Psicología

Inicio Psicología Laboral Estrés Laboral

Estrés Laboral

Publicado por Malena

El tiempo, que es por donde transcurre la vida, es un contratiempo

El trabajo es parte de la vida y contribuye a la realización personal. Pasamos la mayor parte de la vida en el trabajo, por lo tanto es necesario que las tareas que tengamos que desempeñar nos brinden satisfacciones, un ambiente cómodo, buen trato y un clima armonioso.

Estrés Laboral

Aunque los ingresos son importantes, las encuestas revelan que la gente prioriza más el trabajo que hace que lo que gana, porque no hay dinero suficiente para pagar una tarea que a una persona no le resulte de su agrado.

Pero todos sabemos que la diversidad de los intereses que existen hace que podamos encontrar personas que estén dispuestas a hacer cualquier trabajo si les gusta.

En una gran ciudad se puede acceder a una gran gama de actividades, y cuanto más específica sean las tareas a realizar habrá más probabilidades de conseguir buenas remuneraciones si se cuenta con la habilidad adecuada.

El hecho de vivir en grandes urbes crea muchas necesidades que no existen en las pequeñas comunidades, condición que obliga a sus habitantes a priorizar sus ingresos en detrimento de su satisfacción laboral.

Las necesidades que crean los grandes conglomerados urbanos hace que los jóvenes elijan carreras que no les interesan y para las que generalmente tampoco tienen las aptitudes necesarias, con tal de tener todo lo que tienen los demás.

El estrés laboral puede surgir cuando una persona elige hacer algo que no es adecuado para su personalidad, no se ajusta a sus intereses y cuando tampoco tiene las aptitudes para cumplir con los requerimientos que corresponden.

El sufrimiento psíquico y orgánico que produce el estrés se relaciona con la personalidad. Si alguien tiene rasgos obsesivos es probable que asuma su trabajo con excesiva responsabilidad y se exija más de lo que puede, con la consecuente frustración si no cumple con sus propósitos.

El estrés se produce cuando el querer y el poder están disociados. Se quiere hacer algo pero no se puede, y esta falta de discernimiento mantiene un permanente estado de frustración y depresión.

El hecho de querer hacer algo que supera las posibilidades tiene otras motivaciones, además de los beneficios económicos.

A veces es una actitud competitiva, hacer más que los otros para mejorar la imagen y superar estadísticas y de ese modo destacarse, sin darse cuenta que ese esfuerzo produce estrés.

Querer ser diferente a los demás para conseguir un cargo de jerarquía que a su vez traerá mayores responsabilidades y mayores presiones también produce estrés; porque cuando la pirámide se achica los competidores son menos pero más feroces y es más difícil mantenerse.

Hay empresas que otorgan incentivos a sus empleados por la rapidez en la realización de una tarea. En ciertos supermercados controlan la velocidad de las cajeras en forma automática, las cuales reciben un premio según la cantidad de artículos que se registren en las máquinas que operan.

También algunas empresas de transporte de pasajeros otorgan incentivos por la menor duración de tiempo de los recorridos, que la mayoría de las veces no se puede cumplir por la gran concentración del tránsito; produciendo estrés a los conductores, que pierden el sentido de sus prioridades e ignoran las paradas de pasajeros para llegar primero.

Estos trabajadores son presionados por sus empresas con un doble mensaje contradictorio, llevar la mayor cantidad de pasajeros en el menor tiempo posible.

Los profesionales de la salud que trabajan en instituciones, la mayoría de las veces no perciben sueldo sino un arancel ínfimo por afiliado, que los obliga a limitar la consulta a sólo diez minutos.

Esta forma de atender a un paciente produce estrés al profesional que no puede hacer un diagnóstico y también al paciente, que se da cuenta que no puede ser escuchado como corresponde y resolver su problema.

Lejos de mejorarse los pacientes se pueden llegar a agravar, al añadir el estrés que le produce la impotencia de no ser atendido el tiempo necesario, y además lo obliga a hacer varias visitas en lugar de una sola, por lo que cual lo que se ahorra la institución en tiempo de atención lo gasta en cantidad de entrevistas.

