Psicología

Inicio Psicología Laboral La Felicidad Laboral

La Felicidad Laboral

Publicado por Malena

Primera parte

El trabajo tiene que ser fuente de felicidad porque es el lugar donde la gente pasa gran parte de su vida.

Un grupo de psicólogos norteamericanos está realizando investigaciones para intentar descubrir cuáles son los factores que inciden para alcanzar la felicidad en el trabajo.

Se ha detectado que las emociones positivas se contagian y que los equipos que experimentan más emociones positivas cooperan más entre sí y tienen un mejor rendimiento.

Por otro lado, el sentido del humor ha demostrado ser un factor que mejora la comunicación y la cohesión de los empleados, aumenta la satisfacción personal, la productividad y la creatividad; y que todos los mecanismos que producen insatisfacción laboral hay que evitarlos porque se oponen al bienestar de los empleados y atentan contra el buen desenvolvimiento de la empresa y que felicidad y trabajo no tienen que ser conceptos opuestos sino complementarios.

Los estudios que lleva a cabo la reciente orientación en la ciencia de la conducta denominada Psicología Positiva, realizados por los psicólogos Martín E.P.Seligman, de la Universidad de Pensilvania y Mihály Czikszentmihalyi de la Universidad de Claremont, suponen observar al ser humano no solamente desde la enfermedad sino también desde la felicidad y el optimismo.

La Psicología positiva aplicada al ámbito laboral, trata de analizar qué es lo que los trabajadores y las empresas pueden hacer para lograr un mayor bienestar en el trabajo.

El término felicidad no se refiere únicamente a un estado anímico placentero sino también a la sensación de bienestar que genera desarrollar el propio potencial y tener la oportunidad de ser creativo y de cumplir un propósito personal que al mismo tiempo sea beneficioso para la organización.

Sentimientos de prosperidad y pasión armoniosa son los conceptos que se están utilizando actualmente en este ámbito de investigación, además de la necesidad de que los empleados mantengan una visión positiva hacia su trabajo y se sientan bien haciéndolo.

Las personas tienden a contagiarse del estado anímico predominante en un grupo. Este es un proceso rápido e inconsciente y se puede explicar gracias al avance de la neurociencia.

La transmisión de las emociones de una persona a otra se relaciona con las neuronas espejo que son un grupo de células que se activan cuando se realiza una acción repetida o cuando se observa a otros haciéndola.

La satisfacción laboral es el estado emocional positivo que se logra a partir de la evaluación que una persona hace sobre sus experiencias laborales, que incluye la identificación con los objetivos y valores de la empresa y el deseo de formar parte de ella.

El trabajo pasa a ser parte central de la identidad del individuo y un motivo importante de autoestima; lo que lo hace sentirse impulsado a dedicar su energía y buena disposición a la organización donde se desempeña y tomar su tarea con entusiasmo y como un desafío, teniendo la sensación de que la jornada laboral se le hace breve.

De esta manera el empleado se puede concentrar en la tarea y sentirse entretenido haciéndola; y darse cuenta de que es una oportunidad para aprender y desarrollarse.

Se llega a logra de esta forma sentir afecto por la organización porque genera placer y permite realizar una actividad que agrada y que se desea; sentirse vital y útil y creer que esa actividad permite el crecimiento personal y que a la vez hace posible mantener la armonía en otras áreas de la vida.

El trabajo comienza a afectar a un individuo principalmente cuando es excesivo y superior a sus fuerzas y le genera estrés.

Otros factores que suelen producir malestar laboral son: la falta de comunicación con los superiores, un salario inapropiado, condiciones de trabajo inadecuadas, falta de reconocimiento e incentivos y ausencia de liderazgo eficaz.

(continúa segunda parte)

Categorías: Psicología Laboral