Psicología

Inicio Psicoanálisis, Psicología Clínica, Psicología Social Violencia de género: denuncias y deconstrucción.

Violencia de género: denuncias y deconstrucción.

Publicado por María Fay

Desde hace algunos años comenzó a visibilizarse la cuestión de género  y a especificarse la particularidad de la violencia en estos casos.

Gracias a las organizaciones sociales, cada vez hay más recursos judiciales e institucionales para contener a las víctimas de abusos.

El objetivo es, como muchos colectivos hoy lo describen, el de deconstruir ciertos conceptos preestablecidos y naturalizados que mantenían invisibilizadas muchas formas de violencia de género.

Por lo cual, es fundamental comprender de qué se habla al referirnos a este tipo de violencia, qué implica la deconstrucción de ciertos roles sociales y cómo funciona el mecanismo psicológico de las víctimas en estos casos.

En primer lugar, desde la psicología distinguimos sexo de género. El sexo está ligado a ciertas características orgánicas y el género es un conjunto de atributos y rasgos construidos socialmente.

Durante mucho tiempo se naturalizó la unión entre ambas considerando que a aquel/lla que tenía determinadas características orgánicas debía corresponderle indefectiblemente un género asociado.

Afortunadamente, hoy sabemos que esto no es así. La identidad de género es un proceso muy complejo que se construye a lo largo del desarrollo. No es algo dado de hecho.

A raíz de esto, decimos que Violencia de Género, es todo tipo de violencia que se ejerce por el mero hecho de que la víctima sea de un sexo o identidad de género determinado. Así, y siendo estadísticamente las mujeres las que mas lo sufren, se trata de situaciones en donde se ejercen relaciones de poder y la mujer queda ubicada en inferioridad de condiciones.

Violencia implica no solamente un daño físico. Implica en la victima un daño psicológico, manipulación, y/o coerción de sus libertades.

En psicología, sabemos que culturalmente los conceptos se construyen. Se crean y se establecen y que así como se han construido, se pueden deconstruir. Este, es un trabajo que al principio es sumamente difícil, y requiere de tiempo, insistencia e información para que se pueda lograr.

Comúnmente, vemos que la valoración de ciertas conductas socialmente no es la misma dependiendo del género al que pertenezca la persona que las lleva a cabo. La deconstrucción implica poder desarmar este tipo de conceptos creados en torno a ambos géneros. Implica poner en cuestión los supuestos roles y rasgos adjudicados al Varón y a la Mujer, y permitir que se establezca un modo de abordaje mas igualitario y justo.

Finalmente, debemos tener información respecto a cómo funciona psicológicamente la psiquis frente a lo traumático. Cómo reacciona una víctima de abuso, acoso o violación frecuentemente.

Por supuesto, no en todas las personas es de la misma manera, pero para comprender el motivo por el cual una víctima puede hablar de una vivencia traumática de este tipo muchos años después, debemos conocer mecanismos defensivos como la represión y la disociación.

Frente al trauma, suele ocurrir que la víctima reprima el suceso, o lo disocie. Esto implica, en mayor o menor medida, un aislamiento de ese suceso de la conciencia. Mediante estos mecanismo defensivos y como modo de protección, la persona sigue viviendo su vida con relativa “normalidad”, sin advertir ni tener presente dicho episodio. Desde la conceptualización freudiana se le “sustrae el afecto a la escena”. Puede ocurrir que nunca se concientice o que por tratamiento psicológico o por comentarios y denuncias de otra/os, el recuerdo comience paulatinamente  a aparecer en la conciencia.

Sin embargo, también la naturalización cumple una función en estos mecanismos. Muchas formas de violencia de género ni siquiera son percibidas o comprendidas como tales. La víctima se culpabiliza o intenta corresponder lo sucedido con modos de funcionamiento que considera esperables o comprensibles en una situación determinada. Esto dificulta aún mas el proceso. Esta es la razón por la cual los cambios que se están dando actualmente son tan importantes y la deconstrucción implica una necesidad en la sociedad actual.

Es fundamental la información respecto a estas temáticas, para no reproducir de manera automática modos previos de funcionamiento que hoy muestran, más que nunca, que invisibilizan cuestiones que ya no se pueden dejar a un lado.

Categorías: Psicoanálisis, Psicología Clínica, Psicología Social