Sentirse en un callejón sin salida produce estrés, pero pensar así es un error porque siempre hay una salida, que depende sólo de nosotros.

Categorías: Psicología Laboral

11 comentarios para “Estrés Laboral”


  • ana maria ciafardini junio 26, 2008 a las 7:31 pm

    hola…me interesò mucho este artìculo,màxime que yo estoy atravesando por las consecuencias del stress laboral,por el «abandono» mèdico (producto de esto atravese otra consecuencia extrema).me interesaria leer mas sobre el tema,pero desde el lugar del enfermo…
    en particular este articulo es muy bueno…la realidad es tal como la muestran

  • Hola Ana María, lamento que hayas tenido una experiencia laboral que te haya provocado estrés. El estrés baja las defensas y se pueden contraer enfermedades, provoca depresión, falta de concentración y de memoria, y cuesta mucho superar el estado de decaimiento del ánimo.
    A veces es la bisagra que necesitamos en nuestra vida para cambiar el rumbo. un beso, malena

  • ana maria. ánimo yo vengo saliendo de una depresión por un tema laboral, cuesta, pero sales adelante, busca ayuda profesional y verás como de apoco te irás sintiendo mejor.

  • hola lo que sucede es que voy a dictar una charla de estres laboral en la universidad y quisiera aplicar un test a los profesionales … cual me recomiendas

  • Estoy convencido que tengo estres laboral, y responsabilizo de ello al trabajo en si ya que organisativamente es lamentable y estoy muy sobreexigido. He pasado 30 hs continuas durante fines de semana, y durante la semana el horario habitual, con reiteración dentro de la misma semana de 22hs de trabajo continuo nuevamente. Estoy con tratamiento Psiquiatrico y psicológico por un aparente ataque de pánico antes de ir al trabajo. Sin embargo estoy atemorizado por pensar en que tendré que volver a trabajar en las mismas cirscunstancias que me llevaron a esto. Que puedo hacer, me pregunto???.
    Gracias!!

  • Hola Gerardo, el estrés es causa de enfermedades graves, incluso puede llevar a la muerte. No puedes seguir así, no necesariamente tienes que volver a lo de antes, pero si así fuera, tendrías más tiempo para capacitarte en otra cosa y salir de esa encrucijada. Piensa en positivo, un beso, malena

  • hola male! que hay que hacer cuando el trabajo te absorve la vida por completo? y no se tiene ganas para otra cosa por que te quita todas las energias? y dejar de trabajar no se puede y bajar el ritmo tampoco! gracias!

  • hola Romy, yo pienso que el trabajo es salud cuando hacemos lo que nos gusta. Se convierte en una pesadilla cuando no es un trabajo para nosotros y lo hacemos por obligación. Lo mejor es repensar si estás conforme con tu trabajo y si no estás conforme corregir ese tema si puedes, yo creo que se puede.
    Nosotros siempre tenemos el control de nuestra vida, hay que darle a cada cosa su tiempo y ser firme en esto, no se puede vivir solo para una cosa. un beso, malena

  • gracias male por tu pronta respuesta!!!!!!!!!!!!!!!!

  • titina.openid.es/ junio 25, 2009 a las 1:31 pm

    Hola Malena. Actualmente Trabajo como secretaria en un servicio medico publico desde hace 1 año, es decir; trato con todo tipo de publico. Aqui la gente hasta me insultan y me dicen hasta el mal del que voy a morir, por cosas que escapan de mis manos como el tiempo de espera, que el Doctor no asistio a la consulta y cosas asi… ganandome enemigos gratuitamente (La mala de la pelicula, jaja) Debido a esto siempre ando a la defensiva, estresada y hasta se me ha subido la tension arterial considerablemente. Anteriormente trabaje en un banco por 3 años y fue lo mismo!. Ya estoy cansada de esto, no me gusta. Creo que lo mio no es trabajar con publico, sera que soy muy sensible o no se manejar la situacion. Que consejo me darias? Gracias!

  • Hola Titina, trabajar con público o atender el teléfono son trabajos insalubres. Diría que ya tienes suficiente como para cambiar de rumbo, pero antes de dejar busca otra cosa y si puedes capacítate antes para tener más posibilidades laborales, un beso, malena