Psicología

Inicio Psicología Social La Comunicación es un Sistema

La Comunicación es un Sistema

Publicado por Malena

Las leyes mecánicas de la física de causa y efecto no suelen funcionar en las relaciones humanas del mismo modo que con los objetos inanimados, porque éstas son muy complejas.

Es difícil predecir una conducta porque las personas reaccionan ante otras personas según el tipo de comunicación que establezcan con ellas.

La experiencia nos sirve para saber lo que tenemos que hacer a cada momento y el problema aparece cuando sólo captamos un solo lado de las cosas.

la comunicación es un sistema

En términos de la PNL, las relaciones forman un bucle y prestar atención a sólo un aspecto de ese bucle no permite tener una percepción total de la situación; porque nuestra conciencia es limitada y sólo puede percibir pequeñas partes del bucle de la comunicación.

Si sólo se presta atención al contenido de la comunicación y se deja de lado el contexto y la relación en sí misma, tendremos solamente un conocimiento parcial de los hechos y de las experiencias.

Un mejor conocimiento del sistema completo de una comunicación le otorgará el verdadero significado.

Las creencias, las convicciones, los pensamientos y los valores forman un sistema; y cuando cambia uno de estos elementos puede producir un gran efecto y generar cambios en la comunicación.

Sabemos que una palabra oportuna puede cambiar una vida y que un recuerdo falso puede alterar la mente.

La característica de los sistemas es que un pequeño cambio bien orientado puede producir cambios muy notables; por esta razón es necesario saber bien hacia dónde dirigir el impulso.

El voluntarismo sin dirección es inútil porque se gasta energía sin ningún resultado.

Para cumplir las metas no tienen que existir dudas y también es necesario considerar el impacto que causarán nuestras decisiones a nuestro alrededor.

No contemplar estas razones puede hacer que los resultados de nuestros esfuerzos también se obtengan en forma de bucles.

Es necesario actuar con el corazón y con la razón, teniendo en cuenta el equilibrio de las relaciones que interactúan con nosotros.

Una mente equilibrada da lugar a relaciones con el mundo exterior también equilibradas.

La familia es un sistema de relaciones que tiene que estar equilibrado.

No se trata de un grupo de personas con problemas individuales; ya que cada uno de sus miembros con su forma de actuar y de comunicarse puede contribuir a recuperar, mantener o a romper el equilibrio.

La terapia efectiva es la que puede detectar el factor que hay que cambiar para mejorar la relación en un grupo.

Siempre la mejor forma de cambiar a otro será cambiar uno mismo, porque el problema está en el vínculo.

No es necesario un cambio muy grande, porque en un sistema complejo un cambio pequeño puede tener grandes efectos.

La magnitud del cambio depende de cada miembro, porque un cambio en uno de ellos puede no tener ninguna consecuencia, pero un pequeño cambio de otro puede provocar grandes efectos.

La PNL toma modelos de todas las teorías psicológicas y elabora patrones básicos, ya que el cerebro humano es igual en todas las personas.

Se aprende más de los errores que de los éxitos y menos aún de la información útil que otros nos proporcionan.

La gente prefiere tener su experiencia propia y actuar por ensayo y error. De esa manera se va aproximando a sus metas pasando en ese aprendizaje, de la incompetencia consciente a la competencia inconsciente.

Este es un modelo general de acción para llegar a ser más eficaz y lograr que los errores sean útiles para capitalizarlos como información para alcanzar objetivos.

La PNL se ocupa de la mejor manera de aprender cualquier cosa, la forma más rápida y efectiva empleando lo que sucede de manera natural y sencilla y pasando del fracaso a la información útil.

Fuente: “Introducción a la PNL”, Joseph O´Connor, John Seymour, Urano, 1995.

Categorías: Psicología Social