Psicología

Inicio General Violencia de género en tiempos de confinamiento.

Violencia de género en tiempos de confinamiento.

Publicado por Lic. Maria V.

Como sabemos, en períodos de confinamiento, aquello que era un problema puertas para adentro, por lo general, se recrudece. Y, así como lo informan las campañas sobre violencia de género, este tipo de delitos experimentan un incremento en la situación actual.

Estar encerradas no es el mayor problema para muchas mujeres. El problema es estar aisladas y encerradas con su agresor. Y por este motivo, debemos concientizar y armar redes de contención y ayuda.

La violencia de género está creciendo a pasos agigantados. No hay dia que no tengamos una noticia de un femicidio en nuestro país. El confinamiento es literalmente una cárcel para mujeres que están sufriendo violencia.

El confinamiento suele implicar ansiedad, temor y enojo. Esto se traduce, por lo general, en mal humor e irascibilidad. Si pensamos en una persona con tendencias agresivas, agregados estos componentes emocionales, el resultado es explosivo.

Los agresores, que suelen tener muy baja tolerancia a la frustración y suelen querer tener todo controlado, aumentan su irascibilidad. La situacion actual los obliga a que muchos factores salgan de su control, a que mucha situaciones no resulten como las planeaban, y esto se transforma en un terreno peligroso, donde la violencia es alimentada una y otra vez. Lo único que creen que pueden controlar actualmente es a sus parejas, contra las cuales descargan su agresividad.

La situación de aislamiento es la que el agresor siempre busca. Tener a su pareja para él, a disposición, y con el menor contacto con el afuera posible. Por eso es fundamental atender a las necesidades de esas mujeres que, hoy poy hoy, están siendo presas del encierro y de la angustia. Por cuestiones externas, la pesadilla del encierro absoluto con el agresor se cumple.

Es muy importante que la cuarentena no termine favoreciendo males peores, (como hablamos también en relación a la tercera edad). El confinamiento tiene que ser cumplido pero, simultáneamente, se tienen que sostener, prevenir y auxiliar a los casos en los cuales este mismo confinamiento los pueda perjudicar. Estar atentos al cuidado de la salud mental, de la integridad física y de la seguridad de quienes la estén transitando.

Mientras muchos delitos han disminuido debido al confinamiento, la violencia de género sigue sosteniéndose, e incluso, recrudeciéndose, siendo registrados por lo menos 20 casos desde declarada la cuarentena.

Se ha denominado a la violencia de género como «la pandemia dentro de la pandemia», cuestión por la cual debemos atender a ambas problemáticas. Es importante estar al tanto de las campañas y la ayuda brindada por la línea 144, (que registra un incremento de demanda), y el uso de redes sociales como forma de estar conectadas y de pedir auxilio. 

Mientras muchos delitos requieren de salir al exterior para ser cometidos, la violencia de género es un delito que hace especial uso del «puertas para adentro». Sus victimarios, en muchos casos, buscan mostrarse socialmente correctos, mientras despliegan su agresividad en la intimidad del hogar. Por eso mismo, hoy más que nunca, debemos estar atentos a las consecuencias del confinamiento en estas problemáticas en particular, e intensificar y garantizar el cuidado de quienes estén en condiciones de vulnerabilidad.

 

 

Categorías: General