamente desarrollados, donde están acostumbrados a pensar a largo plazo, saben que a la larga será una inversión que se traducirá en una mayor productividad y mayores ganancias, que harán posible mejorar los sueldos del personal y su calidad de vida.

Fuente: El Mercurio/GDA, Chile, Oficinas con Feng Shui, artículo de Victoria Reyes y Bernardita Serrano, publicado en La Nación, Sección Empleos, 2009.

Categorías: Psicología Laboral